¿Cómo ahorrarte el deducible del seguro de auto?

De 11 a 12 de la noche y hasta las 5 o 6 de la mañana, es el horario más peligroso para conducir en fin de semana, mientras que los hombres tienen cuatro veces más accidentes de tránsito que las mujeres, aunque ellas resultan más afectadas como pasajeros, según informa la campaña de Seguridad Vial de la Cruz Roja.

Aunque el nuevo reglamento de tránsito del 2016 apunta a disminuir los riesgos de accidente, estableciendo entre otras medidas, estrictos límites máximos de velocidad: 50 km por hora en avenidas, 40 km/h en vías de acceso secundario y 80 km/h en vías de acceso controlado. Lo cierto es que a bordo de un automóvil siempre corremos un riesgo y por eso es vital contar con un seguro.

En caso de choques con tu auto, además de las pérdidas y daños físicos, materiales y personales que puedan ocasionarse, existe otro momento horrible cuando se hacen los ajustes de responsabilidad y resulta que debes pagar el deducible de daño. Recuerda que, aunque pagar el deducible es un gasto que puede causarte dolores de cabeza; NUNCA será igual a pagar el costo del choque completo, sin el apoyo del seguro.

¿Tienes seguro de auto, te consideras un conductor responsable y quisieras ahorrarte el pago del deducible en caso de que choques? Existen tres formas de evitarte el desembolso del deducible, solo debes tener en cuenta de que elegir alguna significa que subirá el costo de tu póliza. A continuación, te explicamos cuáles son, pero antes:

¿Qué es el deducible del seguro de auto?

Es el dinero que tú deberás pagar después de que la aseguradora haya cubierto los gastos ocasionados por algún percance ocurrido.

Los deducibles de las pólizas de seguros de autos, en general, operan de la siguiente forma.

Tú pagas:

  • 5% del valor del auto sobre daños
  • 10% de valor en caso de robo

Por ejemplo, si tu automóvil cuesta 100 mil pesos, y tienes un accidente que requiere una reparación de 30 mil pesos, tú únicamente deberías deberás pagar el deducible del 5% del valor del coche, es decir, cinco mil pesos.

Tres formas de “no pagar” deducible

Si te quieres ahorrar el deducible de tu seguro de auto, preguntamos a nuestros asesores y nos dieron estas alternativas:

#1 Pedir específicamente “Cero deducible”

Sólo puedes “no pagar” si pides explícitamente una póliza cero deducible al momento de contratar un seguro de auto. Ten en cuenta que no todas las aseguradoras ofrecen estas pólizas. Seguros HDI y Mapfre son ejemplos que ofrecen este servicio. Si optas por esta alternativa, lo más seguro es que el asesor te ofrezca alguno de los incisos siguientes.

#2 Solicitar marcado de partes

Esta opción consiste en que la aseguradora literalmente “tatuará” las autopartes más “robables” de tu auto. Lo hacen mediante un servicio llamado IdentiCar, es decir, graban los dígitos del número de serie del vehículo asegurado en vidrios, faros, luces y espejos. La empresa “tatuadora” expide un certificado, que exime del pago de deducible por estas partes en caso de robo del vehículo. La lógica de este mecanismo es que las autopartes robadas que ya están marcadas no se venderán (o al menos no tan fácilmente) en el mercado negro, además de que serán más fáciles de detectar para las autoridades.

El grabado tiene un costo promedio de $400, pero aseguradoras como HDI lo ofrecen gratuitamente a sus clientes.

#3 Comprar un módulo “Cero deducible”

Al momento que pides una póliza cero deducible, probablemente te ofrecerán comprar un módulo cero deducible. Así se llama a esta garantía especial, y como hemos dicho, no todas las aseguradoras la ofrecen.

El costo promedio es un módulo cero deducible es de $1,200 anuales; pero la recomendación es preguntar si este módulo está disponible en la aseguradora que te interesa. Si es así, entonces pregunta si no lo incluyen gratuitamente a sus clientes.

