En qué estados de México tu auto va al corralón si no tienes seguro de autos

¿Temes que tu coche vaya a dar al corralón por no tener un seguro de autos? Conoce la pena en diferentes estados por esta infracción.

Recuerda que el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, así como los de cada entidad de la República, señalan que cuando un auto sea llevado al depósito o corralón, el agente debe indicar a la persona a dónde se llevará el vehículo, en caso de que esté presente. Además, es obligación del agente colocar sellos de seguridad en puertas, cajuela y cofre del auto a fin de proteger los objetos del interior del auto, mismos que deben ser revisados una vez que se entregue el vehículo.

En Chihuahua

Además de la multa de entre $640.24 y $960.36, en la Ley de Vialidad y Tránsito para el Estado de Chihuahua en su artículo 101, establece que los vehículos podrán ser retirados de la circulación por las autoridades de tránsito si estos no cuentan con la póliza de seguro vigente con cobertura de daños a terceros.

En la Ciudad de México

El Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México es muy claro. Si tu vehículo no tiene una póliza de responsabilidad civil vigente recibirás una multa que puede ir desde 20 a 40 salarios mínimos vigentes (es decir de $1,600.8 a $3,201.6).

Afortunadamente como propietario de vehículo particular tu auto no es enviado al corralón. Esta medida solo aplica para las unidades de transporte de carga y de transporte público de pasajeros.

En Estado de México

De acuerdo a la Gaceta del Gobierno del Estado de México del 24 de noviembre del 2015, la sanción por circular sin póliza de seguro de responsabilidad civil vigente es de una multa que va de los 20 a los 40 salarios mínimos. Aquí no existe el corralón.

En Jalisco

La Ley de los servicios de vialidad del Estado de Jalisco establece en su artículo 166 que en caso de no contar con una póliza de responsabilidad civil, se sancionará con una multa equivalente a 8 días de salario mínimo ($706.88).

En Nayarit

En este estado puedes ser sancionado con una multa de hasta 30 días de salario mínimo vigente ($2,650.8) si no cuentas con una póliza de seguro de auto vigente; según la Ley de Tránsito y Transporte del Estado de Nayarit.

En Nuevo León

En Monterrey si circulas sin seguro de responsabilidad civil vigente, podrás recibir una multa de entre 10 y 15 salarios mínimos vigentes. Los cuales son equivalentes a $883.60 y $1,325.4. Puedes encontrar esta información en el Reglamento de Vialidad y Tránsito del Municipio de Monterrey.

En Sinaloa

En Sinaloa, puedes recibir una multa de 5 a 8 salarios mínimos por circular sin el seguro de responsabilidad civil o que al menos cubra los daños a terceros. Podrías pagar como sanción a partir de $441.8 a $706.88.

En Tabasco

Según el Reglamento de la Ley General de Tránsito y Vialidad del Estado de Tabasco, circular sin seguro de responsabilidad civil hará que recibas una multa de entre 10 y 20 salarios mínimos ($883.60 y $1,767.20).

En Veracruz

En este estado, no contar con una póliza de responsabilidad civil te hará acreedor a una multa de 30 a 40 salarios mínimos vigentes (o bien $2,650.8 a $3,534.4). Esto de acuerdo al Reglamento de la Ley de Tránsito y Seguridad Vial para el Estado de Veracruz.

En Yucatán

Si vives en Yucatán y transitas sin seguro de auto, ten cuidado. Además de recibir una multa de entre 1 a 5 salarios mínimos; tu vehículo podrá ser inmovilizado por hasta 36 horas.

 

¿Qué compañías ofrecen seguros para autos de aseguradoras?

Cada año en el país se registran 2.6 millones de accidentes automovilísticos, de acuerdo con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de México ¿Te imaginas que algún día tuvieras un accidente automovilístico y tu seguro de auto no estuviera vigente, o peor, que no contaras con una póliza que te proteja o responda por los daños ocasionados?

Cuando vas a comprar un auto, sea nuevo o usado, debes estar consiente que es obligatorio contratar un seguro de auto con la cobertura mínima que establece el nuevo reglamento de tránsito, es decir, el de Responsabilidad Civil o también llamado de Daños a Terceros. En México, solo el 30% de los autos cuentan con un seguro, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro (AMIS).

¿Qué son los autos de aseguradora?

Los autos de aseguradora, también conocidos como autos de salvamento o autos chocados, son aquellos vehículos que han tenido algún siniestro, como daño o pérdida total en algún accidente y/o han sido reportados como robados, pero que las aseguradoras los arreglan por completo para poder volver a venderlos. Cuando sucede esto el valor del auto disminuye considerablemente, así que cuando contrates (y más aún, cuando UTILICES) el seguro de un auto de este tipo, toma en cuenta este detalle.

Por ejemplo, si compras un auto de salvamento y tienes un accidente, la aseguradora solo te pagará del 80% al 60% del valor de tu auto. De ahí la importancia de saber si el auto que vas a adquirir es de salvamento o no.

¿Existe un seguro para tu auto de salvamento?

Al adquirir un carro, quieres sentirte seguro y protegido en caso de que te suceda algún incidente o percance, ya es una inversión que has realizado y buscas protegerla de cualquier cosa que pueda pasarle. Cuando adquieres un auto de aseguradora ten muy claro si el vehículo recuperado es por robo o por reparación de pérdida o daño, ya que de eso dependerá el tipo de seguro que te ofrecen algunas aseguradoras.

Para que tengas un panorama más claro acerca de qué aseguradoras puedes contactar para asegurar tu auto de salvamento, revisa la siguiente tabla:

Empresa ¿Aseguran autos de salvamento? Procedimiento a seguir
AXXA Debes acudir a las oficinas para solicitar una cotización para el vehículo.

Puedes preguntar el chat en línea, que tienen en su página web, para que te proporcionen la dirección de las oficinas más cercanas a tu domicilio.

Mapfre Debes comunicarte al teléfono 01800 062 73 73 y te brindarán el número de un agente para realizar la cotización del seguro.
Inbursa Debes acudir directamente a las oficinas de Seguros Inbursa para realizar la cotización del vehículo. Puedes llamar a estos números 5447 8000 ó 01 800 90 90000 para que te proporcionen la dirección de las oficinas
El Águila Debes de tener toda la documentación a la mano y puedes cotizar el seguro por teléfono.
Banorte Debes de comunicarte al teléfono 01800 500 25 00 para que te asesoren y coticen un seguro. Debes estar consiente que el seguro se valorará menos el 20% del valor actual del vehículo.
HDI Sí, en algunos casos -Cuando el auto es recuperación por robo: si lo asegura

-Cuando el auto es recuperación por daño: no

GNP Debes comunicarte con un agente para que te ayude con la cotización del auto.

Puedes comunicarte a los teléfonos 5227 9000 ó 01 800 400 9000 para que te canalicen con un agente de seguros.  

Fuente: Información directa de las aseguradoras

¿Se pueden asegurar los autos de salvamento por internet?

No, aunque si tú cotizas en línea un seguro de auto para este tipo de vehículos te dará la el precio de la póliza “normal” para un modelo como ese, sin embargo no se contemplan las características reales del coche. Así que para evitar problemas o confusiones con tu aseguradora lo ideal es que te comuniques directo con ellos, expongas que se trata de un auto de salvamento y te coticen este tipo de seguro.

Si quieres asegurar tu auto de salvamento compara al menos dos o tres cotizaciones y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

Cobertura amplia de seguro para autos

El seguro de cobertura amplia es la protección más completa para tu vehículo y para el conductor. Si bien la póliza es más costosa, estás cubierto en casi cualquier situación. La principal diferencia entre el seguro de cobertura amplia y uno de cobertura limitada es que éste sí paga los daños causados a tu automóvil durante un accidente.

Un seguro de auto de cobertura amplia es recomendable si tienes un carro nuevo y/o de lujo, porque las refacciones en estos casos son mucho más caras. Si tienes un vehículo de más de 15 años de antigüedad, quizá no sea buena idea contratar este tipo de cobertura, ya que los arreglos no son costosos.

Recuerda que la mejor cobertura está en función de cómo utilizas el auto, así como el modelo y la seguridad que necesitas al volante. Aquí encontrarás más detalles de lo que incluye una cobertura amplia para que compares tu decisión antes de elegir.

¿Qué es una cobertura amplia?

Un seguro de cobertura amplia es una de las opciones más completas en el mercado de seguros. En este caso  la aseguradora debe hacerse cargo de cualquier consecuencia o problema económico que se derive de un accidente o percance que tengas, teniendo como límite la suma asegurada que se haya establecido en tu póliza.

Además de lo anterior, también cubre los gastos de reparación que surjan a partir de un accidente fuera del control del conductor como desastres naturales, colisiones o incendios, entre otros.

Como puedes imaginar, el costo de este seguro es más elevado que el de otros. Además de los servicios que ofrece un seguro de cobertura amplia, para calcular la cuota que pagarás también se considera la marca y modelo de tu auto, así como tus características sociodemográficas (edad, sexo, estado civil, zona donde vives), esto con el fin de evaluar el nivel de riesgo de accidentes.

¿Qué incluye un seguro de autos de cobertura amplia?