Me chocaron el auto y se dieron a la fuga, ¿qué hago?

Lamentablemente los accidentes de tránsito ocurren por igual a los conductores precavidos que a los imprudentes. Pese a las estadísticas y las campañas de cultura vial, México se encuentra entre los 10 países donde ocurre el mayor número de muertes por accidentes de tránsito y cada año se registran un promedio de 400 mil accidentes en el país, según datos de la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros).

La AMIS calcula que la mayoría de los accidentes “lamineros”, es decir, aquellos percances en los que no se daña la totalidad el vehículo, ocurren entre las 8:00 y 10:00 a.m. y entre las 17:30 y 20 horas, es decir, en los horarios punta, cuando todo el mundo va con prisa por llegar a sus destinos y lo menos que quiere es perder tiempo en resolver el percance. ¿Consecuencia? en muchas ocasiones quien provocó el accidente huye del lugar de los hechos. ¿Qué puedes hacer en estos casos? Sigue leyendo.

Me chocaron el auto, ¿qué hago?

En el momento que ocurre un choque hay mucha confusión y lo mejor es calmarte. NUNCA salgas desesperado a perseguir al otro coche, ni en tu auto ni a pie o en otro vehículo, pues así agravarás la situación ya no podrás exigir una compensación justa. Para conseguir una reparación de los daños necesitas reconocer a quien provocó el accidente. Aunque también existe la posibilidad de que te hayan chocado estando estacionado, y entonces debas seguir el procedimiento correspondiente.  Si todos los vehículos y tripulantes permanecieran en el lugar de los hechos hasta que se resuelva el conflicto la solución sería muy sencilla pero si uno de ellos escapó, necesitarás referencias para encontrarlo.

¿Viste la placa? Este es uno de los datos más importantes para reconocer al vehículo y junto con él, al conductor que debe responder por los daños.  Para dar con el responsable, será importante recopilar toda la información posible. Necesitas reconocer el automóvil que escapó, para eso te sirven datos como:

  • Placas del vehículo
  • Modelo
  • Color
  • Señas particulares.

Cualquier material que confirme esta información te será de gran utilidad. Si consigues alguna fotografía o video del auto que provocó el accidente tienes una posibilidad mucho mayor de encontrarlo y conseguir que repare el daño.

Consigue información útil si el otro auto se dio a la fuga

No se trata de que tú salgas disparado a perseguir al otro. Sino que te apoyes de las personas que viajaban contigo o de todas aquellas que están cerca (peatones y otros automovilistas) para conseguir información relevante. Esta evidencia depende de las condiciones en que ocurrió el accidente:

  • ¿Viajabas con acompañantes?: ellos pueden tener alguna fotografía que te ayude a identificarlo.
  • ¿Te encontrabas en algún lugar con sistema de seguridad?: dirígete a la administración y solicita una copia del video. En los estacionamientos públicos suele haber cámaras que registran cualquier movimiento, actualmente también existen cámaras en avenidas y lugares públicos que pudieron registrar al vehículo que buscas.
  • ¿Había más gente alrededor durante el accidente?: pídeles toda la información que sea posible. Sé amable y claro, para que te ayuden de forma útil. Considera principalmente a los trabajadores de comercios cercanos, ellos trabajan ahí, así que no tendrán problemas con esperar a que lleguen los representantes de tu aseguradora y las autoridades pertinentes.

Los testigos son una parte muy importante para el seguimiento de tu caso, con su ayuda puedes conseguir mejores resultados. Al momento del accidente tú pudiste perder muchos detalles y ellos realizaban sus tareas cotidianas, así que tendrán la mente más clara para recordar lo que pasó. Ellos pueden hacer una descripción mucho más detallada que tú o tus acompañantes y con suerte alguno grabó o fotografió al otro vehículo.

¿Cuándo debo retirarme yo?

Si tienes seguro de auto, espera que llegue el representante de tu compañía. Quédate en el lugar en el que ocurrieron los hechos, aunque te encuentres en un lugar público y obstruyas la circulación necesitas que se realice un reporte de lo ocurrido. Te sentirás presionado por los otros conductores pero recuerda que el mantenerte ahí y no alterar la escena te ayudará a tener un proceso más ágil, especialmente si el culpable se dio a la fuga. Si conservas la calma durante la búsqueda de datos y seguiste los consejos anteriores, seguramente recibirás una compensación satisfactoria para los daños que hayas recibido.

Lo que debes hacer en cualquier choque automovilístico

Conserva la calma y sigue estos pasos:

#1 Revisa que todos los involucrados estén bien

Primero que todo, procura tranquilizarte, de nada te servirá enojarte y es mejor si controlas los nervios. Comienza por revisar que tú y tus acompañantes estén bien; luego será momento de bajar del coche para verificar que las otras personas involucradas también se encuentran bien y ver los daños materiales. Si es necesario pide asistencia médica.

#2 Llama a tu aseguradora (aún si no parece necesario)

Incluso si te parece que los daños son insignificantes, llama a tu seguro inmediatamente. Podría haber problemas ocultos en el coche, o complicaciones médicas en los involucrados, que no se noten a simple viste o se presenten hasta días después del accidente.

#3 No muevas nada

Mientras esperas a tu agente de seguros no muevas nada, la policía vial y el ajustador necesitarán evaluar la escena para determinar cómo y por qué ocurrió el accidente.

#4 Toma fotos del accidente e intercambia datos con los involucrados

El agente de seguros puede tardar varios minutos (incluso horas) en llegar; todo depende del tráfico y de tu ubicación. Mantén la calma y sé paciente. Mientras tanto es recomendable que, si tienes un teléfono con cámara, tomes fotos de los vehículos, los daños y de la ubicación, además de intercambiar datos con los involucrados como: nombre, dirección, teléfono, placas y marca, modelo y año de los coches.

Una vez que tu agente de seguros llegue y haya evaluado la situación, pídele una copia del informe y verifica el deducible que tienes qué pagar. Los accidente suelen traer consigo gastos imprevistos, recuerda que puedes recurrir a préstamos personales para salir del apuro en caso de que necesites un dinero extra para arreglar los daños.

Una póliza de seguro de auto puede ser de gran ayuda también en pequeños percances por lo que es importante que conozcas los detalles para que sepas exactamente qué incluye y puedas usarla cuando lo necesites.

¿Cuántos seguros puedes contratar para proteger tu auto?

Dicen que una persona prevenida vale por dos, y hablando de coches, ¿sabes si puedes contratar más de uno seguro para proteger tu auto? Ten en cuenta que aunque quieras asegurarte dos veces o con dos aseguradoras distintas, podrías perder tu tiempo, tu dinero o bien generar un efecto contrario a lo que buscas.

Consultamos a nuestros asesores y nos aclaran cuáles son las opciones para aumentar la protección de tu automóvil.

¿Se puede tener 2 seguros para un mismo auto?

No puedes tener 2 seguros con la misma compañía ya que en los registros del automóvil aparecerá vinculado a un seguro previamente, con el número de serie. Si lo contratas con otra compañía, sí puedes tener otra póliza.

¿Es conveniente tener más de un seguro para el mismo coche?

El problema al tener más de una póliza de seguro en un automóvil puede ser que, dado un siniestro, ambas compañías aseguradoras se nieguen a hacerse cargo del reclamo, alegando, cada una, que la otra compañía es la responsable; o bien, te digan que una póliza “cancela” la otra.

En todo caso, la póliza principal debe incluir los requisitos mínimos que se piden para circular en la Ciudad de México, y la segunda póliza debería contener otros detalles para la cobertura, por ejemplo de asistencia en el camino o de protección adicional; no obstante hay aseguradoras que no permiten tener “dobles” seguros.