Aunque cada aseguradora modifica algunos términos y condiciones de la cobertura, en general, estos son los aspectos que generalmente se incluyen en el seguro de auto de cobertura amplia:

  • Daños materiales en el vehículo: la aseguradora garantiza cualquier daño que le pueda suceder al coche como resultado de algún choque, volcadura o incendio. En un incidente de este tipo, el deducible que tendrás que pagar será entre el 3% y el 20%, según la aseguradora.
  • Robo total: la aseguradora responderá por la pérdida total tu carro cuando éste haya sido robado e incluso si llegas a tener un asalto estando en tu carro, hay aseguradoras que responden por daño ocasionado durante el incidente. Si te llega a suceder, el deducible que tendrás que pagar será entre el 5% al 20%.
  • Responsabilidad Civil por daños a terceros: esta cobertura, además de ser obligatoria en México, te ampara en caso de que tengas un accidente y el tercero involucrado presente algún daño en su persona y/o en alguna de sus propiedades. Si usas esta cobertura, tendrás que pagar un deducible en función de la suma asegurada establecida en la póliza.
  • Gastos médicos: en caso de que te ocurra un accidente y provocara alguna lesión o gasto médico, ambos quedarán cubiertos tanto para el conductor como los acompañantes del vehículo. Cabe mencionar que la aseguradora cubrirá las lesiones que se generen en el accidente y hasta que se den de alta por parte del médico o bien, hasta que se utilice por completo la suma asegurada establecida en la póliza.
  • Asistencia legal: son los servicios de abogado o asesoría legal que te brinda tu aseguradora en caso de que los llegaras a necesitar, si tuvieras un accidente o tu auto fuera robado.
  • Asistencia vial: entre los principales servicios que incluye esta cobertura se encuentran:
    • Servicio de grúa: en caso de que tu auto se descomponga y no se pudiera poner en marcha.
    • Cambio de llantas: en caso de que se te ponchara una llanta, la aseguradora mandará a un ajustador para ayudarte a cambiar las llantas de tu auto.
    • Paso de corriente
    • Abastecimiento de gasolina
    • Cerrajería: en caso de que se te olviden las llaves dentro del carro y no tengas contigo el repuesto, la aseguradora te apoyará para poder abrir tu carro y sacar las llaves.
    • Debes de revisar en tu póliza el número de eventos que tienes cubiertos.
    • Otros servicios: que dependen de la compañía con la que contrates tu seguro, revisa tu póliza.

¿Cómo contratar un seguro de autos de cobertura amplia?

Si, ya evaluaste todos los aspectos anteriores y decidiste que lo mejor para tu auto es una cobertura amplia, éstos son los documentos que tendrás que tener a la mano para contratar el seguro:

Datos personales

  • Nombre completo del asegurado
  • Identificación oficial
  • Comprobante de domicilio
  • Registro General de Contribuyentes (RFC)
  • Fecha de nacimiento del asegurado
  • Número de cuenta bancaria

Datos del carro a asegurar

  • Año
  • Modelo
  • Marca
  • Versión
  • Número de Serie (VIN)
  • Placas

Recuerda que al contratar un seguro, debes verificar que todos los datos sean correctos, de lo contrario la aseguradora podrá invalidar tu seguro, además, pregunta cuáles son los montos máximos de gastos médicos y cuál es el límite de eventos por año. Recuerda que mientras más pagues por tu póliza, menos pagarás de deducible. El mejor seguro de auto es aquel que se adapta a tus necesidades de cobertura, así como al presupuesto que quieras destinar para tu seguridad.

¿Cuándo conviene contratar una cobertura amplia?

Antes de contratar una cobertura amplia para tu seguro de auto, debes tener en cuenta la antigüedad de tu vehículo. Si piensas en comprar un coche nuevo o de lujo, o tu carro tiene menos de 10 años de antigüedad, los expertos recomiendan contratar una cobertura amplia. La razón es que en este tipo de vehículos el costo de las reparaciones generalmente es alto debido a que las refacciones o reparaciones son más caras.

En cambio, si tu carro tiene más de 10 años de antigüedad puedes cotizar otro tipo de cobertura, ya que la reparación en este tipo de coches suele ser más barata, es decir, si llegas a contratar una cobertura amplia pagarás más por el deducible de lo que en realidad te podría costar arreglar el auto por tu cuenta.

¿Qué situaciones no cubre un seguro de cobertura amplia?

Existen diversas situaciones en las que ningún seguro de autos se hará cargo bajo ninguna circunstancia, no importa qué tipo de cobertura tengas. Para que contemples qué situaciones son esas, te compartimos la siguiente lista:

  • Daños hechos a propósito: si llegas a chocar o dañar tu auto o el de una tercera persona por coraje o como venganza o haces alguna acción con dolo, el seguro se deslindara de toda responsabilidad y serás tú quien deba pagar por los daños ocasionados.
  • Robo por parte de esposa, hijos o empleados: si por algún motivo prestas tu auto a tu esposa o hijos o algún empleado y no te lo devuelven, el seguro no podrá hacerse cargo; ya que se considera un acto de abuso de confianza más que un robo.
  • Daños a cristales: en caso de que se haya roto alguno de los cristales del auto debido a que se cayó algo en ellos o alguien los estrella, no te preocupes, el seguro se hará cargo de cambiarlo. Sin embargo, el deducible que pagarás se podría incrementar del 5% al 20%.
  • Daño por obras viales: si tu auto sufre algún daño causado por alguna obra vial, por ejemplo, el golpe de una grúa o se llega a caer sobre tu carro la obra, la empresa a cargo de la obra deberá hacerse responsable de los daños causados.
  • Conducir en estado de ebriedad: si llegas a tener un accidente y te realizan el “alcoholímetro” y no lo pasaras, tu seguro no se hará responsable por los daños.
  • Cuando “te das a la fuga”: si llegas a tener un accidente y la tercer parte involucrada llega a presentar algún daño o lesión pero no te detuviste a ver qué había pasado y después llamas a tu aseguradora para que cubran los daños a tu auto, la aseguradora no te brindará ayuda para reparar tu coche ni asistencia legal; en caso de que la necesites.
  • Arrancones y carreras: si decides participar en carreras de autos o arrancones, los daños que pueda tener tu auto, debido a estas actividades, los tendrás que cubrir tú.
  • Exceso de personas transportadas: si tienes un accidente y el número de pasajeros supera la capacidad de tu automóvil, tu aseguradora no cubrirá los gastos que se generen.
  • Robo de llantas: si te robaron las llantas de tu auto, la aseguradora no te cubrirá este percance. Sin embargo, hay compañías de seguro que te dan la opción de contratar una cobertura extra en tu póliza para este tipo de incidentes.
  • Caída de árboles o poda: cuando la caída del árbol sea por causas o efectos de la naturaleza, el seguro cubrirá los daños; sin embargo, si es por efecto de la mano del hombre, la empresa encargada de la poda tendrá que hacerse responsable del daño ocasionado a tu auto.
  • Sin licencia de conducir o licencia de conducir no vigente: si llegas a tener un accidente y tú vas manejando sin licencia de conducir, la aseguradora no se hará responsable de los daños ocasionados.
  • Pérdidas o daños a tu auto debido a actividades bélicas o actos de terrorismo.
  • Gastos de responsabilidad civil, penal o riesgos profesionales que sufran tus acompañantes en el accidente ocurrido. Existen algunas aseguradoras que tienen coberturas para este tipo de incidentes, por lo que deberás consultar con tu asesor de seguros dicha información.
  • Daños que tu vehículo pudiera causar al medio ambiente o ecosistemas.

Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil es el seguro de auto más básico que existe y te ampara ante cualquier daño a un tercero. Es decir, si estás involucrado en un accidente y la otra persona exige una indemnización por daños, gracias a este seguro tú no pagarías nada, si el monto y las condiciones están en el límite de tu cobertura.

La principal diferencia entre un seguro de responsabilidad civil y un seguro de cobertura limitada, es que este último te cubre robo total del automóvil.

En México el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para circular en carreteras y en algunos estados de la República para los automóviles modelo 2005 en adelante. En la mayoría de los casos, la multa por no tenerlo puede ser más cara que el seguro en sí. Aquí te explicamos a detalle qué incluye el seguro de auto de responsabilidad civil.

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil?

Una cobertura de responsabilidad civil es el seguro de auto más básico que existe y que una aseguradora ofrece. Por lo general este tipo de seguro cubre los daños que pudieran afectar a una tercera parte involucrada en un accidente automovilístico. Esta cobertura también es conocida como de daños a terceros o Seguro Federal de Protección a Víctimas de Accidentes.

El seguro de auto obligatorio de responsabilidad civil ampara que los coches y vehículos motorizados que circulen por carreteras federales cuentan con una póliza de daños a terceros con una cobertura mínima de 50 mil pesos para daños materiales y de 100 mil pesos para daños a personas, ya sea por lesiones o fallecimiento.

¿Qué incluye un seguro de auto de responsabilidad civil?

La mayoría de los paquetes de seguros de autos de responsabilidad civil incluyen:

  • Daños ocasionados a terceros, tanto bienes materiales como personas: la suma mínima debe ser de $3,000,000 y es recomendable aumentarla a $4,000,000.
  • Asistencia legal

Recuerda que la responsabilidad civil es la cobertura obligatoria para circular tanto en las ciudades y estados, así como en carreteras federales y autopistas de México.

MUY IMPORTANTE: Pregunta cuáles son los montos máximos de gastos médicos y de daños a bienes materiales, así como el límite de eventos por año que incluye el seguro de responsabilidad civil que compres.

¿Qué vehículos deben contratar esta cobertura?

El programa de implementación obligatoria del seguro de auto de responsabilidad civil comenzó en el 2014 y cada año, los modelos más antiguos se va sumando a esta condición. Se prevé que para el año 2019, todos los vehículos cuenten con esta cobertura de daños a terceros. Para que tengas un mejor panorama de si tu vehículo debe o no tener esta cobertura aquí hay una tabla del proceso paulatino de este programa.

Seguro de auto obligatorio para estos modelos de auto

Año de exigibilidad Modelos que deben tener seguro de RC

Valor de la factura mayor a

2014

2011 y posteriores $186,732

2015

2018 y posteriores $162,255

2016

2005 y posteriores $135,690
2017 2002 y posteriores

$117,467

2018 2000 y posteriores

$102,388

2019 Todos los modelos

Cualquier valor

Fuente: Condusef

Verifica el año del modelo de tu carro y, si es el caso, adquiere el seguro de responsabilidad civil para evitar multas.

IMPORTANTE: Todos los vehículos motorizados, por ejemplo motocicletas, también deben contar con la protección de este seguro, a fin de que, si llega a suceder un accidente, los involucrados queden protegidos en cuanto a los gastos médicos o daños materiales que pudieran surgir del incidente.

¿Cómo contrato un seguro de responsabilidad civil?

Si buscas un seguro de auto con cobertura a terceros o de responsabilidad civil, puedes llamar a cualquier aseguradora del país y solicitar una cotización de  acuerdo al modelo de tu auto, o bien, puedes utilizar nuestro comparador de seguros de autos para analizar lo que te ofrece cada aseguradora. La recomendación es comparar los precios de al menos tres pólizas y tomar la mejor decisión de acuerdo a tus necesidades.

En general, los datos que te pedirán para hacer la contratación del seguro de auto de responsabilidad civil son:

Datos personales

  • Nombre completo del asegurado
  • Comprobantes vigentes de domicilio e identificación
  • Registro General de Contribuyentes (RFC)
  • Fecha de nacimiento del asegurado

Datos del vehículo a asegurar

  • Año
  • Modelo
  • Marca
  • Versión
  • Número de Serie (VIN)
  • Placas

Antes de comprar un seguro de auto, compara opciones y revisa estos aspectos:

  1. Determina qué tipo de cobertura necesitas, si no utilizas el coche mucho, con un seguro de responsabilidad civil bastará, pero si lo usas habitualmente quizá necesites una cobertura amplia para estar más tranquilo.
  2. Conoce los detalles y características de tu auto (marca, modelo, etc.).
  3. Compara y evalúa cómo y cuánto pagarás por la póliza.
  4. Infórmate sobre los beneficios extras de cada aseguradora y del seguro que compras.
  5. Investiga opiniones sobre la aseguradora que quieres contratar.
  6. Pregúntale a tu asesor o agente si hay forma de reducir el costo de tu prima.
  7. Lee y analiza tu póliza a detalle.

¿Qué no cubre el seguro de responsabilidad civil?

Cada aseguradora establece las restricciones de la cobertura contratada, sin embargo, algunas de las situaciones en las que tu seguro de responsabilidad civil no procederá son:

  • Daños materiales, lesiones corporales y/o la muerte de terceros por un acto intencional del asegurado o conductor del vehículo asegurado, o por negligencia inexcusable o actos intencionales de la víctima.
  • Daños materiales en sus bienes, lesiones corporales o la muerte de terceros, derivados de accidentes; cuando el vehículo asegurado participe en carreras o pruebas de seguridad, resistencia o velocidad.
  • Los gastos de defensa jurídica, así como el pago de fianzas y/o cauciones con motivo de los procedimientos penales originados por cualquier accidente.
  • Lesiones corporales o la muerte de los ocupantes del vehículo asegurado

Otros casos en los que no aplica el seguro de responsabilidad civil son:

  • Daños del auto asegurado.
  • Daños a bienes materiales, lesiones y/o muerte de terceros por darle al auto un uso diferente al establecido en la póliza.
  • La responsabilidad civil de terceros cuando estos tengan alguna relación de dependencia con el asegurado.
  • La responsabilidad civil del conductor responsable o de los pasajeros del auto asegurado en el momento del accidente.
  • Daños a bienes materiales, lesiones o muerte de terceros ocasionados de manera intencional por el asegurado o por el conductor del auto asegurado.
  • Gasto, pérdida, indemnización y daño cuando estos sean indirectos o por Daño Moral
  • Daños a bienes materiales que estén bajo la responsabilidad del asegurado y/o en al auto del asegurado.
  • Daños materiales, lesiones o muerte de terceros ocasionados por sobrecargar el auto.

A la hora de contratar una póliza de seguro de auto revisa cuidadosamente el contrato y cada cláusula, de lo contrario, pide a tu asesor que te explique todas aquellas que no comprendas, para evitar confusiones o malos entendidos.

¿Me pueden multar por no tener seguro de auto?

Sí. Si vas en tu carro y te detiene la autoridad de tránsito de tu localidad por alguna otra anomalía o revisión de rutina, y te pide los papeles de tu vehículo para revisar que todo esté en orden, si detecta que no cuentas con un seguro de auto obligatorio, el oficial tiene la responsabilidad de levantarte una multa por incumplimiento de requisitos, en caso de que el seguro de auto sea obligatorio en ese Estado.

La multa por no contar con la protección de un seguro de auto varía en cada entidad. Para darte una idea de cuánto te costaría no tener seguro de responsabilidad civil, aquí te dejamos una tabla con el precio de las multas por estado, al mes de agosto de 2017.

Estado Multa
Chihuahua $820 máximo (de 8 a 12 salarios mínimos)
Jalisco $700, aproximadamente (10 salarios mínimos)
Tamaulipas $683.00 (en Ciudad Victoria)
Nayarit Hasta $6,828.00 (30 a 100 salarios mínimos)
Veracruz Máx.$2,732 (35 a 40 salarios mínimos); pueden retener tu vehículo
Tabasco Máx. $1,366.00 (10 a 20 salarios mínimos)
Yucatán Máx. $1,230. (16 a 18 salarios mínimos); pueden inmovilizar tu vehículo
Ciudad de México De $1,5098 a $3,019

¿Cómo evitar la multa por no tener seguro de auto?

Si no tienes seguro y te infraccionan por ello, no te preocupes, puedes evitar pagarla. ¿Cómo? Después de que te han levantado la infracción, tienes 45 días naturales para contratar tu seguro de responsabilidad civil o alguna otra cobertura mayor y presentar la factura o póliza ante las autoridades competentes para que anulen tu multa. Solo así podrás librarte de ella, de lo contrario, tendrás que realizar el pago correspondiente.

Tengo seguro de auto y aún así me multaron, ¿qué hago?

Si cuentas con el seguro de auto reglamentario y aún así el oficial de tránsito te ha levantado una multa, puedes interponer un recurso de revisión ante la Policía Federal y después promover un juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. De ameritar, también solicita el amparo antes los Juzgados de Distrito.

Para realizar este trámite deberás presentar la factura del vehículo o cualquier documento que acredite el modelo y valor de facturación del mismo, así como la infracción levantada y la póliza o factura vigente del seguro, con la finalidad de comprobar que contabas con una cobertura en el momento de la infracción, y así, la reclamación pueda llevarse de forma efectiva.

¿Cómo usar un seguro de auto?

Cuando contratas un seguro para auto es frecuente que, debido al poco tiempo que tienes para firmar, por flojera o porque no te entreguen una copia del contrato en ese momento, no revises las “letras chiquitas” sino solo las partes importantes del carro que vas a asegurar y los datos del conductor.

Sin embargo, al sufrir un accidente aparecen las dudas sobre cláusulas, excepciones y estipulaciones que vienen en tu contrato, así como la forma de usar el seguro y entender la póliza. Para que aproveches mejor los servicios de tu aseguradora consulta esta guía.

¿Cómo usar el seguro de auto en caso de un accidente o robo?

Hay miles de mitos sobre lo que debes hacer cuando tienes un accidente con tu coche desde sacar fotos a tu auto y al del otro conductor, pedirle su licencia, no moverte de donde sucede el accidente (aún si es una vía rápida y el tráfico es infernal), etc. Aquí una guía básica.

#1 Comprueba daños personales

Lo primero es revisar que te encuentres físicamente bien, al igual que tus acompañantes y todos los involucrados, que no hayan sufrido ninguna lesión de gravedad y que no requieran asistencia médica urgente. Si así fuera, hay que llamar de inmediato a los servicios de emergencia de la localidad, además de  tu aseguradora. Ellos enviarán un ajustador para que te asesore con el percance.