Ahórrate esos problemas al no comprar pólizas idénticas. Lo más aconsejable es asegurar toda la cobertura con sólo una aseguradora y/o póliza.

¿Es un “plus” tener más seguros para tu coche?

Tener dos seguros de auto no te da un beneficio adicional. Lo que sí podría darte una ventaja es tener un seguro complementario.

¿Qué son los complementos a tu seguro y cómo funcionan?

Tal como su nombre lo indica, son protecciones “adicionales” o complementarias que hacen más completo un  seguro de auto, es decir, te “cubren” los detalles que escapan a los seguros más convencionales. También se llaman módulos para tu seguro.

Por ejemplo, no todos los seguros de auto de cobertura amplia amparan las llantas. Si quieres tener seguridad sobre este aspecto, tendrías que contratar un módulo adicional de protección de llantas, que representa un costo extra.

Los módulos adicionales más comunes son los que cubren:

  • Robo de auto partes
  • Auto sustituto
  • Robo de llantas y rines

El costo de cada módulo va de 1,200 a 1,400 pesos; según el que solicites y la aseguradora donde lo cotices. La compra de módulos adicionales conviene especialmente para automóviles nuevos y con aditamentos extras que son costosos (por ejemplo, que están equipados con rines de lujo); según recomiendan los asesores de Coru.com

La mayoría de las aseguradoras ofrecen estos módulos adicionales a tu seguro, sólo es cuestión de preguntar a tu asesor si ofrecen específicamente el complemento que necesitas y ellos se encargan de incluir el costo en la misma cotización del seguro de auto.

¿Es obligatorio contratar el seguro de auto en la agencia?

Actualmente cuando adquieres un auto es indispensable contar con una póliza de seguro de auto ya que,  además de que todos estamos expuestos a sufrir un accidente, el conductor podría hacerse acreedor a una multa que incluso podría salir más cara que asegurarlo, eso sin contar que en caso de sufrir percances, todos corren por cuenta del propietario.

Antes de contratar una póliza de seguro, los futuros dueños de un carro usualmente tienen dudas frecuentes como: ¿qué costo tendrá el seguro de auto?, ¿qué documentos te piden para contratar una póliza de seguro?  y si ¿es obligatorio o recomendable contratar la póliza de seguro en la misma agencia de autos? A continuación te orientamos al respecto.

¿Es obligatorio contratar la póliza de seguro en la agencia donde compras tu auto?

No, y hacerlo puede ser causa de una infracción a la empresa que intente obligarte. Cuando revisas con el vendedor, los términos y condiciones del contrato de venta del auto, seguramente te mencionarán con qué la aseguradora trabaja esa agencia de autos. Por lo general las agencias de autos siempre recomendarán a sus clientes adquirir el automóvil y la póliza de seguros en la misma venta,  incluso con alguna promoción.

Sin embrago, el vendedor jamás debe forzarnos a comprar el seguro de autos en la agencia, ya que la reforma financiera de 2014 señala que está prohibido obligar al cliente a contratar un seguro con el mismo grupo financiero o la aseguradora que está otorgando el crédito.

Al no ser obligatorio el contratar un seguro con la agencia, tienes la libertad de cotizar, comparar y adquirir el seguro con la aseguradora que más se adapte a tus necesidades. Recuerda que la venta del seguro de auto depende también del modelo del automóvil, es decir, cada aseguradora establece los requisitos y las excepciones para asegurar la unidad, en función del auto y del conductor.

En caso de que no quiera el seguro de auto de la agencia,  ¿que opciones tengo?

Si deseas adquirir un seguro independiente de la agencia compara dos o tres opciones de aseguradoras, y sin duda encontrarás una variación interesante en el precio y las condiciones.