Antes de hacer un movimiento, anota el nombre del conductor del vehículo contra el que chocaste, así como las placas, marca y modelo.

Usualmente hay dos tipos de incidentes que puedes tener:

  • Incidente menor: son leves percances automovilísticos, como una rayadura o un golpe muy suave, donde la tercera parte involucrada no reclama algún pago por el daño ocasionado; y usualmente ambos abandonan el lugar accidente. En esos casos, las reparaciones de tu coche a través de los servicios de la aseguradora pueden ser más costosas que hacerlas por tu cuenta. Ten en cuenta el pago del deducible y considera la gravedad del daño a tu vehículo. Si el incidente es muy grave lo mejor es que llames a tu aseguradora para realizar los trámites correspondientes a la reparación. No olvides que si lo resuelves por tu cuenta, quizá ahorres un poco de dinero, pero carezcas de la garantía de la aseguradora, valora las posibilidades.
  • Incidente es mayor: cuando el accidente automovilístico es mayor o hay heridos, lo ideal es permanecer en el lugar donde sucedió el percance y llamar de inmediato a la aseguradora. El ajustador es el único responsable de valuar el monto de del daño y lograr una conciliación con los involucrados. Dependiendo del estado de gravedad es recomendable tomar fotos para evitar confusiones de cómo sucedieron las cosas. Cuando llegue el ajustador, explica a detalle cómo ocurrieron los hechos y muéstrale las fotos; sé honesto, pues así tu ajustador podrá ayudarte y guiarte de la mejor forma.

Evita hacer cualquier tipo de arreglo personal con la tercera parte involucrada por tu cuenta, pues el seguro podría invalidarse por completo. En caso de que necesites ayuda legal, tu aseguradora te la brindará. Si tienes que acudir al Ministerio Público, no lo hagas solo bajo ningún motivo, espera a que tu ajustador llegue, para que te acompañe al sitio.

Robo: si tu auto fue robado, lo primero es constatar que tienes un seguro de auto de cobertura amplia, de lo contrario la aseguradora no podrá ayudarte. Si contrataste un seguro de cobertura amplia, este es el proceso a seguir:

  • Tener el número de placas del auto y póliza del seguro del auto.
  • Localizar tarjeta de circulación o factura del auto con la finalidad de poder demostrar la propiedad del vehículo.
  • Dar aviso de robo a tu aseguradora y acudir a levantar el acta de robo a tu delegación con los documentos que acrediten la propiedad del carro.

#2 Revisa qué póliza pagaste

Como propietario del auto debes revisar la póliza contratada y verificar que la cobertura específicamente el rubro del tipo de accidente (choque, accidente en carretera, desastres naturales, etc). Por ejemplo, en el caso de coberturas que incluyan daños materiales, el coche está amparado contra el daño total o parcial que resulte. La aseguradora comprende una pérdida total cuando los daños representan más del 50% en el vehículo.

RECUERDA: Las coberturas amplia y limitada amparan daños ocasionados a terceros y por un desastre natural, sin embargo, si el dueño del carro busca protección o mayor seguridad, la cobertura de daños materiales se puede ampliar. En estos casos, existe la posibilidad de no pagar deducible en caso de alguna incidencia, cubrir las modificaciones y/o adaptaciones realizadas al vehículo, entre otras. Cada aseguradora determinará la cobertura de la extensión de la póliza.

#3 Ten tu documentación a mano

Para reportar cualquier daño a la aseguradora, el afectado deberá tener el número de póliza, la factura del auto o algún documento que acredite la propiedad del coche y una identificación oficial. Un ajustador de la compañía de seguros es el encargado de evaluar los daños y determinar el pago por ellos. El tiempo de respuesta de la aseguradora para otorgar la indemnización es de 5 a 30 días hábiles.

#4 Ampárate si no obtienes respuesta satisfactoria

En caso de que la aseguradora no quiera responder por los daños que el vehículo haya sufrido, el afectado debe presentar una queja ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), que es la entidad responsable de dar seguimiento y una resolución. La atención se brinda en los teléfonos 5340 0999 ó 01 800 999 8080, allí se pedirán detalles de cada situación en particular.

Datos importantes de la póliza del seguro de auto

Cuando contratas un seguro de auto, por ley, toda aseguradora debe entregarte una póliza con las condiciones generales y/o endosos. La carátula de la póliza es la hoja donde encuentras todos los datos del seguro que te ampara.

Es tu obligación revisar que no haya ninguna confusión o información equivocada, de lo contrario la aseguradora no se hará responsable si te ocurre algún accidente o siniestro, e incluso puede revocar la póliza establecida.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), estos son los datos básicos que contiene toda carátula de la póliza:

  1. Nombre y domicilio de la persona asegurada: el nombre y el domicilio de la compañía de seguros con la que vas a asegurar tu auto.
  2. Descripción del vehículo: aquí es dónde van todos los datos relacionados con el auto que vas a asegurar, por ejemplo: el tipo de automóvil, marca, modelo, el número de serie, el total de pasajeros, el color, el número de placas, si tiene reporte del Registro Público Vehicular (Repuve), el número de motor, la cobertura que se está contratando, entre otros.
  3. Eventualidades amparadas: aquí se especifican todas las coberturas con las que cuenta el seguro a contratar.
  4. Suma asegurada: se especifica el monto máximo cubierto en caso de que ocurra algún siniestro.
  5. Deducible: la cantidad de dinero que te comprometes a pagar en caso de hacer una reclamación de tu auto, antes de que la aseguradora pague el resto del monto del siniestro.
  6. Prima: es la cantidad a pagar a la aseguradora por el riesgo que conlleva la cobertura del seguro que se te proporciona.
  7. Prima total: se refiere a la suma total de todas las primas que establece la aseguradora por cada cobertura de la póliza.
  8. Periodicidad de pago de la prima: son los periodos en que vas a pagar el monto total del seguro a contratar, es decir, mensualmente, trimestralmente, semestralmente o anual.
  9. Vigencia: la fecha de inicio y término de la póliza a contratar.
  10. Número de endoso: es alguna modificación o cambio que se haya realizado en el seguro de auto.
  11. Forma de pago: la forma en la que vas a liquidar tu seguro de auto, ya sea al contado o en parcialidades.
  12. Número de póliza: este número es el más importante, ya que es tu identificación con la aseguradora en caso de tengas algún percance.
  13. Condiciones generales del seguro de auto: las condiciones generales de un seguro de auto son todas aquellas cláusulas que estipulan bajo qué situaciones se puede hacer válido o no el seguro, asimismo se pueden consultar los derechos que tienes como asegurado y las obligaciones que debe cumplir la compañía de seguros. Toda esta información viene en folleto que te entregan a la hora de contratar el seguro.
  14. Endoso de seguro se auto (o extensión de póliza): éste se realiza cuando se hace una modificación en la póliza, con la finalidad de asegurar diversos aditamentos o complementos que tengas en tu auto. Todo lo anterior queda establecido en un documento que se anexa en tu póliza de seguro de auto.
  15. Por ejemplo, si tu coche tiene un equipo de audio costoso y lo compraste aparte, es decir, no venía con él de la agencia; y quieres que esté protegido en caso de que te suceda un percance; con el endoso tienes esa posibilidad. En tu póliza de seguro se establecerá, con el endoso, que el equipo de audio quedará protegido en caso de que suceda algo.

Documentos que siempre debes llevar en el auto

En los artículos 45 y 46 del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, manejar y no contar con estos papeles se puede llegar a ser acreedor a una multa en caso de que lleguen a pararte; toma tus precauciones:

  • Licencia de conducir
  • Tarjeta de circulación
  • Copia de la póliza del seguro del carro o el número de póliza del seguro
  • Teléfono de la aseguradora al que te debes de comunicar en caso de requerir ayuda

Si tienes algún accidente o percance, el ajustador de tu aseguradora también te pedirá estos documentos en el lugar del incidente.  

Puntos clave a revisar cuando firmes tu seguro de auto

A la hora de contratar tu seguro de auto, no olvides:

  • Firmar el contrato: revisa que la fecha sea la correcta y que todos los datos sean correctos.
  • Leer detenidamente las cláusulas y excepciones que tiene tu seguro para evitar confusiones.
  • Si tienes alguna duda, pide a tu asesor de seguros que te explique de forma clara todos aquellos puntos en los que tengas alguna duda.

¿Cómo asegurar un auto usado?

Como sabemos, comprar un auto nuevo implica una fuerte inversión, por lo que recurrimos a comprar coches seminuevos. Un sondeo realizado por la encuestadora Brad.Feebbo en el 2016 sobre el mercado de autos, indicó que aproximadamente el 50% de los encuestados compraron su carro en una agencia, mientras que el 41% compró un auto usado.

Tras las modificaciones en los reglamentos de tránsito en varios estados de la República Mexicana, circular con un seguro de auto ya es obligatorio en al menos 13 entidades y la Ciudad de México, por lo que manejar un auto usado no te exime de asegurarlo. Si no sabes cómo asegurar un coche usado, aquí te explicamos aspectos básicos que debes saber.

¿Cómo asegurar un auto usado?

Si compras un auto usado es posible que el seguro haya sido pagado por todo un año y aún esté vigente. En este caso, lo primero es asegurarse del caso:

  1. Si el dueño original prefiere conservar el seguro, para usarlo en otro modelo
  2. Si se traspasa el seguro al nuevo dueño del coche

Si el dueño original conserva el seguro de auto

Esto sucede si el dueño ya tiene en mente la compra de otro coche, para el que pueda usar el mismo seguro que ya tiene pagado. En este caso, llaman a la aseguradora y se informa que el vehículo será vendido con los siguientes datos:

  • La fecha precisa de la venta
  • La fecha de la compra del nuevo vehículo

Es probable que la aseguradora haga un ajuste al precio, según el nuevo modelo y tipo de auto que será asegurado. El presupuesto tomará en cuenta la parte que no se usó de la prima y la adaptará al nuevo seguro para fijar el precio. Sin embargo, el dueño original también puede solicitar a la aseguradora que le “guarde” la parte proporcional del seguro que tenía y no usó, para el momento en que decida comprar otro auto. En esta opción, hay que tomar en cuenta que las compañías de seguros tienen un tiempo límite para guardar tu seguro, infórmate acerca del plazo para que no pierdas tu seguro.

Si compras el auto usado con todo y seguro

Para hacer esto, es necesario que la aseguradora esté al tanto el movimiento, por lo que el dueño anterior debe comunicarles la venta del coche y el deseo de traspasar el seguro, proporcionándoles los datos del comprador, así como la forma de contactarlo.

La compañía estudiará al nuevo dueño, así como lo hizo con el dueño previo, su historial de accidentes y experiencia. Si acepta el cambio no tendrán nada más por hacer, pero si le niega el seguro al nuevo dueño, deberá reembolsar al dueño la parte proporcional de la prima que no se usó.

Principales requisitos para asegurar un auto usado

Tanto del antiguo (si van a traspasar el seguro), como del nuevo dueño se necesitará:

  • Nombre completo
  • Domicilio
  • Registro federal de contribuyente (RFC)
  • Fecha de nacimiento
  • Número de serie (para verificar que no tenga reporte de robo).
  • Número de motor
  • Placas
  • Identificación oficial
  • Comprobante de domicilio

Factores para tomar en cuenta al cotizar un seguro de auto usado

Es importante que antes de adquirir un auto usado investigues si el vehículo fue reportado como robado o si tiene el reporte o el registro de que fue encontrado, esto con la finalidad de evitar problemas legales en un futuro. Ahora bien, ¿dónde puedes verificar esto?, lo único que debes hacer es dirigirte a la página de internet del Registro Público Vehicular (Repuve) y tener a la mano cualquiera de estos documentos.

– Número de Placa (sin guiones ni espacios)

– Número de Identificación Vehicular (NIV)

– Folio de Constancia de Inscripción

– Número de Constancia de Inscripción

– Asegurar un auto usado

– Asegurar un auto usado

Al ingresar cualquiera de estos datos, el sistema te arrojará los respectivos reportes (si es que existen), para determinar si el auto fue robado, recuperado o si no tiene ningún reporte. Además, te dirá si el carro tuvo algún accidente y si así es, quiere decir que el vehículo es de salvamento.

  • Verifica si el coche es de salvamento

Un vehículo de salvamento es un auto siniestrado, ya sea por robo o por daños materiales que es reparado hasta quedar en muy buenas condiciones, aparentemente, para volver a venderlo. Sin embargo, durante este proceso el valor del auto se devalúa considerablemente.  Es importante que tengas en cuenta que si aseguras un auto de salvamento y sufres un percance, el seguro se valorará menos el 20% del valor actual del vehículo aproximadamente.

  • Aclara si el auto es legalizado o fronterizo

Son aquellos carros de armadoras extranjeras con una antigüedad mínima de cinco años, los cuales circulan en la franja fronteriza de México y Estados Unidos, mismos que se encuentran legalmente internados en nuestro país portando placas de vehículo fronterizo. Estos autos deben contar con un título de propiedad y el pedimento de importación a zonas libres.

  • Aclara si tu auto es de carga, tiene remolque o caja

Seguro te preguntas, ¿eso qué tiene que ver con contratar un seguro de auto usado? Mucho: al asegurar un carro debes ser honesto al momento de dar las características principales del auto, por ejemplo, si tienes un carro de carga con remolque o con caja debes especificar que tiene estos aditamentos, de lo contrario, estas partes del auto no serán contempladas por la aseguradora.

Al incluir estas extensiones tu seguro será más costoso, pero no correrás el riesgo de quedar desamparado en caso de un siniestro. Si accidentalmente pegas con la caja o el remolque, estarás cubierto si lo mencionaste a la aseguradora; de lo contrario, tendrás que pagar de tu bolsillo los daños ocasionados.

Si ya tomaste en cuenta cada uno de los aspectos que te presentamos arriba, ahora sí, es momento de comparar todas las aseguradoras de autos para elegir la que más te convenga. Recuerda que el objetivo no es encontrar lo seguros más baratos, sino aquellos que te brinden mejor servicio y sobre todo que se acomoden a tus posibilidades.

Documentos básicos que debes revisar al comprar un auto usado

Antes de realizar alguna transacción, recuerda que debes recibir y revisar la siguiente documentación original del carro:

  • Tarjeta de circulación.
  • Placas y engomado correspondientes.
  • Calcomanía y recibos de tenencia que cubran por lo menos los cinco años anteriores, en su caso.
  • Comprobantes y calcomanías de verificación vehicular (para la Ciudad de México).
  • Carta de cesión de derechos del último propietario o un contrato de compraventa.

Una vez que hayas comprado el auto, pregunta si está asegurado y cuándo vence la póliza de seguro de auto, en caso de no estar asegurado, acércate a una aseguradora para hacer el trámite correspondiente.

Tips antes de comprar un auto usado

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) marca cuatro aspectos importantes que debes revisar a la hora de comprar un auto usado:

  1. Examinar el estado general del vehículo y manejarlo: aunque sea un tramo corto, lo cual normalmente se hace en compañía del dueño de la unidad.
  2. Verificar que no presente daños mayores: lleva el coche al taller de tu confianza para que le hagan una revisión general. Especialmente pide que revisen si hay posibles fugas de fluidos que puedan afectar el motor, observa el humo que sale por el escape, verifica que no hayan golpes por debajo de la carrocería y sobre todo aquellos que puedan haber afectado partes vitales.
  3. Corroborar que coincidan los números de serie que aparecen en el motor, en la carrocería y en el chasis contra los de la factura original.
  4. Verificar que la factura contenga los endosos y firmas de los propietarios anteriores.

Ventajas y desventajas de comprar un auto usado

Ventajas Desventajas
No hay depreciación del auto Un mecánico debe revisar el auto
Ahorras mucho dinero al comprarlo Riesgo de que el carro haya sido chocado
El seguro de auto es más barato Hay más probabilidades de que gastes en reparaciones y mantenimiento
Encuentras una gran cantidad de modelos Si compras un auto descontinuado, encontrar partes originales puede ser todo un reto
Si escoges un modelo popular de coche, es más fácil encontrar autopartes Riesgo de que el coche no sea fabricado en México
Si compras un auto seminuevo de agencia, algunas concesionarias te dan garantía Riesgo a que el carro tenga reporte de robo
Comprar un auto usado de lujo te puede costar desde 50% hasta un 70% menos de su valor inicial Mientras más viejo sea, más difícil será encontrar el auto

¿Dónde comprar un auto usado?

  • Agencias: pregunta por el catálogo de autos seminuevos, ya que son carros que tienen menos de 2 años de antigüedad y hasta 20,000 kilómetros recorridos, y las agencias los arreglan, si es que llegaran a tener algún problema, y los ponen a la venta a un precio menor y con diversas facilidades de pagos.
  • Internet: existen páginas donde puedes ver y comparar diferentes autos y ponerte en contacto con el comprador. Las páginas más populares para la compra y venta de autos usados en México son: MercadoLibre, Autocosmos, Segunda Mano México, entre otras.
  • Tianguis de autos: ir a estos lugares no es muy recomendable porque no puedes conocer la procedencia del vehículo o no tienes tantas garantías, pero si es tu única opción, evita la compra por impulso; aunque parezca una oferta irresistible, no pagues nada sin revisar los antecedentes del coche y del vendedor.
  • A través de un conocido: si algún familiar o amigo está vendiendo su auto es más fácil realizar la compra debido a que has visto el manejo y cuidado que ha tenido con su carro,  sin embargo, el inconveniente de ésta transacción es que la persona no cuenta con un domicilio fiscal, no te da alguna garantía o en ocasiones no se firma un contrato de compra-venta.

¿Cómo usar un cotizador de seguro de autos?

Para saber cuál es el mejor seguro para autos hay que tomarse el tiempo de comparar diferentes cotizaciones en varias aseguradoras. Sin embargo, eso implica invertir varios días y gastos antes de decidirse por uno. Para ahorrar esas horas de investigación y dudas, existen cotizadores o simuladores de aseguradoras en línea que te muestran en un solo lugar varias opciones de seguros, dependiendo del modelo de tu auto y la cobertura que necesitas, entre otros factores. Aquí te explicamos en términos generales cómo elegir el mejor seguro con un cotizador en internet.