Como anécdota personal, cuando adquirí un automóvil nuevo, el vendedor de la agencia que me asesoró en la compra, me explicó sobre la póliza de seguro de auto y la cobertura que me convenía. Me convenció la idea de asegurar el auto por medio de la agencia, por la comodidad de que ellos se encargan de realizar los trámites correspondientes y el día que recibí el automóvil ya contaba con una póliza de seguro por tres años. Al principio pudo parecer caro, pero ese esquema de pago me convenía en ese momento, para olvidarme del tema del seguro a mediano plazo.

RECOMENDACIÓN: Si la agencia automotriz te ofrece un año de seguro de auto gratis al comprar tu vehículo, puedes aprovechar la promoción, para conocer ese servicio. Asegúrate de que dejar muy claro que al término de ese año de promoción, tú renovarás el seguro por tu cuenta y no de forma automática, así podrás decidir si sigues con esa compañía o bien comparas la póliza con otras alternativas.

Del seguro de auto, es importante que sepas 3 reglas básicas: primero, que es obligatorio tenerlo por tu seguridad y por evitar multas; segundo, que por lo general es más barato si comparas varias opciones antes; y tercero, que las agencias automotrices siempre te recomendarán alguno, pero no pueden obligarte a comprar el seguro con ellos.

Quiz para evaluar si cambias o no de aseguradora

  1. Este año usaste tu seguro ( )    / No lo usaste ( ), entonces ve directo a las recomendaciones
  2. ¿Te funcionó la cobertura que contrataste?
  3. ¿Recibiste el apoyo que necesitabas?
  4. ¿El costo del seguro valió la pena?
  5. Si tuviste algún accidente o daño, ¿te convenció la calidad del servicio y la atención que recibiste?

Recomendaciones para cambiar de aseguradora

  • Si tuviste una experiencia positiva en la mayoría de las preguntas, además usaste y conociste beneficios de tu seguro de autos, considera renovarlo.
  • Si (afortunadamente) no lo utilizaste, o bien no alcanzaste a conocer todos sus beneficios, es válido conservarlo, pero te sugerimos date un tiempo para comparar al menos otras 3 aseguradoras, para mantenerte alerta de alguna mejora de precio y/o beneficios.
  • Si no estás conforme con el servicio o con el precio, prueba una nueva compañía de seguros. Los expertos recomiendan solicitar al menos 5 cotizaciones del mismo tipo de seguro que tienes, y revisar precios y beneficios que ofrecen. Sólo haciendo un comparativo podrás tomar la mejor decisión.

Recuerda que NUNCA es opción quedarte sin seguro si tienes un auto, aunque sea estacionado prácticamente todo el tiempo.

Antes de renovar tu seguro de auto

Considera:

  • Que puede aumentar el precio de la póliza respecto al año anterior; aunque pudieras pensar que el auto se devalúa. Por ejemplo, si el coche es de los más robados según las estadísticas nacionales, el costo de la póliza sube.
  • Algunas aseguradoras te hacen un descuento por renovar tu seguro, o bien, pueden descontarte una cantidad si es que no usaste nunca el seguro, ¡pregunta a tu aseguradora por estos beneficios!

Si quieres cancelar tu seguro de auto

Considera:

La duración de los seguros aparece determinada en la propia póliza y allí también suele indicarse que se hará renovación automática cuando llegue la fecha de vencimiento. Si quieres cancelar tu póliza antes de su vencimiento, debes ser cuidadoso para no pagar cargos adicionales.

Recuerda que:

  • Para cancelar antes del plazo debes notificarlo con 2 meses de anticipación y la aseguradora debe dar un documento de aprobación, de lo contrario podrías incurrir en incumplimiento de contrato y recibir alguna demanda. Exige tu comprobante incluso si haces la cancelación vía telefónica.
  • Si la la aseguradora modifica el precio o las coberturas de la póliza que tienes contratada, es una causa de cancelación inmediata sin necesidad de esperar plazos o avisos.
  • Si vendes el auto, también puedes cancelar la póliza y, dependiendo de la aseguradora, se te devolverá la prima pendiente.
  • No pagar la prima anual o dejar de pagar las cuotas, no quiere decir que cancelas tu póliza, y por el contrario la aseguradora no estará obligada a indemnizarte en caso de requerir el seguro.