¿Qué es un comparador de seguros de autos?

Un cotizador de seguros de autos, también llamado cotizador o simulador, es una herramienta que te muestra varias opciones de seguros, a partir de datos reales o hipotéticos que tú introduces.

Una vez que ingresas la información requerida, como la marca, el modelo y la versión de tu coche, el estado donde conduces, entre otras especificaciones, el comparador consulta su base de datos y hace un cálculo casi instantáneo para presentarte los costos y las coberturas que te ofrecen distintas aseguradoras, de acuerdo con tus necesidades.

Por lo general, los simuladores de seguros para autos que ofrecen los bancos y cada aseguradora por su cuenta, son más bien calculadoras de cuánto te costará el seguro en su institución y no necesariamente comparan entre varias compañías.

Por ello es recomendable usar un comparador o simulador independiente de las aseguradoras y de los bancos, para que te muestren resultados de varias empresas de seguros y para que, realmente, sea un resultado imparcial. Cotizar tu seguro de auto con una de estas herramientas no te compromete a comprarlo, aunque en algunos casos, tienes la opción de adquirir tu póliza ahí mismo.

¿Qué datos necesito para cotizar un seguro de auto en línea?

Para usar un cotizador de seguros de autos es necesario tener a la mano información básica del auto. Entre más precisa sea la información que compartas, el comparador te dará mejores resultados.

Los datos que debes tener a la mano para la cotización son:

  • Tipo de vehículo
  • Año
  • Marca
  • Modelo
  • Versión
  • Origen (nacional, regularizado, fronterizo, importado)
  • Uso (privado, público, taxi/Uber/Cabify)
  • Condición (nuevo/usado)
  • Código postal
  • Sexo y edad del conductor
  • Tipo de cobertura que buscas (amplia, limitada, de responsabilidad civil)
  • Suma asegurada (valor comercial o valor convenido del vehículo)
  • Nombre de la aseguradora actual, si tienes
  • Nombre, correo electrónico y teléfono del conductor

¿Cómo elegir la mejor cotización de seguros para autos?

La única forma de saber que optaste por la mejor cotización de seguros para autos es a través de la comparación de diferentes opciones. Toma en cuenta el costo total del seguro, qué incluye la cobertura del servicio y lo que tú realmente utilizas. Puede que un seguro te cueste muy barato porque no cubre tus necesidades o que sea demasiado caro para el tipo de auto y la forma en que lo que usas.

Relación del costo y la cobertura del seguro de auto

Si tu auto tiene más de 10 años y/o no le das mucho uso, quizá solo necesites un seguro de responsabilidad civil que puede costarte $3,000 al año en una aseguradora y $1,000 en otra, dependiendo del modelo del automóvil. En apariencia te protegen por lo mismo, pero si analizas tu póliza a detalle, las sumas del deducible son muy distintas, así como la protección que se da -o no- al conductor y pasajeros.

Revisa la reputación de las aseguradoras

La Condusef tiene en su portal una sección de Buró de Entidades Financieras, allí cualquier persona puede revisar la evaluación del servicio que brindan las compañías de seguros, a través del número de reclamaciones que reciben cada trimestre, las cláusulas abusivas detectadas en sus contratos, así como la calificación en la atención a usuarios.Con esta herramienta puedes tener otro parámetro para ubicar a las mejores aseguradoras de autos en México.

Además, entre tu círculo de amigos y familiares, pide opiniones respecto al servicio que les brinda su compañía de seguros. Busca personas que sí hayan usado su seguro, ya sea tras un choque o por asistencia vial, con la finalidad de que tengas una opinión más real de la atención dada y si cumplieron o ayudaron de forma correcta en el momento de su accidente o percance.

Además de la reputación en el servicio, no olvides los parámetros básicos en tu comparación: nombre de la aseguradora, tipo de cobertura, aspectos que cubre la póliza y el costo de la prima anual.

¿Qué datos debe incluir la cotización de seguro de autos?

Cuando solicitas una cotización a cualquier compañía de seguros de autos, debes tener cuidado y revisar el contenido del documento a detalle, pues si alguno de los datos es incorrecto y no concuerda con tu automóvil, la aseguradora no podrá hacerse cargo del accidente o percance y tu seguro quedaría inválido. Es por ello que al momento de cotizar un seguro para auto es muy importante que revises que los siguientes datos sean correctos:

  1. Código postal: este es uno de los datos que la compañía de seguros de autos usa para calcular el precio de tu póliza.
  2. Marca, modelo y versión del automóvil: debe ser la información específica del auto que vas a asegurar, para evitar confusiones o errores por parte de la aseguradora de autos.
  3. Vigencia de la póliza: a la hora de cotizar un seguro para auto deberás revisar detenidamente la fecha de inicio y vencimiento de la póliza, ya que si tienes algún percance fuera del tiempo establecido, así sea por un minuto, la aseguradora no se hará responsable.
  4. Cobertura a contratar: tienes que revisar exactamente qué servicios y en qué casos te cubre la póliza del seguro de autos a contratar; ya que podrías confiarte por un servicio que no tienes y podrías contratar un servicio que no requieras.
  5. Uso de la unidad: debes especificar el uso que se le da al automóvil que protegerás; es decir, especificar si es de uso particular, público (taxi, Uber, entre otros), de carga u otro.
  6. Suma asegurada: es muy importante que tengas en cuenta el valor de tu vehículo, ya que si tienes un siniestro en el que tu carro sea pérdida total o robo total, sabrás con exactitud el dinero que obtendrás por él con el seguro de carro. Puedes revisar el valor de tu auto a través del valor factura, valor convenido o valor comercial; una forma de revisar el valor de tu automóvil es consultando el Libro Azul, que te da una idea del valor de tu vehículo para que lo tengas en cuenta cuando cotices el seguro de auto.
  7. Daños a terceros: tu seguro deberá incluir protección por “daños a terceros”, también conocido como “Seguro de Responsabilidad Civil”, que es obligatorio para todos los automóviles en carreteras federales y en algunas entidades, incluida la Ciudad de México, de acuerdo con el artículo 46 del Reglamento de Tránsito del Distrito Federal. En este apartado, tendrás que revisar que la cobertura de Responsabilidad Civil cubra a partir de los $300,000 hasta los $3,000,000, que es lo mínimo requerido para la indemnización si sucede un accidente donde hay algún fallecimiento.
  8. Pagos y fechas: siempre debes tener en cuenta las fechas de pago, en caso de que hayas contratado tu seguro en pagos parciales, y la fecha de vencimiento de tu seguro de auto, ya que de no cumplir con los pagos o no renovar tu seguro en el tiempo pertinente, la póliza dejará de cubrirte y por lo tanto la aseguradora no se hará responsable de ningún siniestro que tengas.
  9. Pago total: en tu cotización deberás ubicar el importe total a pagar, que es el precio del seguro de auto que has solicitado. Esta cifra se compone de la prima neta más gastos de la compañía de seguros de auto más el IVA.
  10. Plazo de pago: se refiere a la vigencia que tiene la cotización a partir de que es entregada, esto lo debes tener muy presente ya que después de éste lapso de tiempo marcado por la compañía de seguros de autos la cotización queda inválida y no se respetará en lo acordado en ella.

¿Qué ventaja tiene cotizar seguros de autos en línea?

  • Es gratis. La mayoría de los cotizadores de seguros para carros son gratuitos, incluidos los de los bancos, de las aseguradoras, de la Condusef o el de Coru.. Un detalle importante: La diferencia entre los simuladores de bancos y aseguradoras, con los comparadores independientes como el de Coru, que los primeros por lo general solo te muestran el resultado de una cotización propia, mientras que un comparador imparcial te mostrará resultados de varias compañías de seguros.
  • Es rápido. Cotizar seguros de auto por tu cuenta conlleva mucho tiempo, pero gracias a los comparadores y simuladores lo puedes hacer en minutos. Si bien aún así tienes que analizar datos, no es lo mismo comparar en una tabla con la información ordenada y digerida, que ver muchas hojas con cifras incomprensibles.
  • Puedes encontrar un seguro de auto más barato. La ventaja de comparar una cotización de seguros de autos es que puedes ahorrar hasta 30% en el costo de la póliza y, en ocasiones, la diferencia entre lo que te ofrece una compañía de seguros y otra puede ser mayor.

Cobertura limitada de un seguro de auto

El seguro de auto de cobertura limitada ofrece protección en caso de robo de auto y daños a terceros por un accidente automovilístico. Sin embargo, no cubre los gastos del auto asegurado.

Para guiarte en la selección del seguro automotriz, puedes tomar como referencia los años de tu auto. En palabras más simples: si tienes un carro de modelo reciente, lo mejor es contratar una cobertura amplia, mientras que si tienes un vehículo con 12 o 15 años de antigüedad, lo mejor es tener una cobertura limitada.

Recuerda que ya es obligatorio contar con un seguro de auto, tanto en la Ciudad de México como en diversos estados de la República Mexicana. Según las nuevas regulaciones al reglamento de tránsito, se pretende que para el año 2019 todos los vehículos que circulen en nuestro país cuenten con algún tipo de cobertura que los proteja en caso de sufrir un accidente.

¿Qué es una cobertura limitada del seguro de auto?

Un seguro de auto de cobertura limitada es aquel que responde por el carro en caso de robo, además de amparar daños terceros en un accidente vehicular. Se trata de una de las coberturas más baratas que ofrece una aseguradora, pero no responde por los daños que sufra el auto en caso de un incidente vial, además la póliza de daños a terceros está a limitada la cobertura a ciertas situaciones. Este tipo de seguro de auto es recomendable para los coches con antigüedad de más de 10 años o que no tienen demasiado uso.

 

¿Qué cubre un seguro de auto con cobertura limitada?

Al tratarse de un seguro de auto con cobertura limitada se ofrecen beneficios básicos. Entre las garantías más comunes que ofrecen las aseguradoras a los conductores con este tipo de seguro de auto son:

  • Robo total o parcial del vehículo: protege el valor del auto en caso de robo contra de tu voluntad, así como, si llegas a dejar o estacionar tu vehículo en algún lugar y cuando regreses por él no se encuentre en el lugar en donde lo dejaste. También cubre las pérdidas o daños materiales resultantes de un robo, incendio, fenómeno natural y/o alborotos populares.
  • Asistencia legal: si llegas a tener un incidente vehicular de gravedad o no se logra algún acuerdo con alguna parte afectada en el momento del accidente y se procede a un juicio, o se lleva el caso ante las autoridades competentes, tu aseguradora te brindará protección jurídica y asistencia legal necesaria para continuar con el proceso derivado del accidente automovilístico.
  • Responsabilidad civil a terceros: cubre todos los daños generados a un tercero que se hayan derivado de un accidente automovilístico por el uso del coche, estos daños pueden ser médicos o materiales.
  • Gastos médicos a ocupantes: bajo ciertas condiciones, el seguro cubre todas aquellas lesiones resultantes de un accidente automovilístico para cualquier persona que vaya en compañía del conductor y viaje en el vehículo asegurado. Entre los gastos más comunes que se llegan a pagar son: hospitalización, atención médica, enfermeros, servicios de ambulancia y gastos funerarios por concepto de muerte accidental originada por lesiones que hayan surgido del incidente con el coche.
  • Asistencia vial: se apoya en percances menores en los que el conductor necesita algún tipo de orientación con su automóvil, entre las situaciones más comunes que incluye la aseguradora están: paso de corriente, servicio de grúa, envío de combustible cuando ya no tenga el auto, envío de cerrajero y apoyo para el cambio de llantas. En algunos casos, también se llegan a cubrir ciertas situaciones relacionadas a un viaje como: pago de traslado u hotel de los ocupantes del vehículo asegurado, orientación telefónica sobre carreteras, talleres mecánicos, médicos, hospitales, espectáculos y restaurantes. Para conocer todos estos beneficios, lo ideal es que tu aseguradora te informe detalles, pregunta el número de servicios al año que puedes usar, pues en ocasiones las aseguradoras se limitan a cierto número de eventos.
  • Daños materiales: en ciertas condiciones se amparan daños al vehículo que sean resultantes por un robo, incendio, fenómenos naturales y/o alborotos populares. Sin embargo, debes tener en cuenta que si llegas a tener un accidente automovilístico los daños al carro no los cubrirá la aseguradora y los tendrás que absorber tú, la aseguradora solo será hará responsable por los daños causados a la tercer parte implicada.

Para saber qué cubre o no tu seguro de auto con cobertura limitada, lo ideal es que al contratar o renovar la póliza, tu asesor que te explique a detalle las excepciones. Recuerda que cada aseguradora ofrece diversos beneficios y lo más recomendable es comparar al menos 3 opciones para elegir aquella que se adapte mejor a tus necesidades.

¿Qué no cubre un seguro de auto con cobertura limitada?

Entre las excepciones más comunes que las aseguradoras imponen a la cobertura limitada se encuentran:

  • Daños materiales del auto ocasionados por darle un uso diferente al establecido, arrastre de camiones, usarlo como autoescuela o en competencias.
  • Daños a terceros causados por adaptación al carro y/o que exceda dimensiones.
  • Daños materiales y a terceros ocasionados por el transporte de carga pesada o peligrosa.
  • Daños ocasionados por vehículos de mercancías.
  • Daños al coche propio derivados de un accidente automovilístico.

Al contratar la póliza de seguro para tu auto, revisa las condiciones o restricciones que tiene la aseguradora con la finalidad de que conozcas las situaciones cuando la aseguradora no se hará responsable por los incidentes que pudieran suceder.

¿En qué casos se debe contratar una cobertura limitada?

Si el auto no tiene mucho uso y/o es anterior a 10 años de antigüedad, se aconseja este tipo de seguro de auto, ya que las reparaciones o refacciones no serán tan costosas como adquirir una cobertura cobertura amplia, también será más accesible el pago de deducible establecido por la aseguradora para reparar el incidente.

Evalúa las necesidades que tienes para asegurar tu coche. Toma datos de varios tipos de cobertura para tu automóvil. Es importante tener muy claro qué quieres de la aseguradora, el uso que le darás al auto y el presupuesto con que cuentas.

¿Cómo contratar un seguro de auto con cobertura limitada?

Prácticamente todas las aseguradoras ofrecen este tipo de cobertura. Entre los documentos que deberás presentar para poder adquirirla están:

Datos personales

Nombre completo del asegurado

– Identificación oficial

– Domicilio

– Registro General de Contribuyentes (RFC)

– Fecha de nacimiento del asegurado

– Número de cuenta bancaria

Datos del vehículo a asegurar

– Año

– Modelo

– Marca

– Versión

– Número de Serie (VIN)

– Placas

Verifica que todos los datos que proporciones sean los correctos, ya que de lo contrario la aseguradora invalidará tu seguro.

Recomendaciones antes de contratar un seguro de cobertura limitada

Ten en mente las siguientes preguntas al contratar tu seguro de cobertura limitada:

  • ¿Es posible ampliar la cobertura para el conductor en caso de accidente?
  • ¿El monto de responsabilidad civil puede ser ampliado?
  • ¿Cubre el robo parcial de interiores y el monto máximo de éste?
  • ¿En caso de robo total se puede sustituir el auto?
  • ¿Cuál es el monto máximo de cobertura para bienes materiales?
  • ¿Cuál es el límite de eventos por año?

Otros tipos de seguros de autos

En México, la mayoría de las aseguradoras ofrecen 3 tipos de coberturas generales para proteger los vehículos:

    • Responsabilidad Civil: que es obligatoria para circular en carreteras, en la Ciudad de México, así como en varios estados de la República Mexicana. Es la cobertura más básica que una aseguradora puede ofrecer y es conocida también como cobertura de daños a terceros.
  • Cobertura Limitada: esta cobertura es igualmente básica, se diferencia de la de Responsabilidad Civil pues cubre el robo total o parcial del automóvil bajo ciertas circunstancias.
  • Cobertura Amplia: es la cobertura que cubre de mejor y mayor forma a los asegurados, ya que responde ante cualquier daño ocasionado al automóvil, acompañantes y a terceros, en caso de algún accidente o daños ocasionados por diversas razones. Por lo general, esta póliza es más costosa que las anteriores, sin embargo, cubre los percances causados al vehículo en diversas situaciones.

 

Tipos de polizas de seguros de autos

Elegir el seguro de tu auto es una decisión difícil. No es suficiente que conozcas cuál es el más económico o quién tiene al vendedor más carismático. Lo importante es darte cuenta de las responsabilidades o cobertura que los seguros de autos tienen para ti y elegir el que verdaderamente te conviene.

Al saber los detalles de lo que incluye cada cobertura, por ejemplo, puedes determinar la mejor opción, recuerda que lo más caro y completo tal vez no sea lo que necesitas; por ejemplo, si tienes un auto antiguo, contratar quizá una cobertura limitada es lo más acorde a tu vehículo. Debes de ser muy minucioso a la hora de ver qué te favorece y qué no, de acuerdo con tus necesidades y riesgos a los que estás expuesto.

¿Qué es un seguro de auto?

 

El seguro de auto es un contrato que obliga a una compañía aseguradora a cubrir el costo total o parcial generado por algún incidente en el que esté involucrado el coche asegurado, a cambio de un monto mensual (que puede ser cubierto anual, semestral, trimestral y en algunos casos mensualmente) que paga el cliente. Este contrato es conocido como póliza.

Una vez que contratas un seguro de auto es responsabilidad de la aseguradora de asistir, proteger y solucionar los siniestros que tengas al usar tu carro, mientras estén especificados en la póliza. Es de suma importancia conocer las excepciones de la protección de tu aseguradora, especialmente en casos de emergencia y accidentes.

 

¿Qué cubre un seguro de auto?

Dependiendo del tipo de cobertura que contrates, el seguro de auto absorberá los gastos en caso de un accidente, robo y/u otro imprevisto. La clasificación de coberturas varían según los distintos sucesos o accidentes en los que estás protegido en caso de que ocurran. En las diferentes coberturas se puede incluir desde el pago de daños o robos parciales de tu auto (espejos, rines, etc.) hasta la cobertura amplia y total del vehículo(s) involucrado(s) en el siniestro.