 

¿Qué es y qué cubre el seguro de auto de carreteras, caminos y puentes federales?

Cuando la rutina diaria te atrapa, no hay nada como salir de la ciudad para respirar aires diferentes. Siempre lo más barato y sencillo será subir a toda la familia al auto y tomar carretera.

¿Sabías que todos los vehículos que circularan por los caminos (de paga o no), deben contar de forma obligatoria con un seguro de auto de responsabilidad civil?, la póliza debe cubrir hasta 100 mil pesos en caso de daños a personas, y 50 mil pesos para desperfectos materiales.

El costo promedio de una póliza de responsabilidad civil básica (la más barata) puede ser de menos de 1,900 pesos al año; lo que corresponde a una cobertura limitada, la cual sólo se hace cargo de los daños que le ocasiones a alguien más. Ojo: vale la pena invertir en una póliza de cobertura amplia pues por unos cuantos pesos más, estarás protegido en cualquier circunstancia.

La buena noticia es que si ya cuentas con un seguro de auto, no es necesario que contrates otro, sólo asegúrate que cubra el monto mínimo de daños.

Te ayudamos a encontrar el seguro de auto más completo, más barato y más eficiente para ti

¿Cómo funciona el seguro de Caminos y Puentes Federales?

Al conducir por las autopistas de cuota administradas por Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), tu pago en la caseta te hace acreedor a un seguro de responsabilidad civil respaldado por Quálitas Compañía de Seguros, S.A. de C.V. Si tienes la Tarjeta IAVE, no te preocupes, también cuentas con él.

Conoce su cobertura:

Si tú eres el responsable Si es responsabilidad de la autopista
En caso de que tu seas el responsable de algún accidente en la autopista y/o puente operado por CAPUFE la aseguradora responderá por:

  • Los daños causados a la autopista.
  • Los daños que le ocasiones a otros vehículos que circulen por la misma autopista, incluyendo los GASTOS MÉDICOS de sus ocupantes y/o de peatones que eventualmente resulten lesionados en el accidente.
  • Los gastos médicos y/o funerarios de los ocupantes del vehículo y conductor del vehículo responsable.

Deducible: No aplica para siniestros ocurridos cuando el usuario conduce un automóvil , pero en caso de que maneje un microbús o autobús, tendrá que pagar la cantidad de $3,000. Si conduce un camión de más de 3.5 toneladas tendrá a su cargo un deducible de $6,000

En este caso NO SE CUBREN los daños, arrastre, ni maniobras de salvamento que sufra el vehículo, por ser el responsable del siniestro.

Si tú no eres el responsable del accidente sufrido en la autopista y/o puente operado por CAPUFE, el seguro te cubrirá:

  • Los gastos por daños causados a tu vehículo (incluye gastos de grúa o arrastre derivado del accidente).
  • Daños que causes a las vías de comunicación.
  • Los gastos médicos a los OCUPANTES de tu vehículo incluyendo al CONDUCTOR. (incluye gastos de traslado en ambulancia terrestre al hospital más próximo al lugar del siniestro).

Lo anterior, a consecuencia de derrumbes o deslaves, objetos dentro del camino, baches y derrames de substancias que pongan en peligro la vialidad del tramo, accidentes con animales, roturas de cristales, faros y llantas sólo cuando haya pavimento suelto por mantenimiento de la autopista.

Fuente Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Respecto a los montos que cubren las pólizas:

Coberturas de sumas aseguradas
Cobertura Límite máximo de responsabilidad
Responsabilidad civil del usuario, por daños a bienes de las vías generales de comunicación. Hasta por 33,000 DSMDVDF* por evento.