Obviamente, la cobertura impacta en el precio, mientras más protegido estés, más costosa es la póliza. En el comparador gratuito de ComparaGuru.com puedes presupuestar tu coche con las mejores aseguradoras de México.

Los principales conceptos que suele incluir la cobertura de un seguro de automóvil son:

  • Daños materiales
  • Robo total del automóvil y/o de autopartes
  • Gastos médicos
  • Defensa legal

Los paquetes más básicos solo cubren responsabilidad civil, mientras que los más completos te respaldan por casi cualquier cosa que suceda con tu auto, incluidos desastres naturales.

Toma en cuenta que, normalmente, un seguro de auto no te paga absolutamente todos los gastos, sino una gran parte que depende del valor comercial de tu carro. El monto restante, conocido como deducible, lo debes pagar tú.

Tipos de cobertura de seguros de autos

Recuerda que todas las aseguradoras tienen términos distintos, pero por lo general, todas ofrecen las siguientes coberturas.

#1 Cobertura de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil es el seguro de auto más básico que existe y te cubre ante cualquier reclamación de un tercero. Es decir, si estás involucrado en un accidente y la otra persona te exige una indemnización por daños, esta cobertura te respalda.

El seguro de responsabilidad civil no cubre daños a tu vehículo ni robo total, recuerda que en México, es obligatorio tener al menos este seguro de auto para circular en carreteras y en algunos estados.

#2 Cobertura amplia

La cobertura amplia de un seguro de auto ampara los daños físicos, totales o parciales, del auto y de las personas que se encuentran en los vehículos involucrados en el accidente. Esta cobertura también brinda protección por robo total o parcial del auto, cubre gastos médicos del titular y de los acompañantes en algún accidente, además de servicios de asistencia como grúa, gasolina, asistencia vial o mecánica y asesoría legal.

#3 Cobertura limitada

El seguro de auto de cobertura limitada ofrece protección en caso de robo de auto y daños a terceros por un accidente automovilístico. Sin embargo, no cubre los gastos del auto asegurado. La diferencia entre esta cobertura con la cobertura amplia es que esta no te cubre por siniestros en los que la responsabilidad sea tuya. Esta cobertura se encarga de asegurarte en caso de robo total de tu vehículo, responsabilidad civil, gastos médicos, asistencia legal y asistencia vial.

#4 Otros seguros

  • Seguro por kilómetro. En México son pocas empresas que recién están incursionando en esta modalidad. Este seguro incluye las mismas coberturas que los seguros tradicionales, pero pagas en proporción al kilometraje usado, gracias a un dispositivo que se conecta a la computadora del vehículo. Además de las distancias recorridas se colectan datos sobre los hábitos de uso del coche. La aseguradora obtiene los datos en el momento exacto de un choque para los trámites después de los siniestros.
  • Seguros adicionales y/o complementarios. Son protecciones extras que hacen más completo un  seguro vehicular, es decir, te “cubren” los detalles que escapan a los seguros más convencionales. También se llaman módulos para tu seguro. Por ejemplo, no todos los seguros en cobertura amplia amparan las llantas. Si quieres tener seguridad sobre este aspecto, tendrías que contratar un módulo adicional de protección de llantas, que representa un costo extra. Los módulos adicionales más comunes son: robo de auto partes, auto sustituto, robo de llantas y rines. El costo de cada módulo va desde 1,400 pesos según el que solicites y la aseguradora donde lo cotices. La compra de módulos adicionales conviene especialmente para automóviles nuevos y con aditamentos extras que son costosos (por ejemplo, que están equipados con rines de lujo); según recomiendan los asesores de ComparaGuru.com.

Qué es lo que NO cubre un seguro de auto

Como hemos explicado, las coberturas de los seguros son variables, aunque existen situaciones más o menos generales en las que los seguros de auto no te apoyarán. La mejor recomendación es leer en tu póliza la lista de excepciones para saber la lista de situaciones en que tú deberás cubrir por completo los gastos. Las excepciones más comunes de los seguros de auto son:

  • Daños a propósito. Si tu provocas el accidente el seguro se deslindará de los gastos.
  • Robo por parte de familiares o empleados. Si alguien de tu confianza se lleva el auto y no te lo devuelve se considera abuso de confianza y el seguro podría anularse.
  • Daños por obras viales. Si una obra pública te provoca un accidente es el operador de la obra quien debe pagar, no la aseguradora.
  • Conducir en estado de ebriedad. Si no conduces de manera responsable el seguro no asumirá los gastos de las pérdidas que tengas.
  • Darte a la fuga. Quizá seas inocente o culpable, al final darte a la fuga es una forma de asumir tu culpa y el seguro queda exento de apoyarte.
  • Arrancones y carreras. Si usas tu auto para una actividad ilegal y sale dañado el seguro te dejará solo.
  • Exceso de tripulantes. Cada vehículo tiene una capacidad máxima, si viajan más personas de las que soporta estás promoviendo accidentes.
  • Caída de árboles por tala o poda. En este caso los gastos de reparación corren por cuenta de la empresa que provocó el daño.
  • Otros gastos:
  • Coberturas que no hayas contratado
  • Daños que sufra o cause tu vehículo si tú o el conductor autorizado por ti carecen de licencia para conducir
  • Pérdidas o daños por causa directa o indirecta de operaciones bélicas o actos de terrorismo
  • Gastos derivados de haberte quedado sin vehículo

 

4 opciones de crédito para comprar un auto nuevo

 

El automóvil es un bien que en los últimos años ha incrementado sus ventas. En 2016 se vendieron 603 mil 672 vehículos en México, según datos de la Asociación mexicana de Distribuidores Automotrices. Esta cifra es la más grande en la historia del mercado automotriz en el país y se espera que la tendencia siga. El auto más vendido en 2016 fue el Nissan Versa y sus compradores tuvieron distintas opciones para pagarlo.

El financiamiento automotriz es un mercado en crecimiento y para un comprador mexicano existen diferentes opciones. Si estás pensando en comprar un auto debes considerar diferentes factores y uno de los más importantes es cómo lo pagarás. Podría parecer que elegir el auto de tus sueños es la parte difícil, ese es sólo el primer paso en la adquisición de tu nuevo automóvil. Aquí te hablaremos de la parte que sigue: el financiamiento.

4 instituciones que otorgan crédito automotriz

El costo de los automóviles en México, al menos los nuevos, está más allá de la capacidad de compra de la mayoría de la población. Por esto, existen diferentes instituciones que ofrecen financiamiento a quienes quieren adquirir un auto. Antes de contratar un crédito automotriz evalúa tus opciones.

En México los créditos automotrices son emitidos tanto por bancos como por Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES), empresas de autofinanciamiento y las agencias automotrices. Cada una ofrece distintas condiciones de crédito

#1 Bancos

Estas instituciones otorgan distintos tipos de crédito, entre ellos los destinados a la compra de un automóvil. Sus productos de crédito para coches se planean a un plazo largo, debido a los costos de estos vehículos. Por lo tanto ofrecen tasas de interés menores en comparación con otros productos como los créditos personales.

#2 Sofomes

Estas sociedades realizan distintos tipos de préstamos y al igual que los bancos consideran que el periodo de pago será mayor, por lo que ofrecen tasas de interés especiales.

#3 Empresas de autofinanciamiento

Estas instituciones funcionan de manera similar a una tanda. Un grupo de futuros compradores realiza pagos parciales durante un periodo determinado, con el dinero de todos se pagan los autos siguiendo una serie de turnos asignados bajo 4 modalidades: sorteo, subasta, pagos puntuales y subasta garantizada.

#4 Agencias

Ya que se encargan de la venta de autos, las mismas agencias ofrecen sistemas de financiamiento. Este es el modelo que, en general, ofrece el mejor costo para el cliente ya que está haciendo un trato directo con quien comercializa los autos.

¿Qué crédito me conviene más?

Antes de tomar una decisión evalúa tu situación financiera. Considera factores como:

  • ¿Puedo pagar un enganche? El enganche es un pago inicial que no aparece en todos los sistemas de crédito. En caso de pagar uno reduces los pagos posteriores y los intereses. Existen opciones de pago sin enganche pero al adquirir una aceptas que tus pagos periódicos sean mayores o se prolonguen por más tiempo y de esta forma pagarás más intereses.
  • ¿Qué capacidad de pago tengo? Como en cualquier otro crédito, es importante que consideres el pago del crédito como uno de tus gastos habituales. Evita que este supere el 30% de tus ingresos para que no afecte tus finanzas.
  • ¿En cuánto tiempo quiero saldar mi deuda? El financiamiento para automóviles, como todo crédito, genera intereses. Mientras más tardes en finalizarlo, mayor será la cantidad que pagues a la institución que te dio el crédito. Los financiamientos automotrices en México van de 6 a 72 meses. La opción de pagarlo a 6 años parece tentadora, pero si eliges este periodo tu pago final será mucho mayor al precio original del auto.

Si tomas en cuenta estos tres factores habrás elegido la mejor opción. Busca la que más se acomode a tus necesidades y presupuesto. Lo único que queda es desearte un buen viaje con tu nuevo automóvil.