*DSMDVDF= Días de Salario Mínimo Diario Vigente en el Distrito Federal.
Responsabilidad civil del usuario por daños a terceros en sus bienes y/o en sus personas (excluyendo ocupantes del vehículo responsable y peatones). Hasta por 33,000 DSMDVDF por evento, sin que la indemnización por persona exceda de 6,000 DSMDVDF* por persona.
Responsabilidad civil del usuario por daños a peatones. Hasta por 33,000 DSMDVDF. Por evento, sin exceder de 6,000 DSMDVDF* por persona.
Gastos médicos a ocupantes del vehículo cuyo conductor sea responsable:

  • Automóvil
  • Camionetas
  • Camiones
  • Microbuses
  • Minibuses
  • Autobuses
  • Tractocamiones
  • Motocicletas
  • Cualquier vehículo automotor y/o similar
El límite máximo de responsabilidad para la cobertura de gastos médicos a ocupantes del vehículo cuyo conductor sea responsable, será hasta 2,175 DSMDVDF* por persona.

Fuente CONDUSEF.

¿Qué no incluye el seguro de auto de la autopista?

Como en todas las pólizas, en el seguro que pagas al transitar por una carretera, también existen EXCLUSIONES, tómalas en cuenta para que no te sorprendan:

  • Gastos médicos y/o funerarios del conductor del vehículo responsable del accidente, si éste va en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas; si no trae licencia o permiso.
  • Gastos de grúa o arrastre de tu auto si fuiste el causante del desastre.
  • Gastos de defensa jurídica, fianzas, cauciones, pensiones por depósitos de vehículos.
  • Daños causados por disturbios, alborotos populares.
  • Daños que causen vehículos comerciales de servicio particular o público de más de 3.5 toneladas, si es que viajan con exceso de peso.
  • Accidentes provocados por tornados, nevadas, neblina, lluvia.
  • No cubre los daños de tu auto si tú causaste el accidente.

¿En dónde es válido?

CAPUFE opera el 44% de las autopistas y el 65% de los puentes de cuota de México, conoce todas las redes operadas por la red de CAPUFE aquí.

¿Cómo se hace válido el seguro de autopista de CAPUFE?

En principio, deberás reportar el siniestro a la Plaza de Cobro más cercana y/o a través del número 074, en esa llamada además, debes:

  • Informar tu ubicación, número de kilómetro aproximado en el que transitas, así como alguna referencia del lugar.
  • Marca, modelo y color del vehículo e informar si hay otros vehículos afectados.
  • Es obligación esperar al ajustador de la aseguradora, se invalida el seguro con negociaciones particulares.
  • Tener a mano comprobante de pago de caseta y tener a mano dispositivo electrónico (IAVE) o tarjeta de crédito o débito con que hayas pagado, la declaración de accidente y un reporte del accidente de la caseta más cercana y/o de la Policía Federal, en su caso.

¿Por qué no es suficiente con el seguro de CAPUFE?

Con el nuevo seguro de auto obligatorio, cualquier daño que se registre será pagado en partes iguales por el particular y por el seguro de CAPUFE. Cabe aclarar que el seguro que da CAPUFE no cubre carreteras libres.

¿Qué pasa si no contrato el seguro de auto obligatorio?

Si de plano te avientas a salir a carretera sin un seguro y las autoridades correspondientes te atrapan, serás multado con 20 a 40 días de salario mínimo (de 1400 a 2800 pesos). Pero todavía tendrás oportunidad de olvidarte de la multa, si contratas un seguro de auto en un plazo no mayor a 45 días.

No le juegues al vivo y contrata un seguro para tu coche; en caso de accidente podrías perder todo lo que tienes y quedar endeudado por muchos años, eso sin mencionar las lesiones físicas o pérdidas humanas. Más vale prevenir.

 

¿Qué hacer si atropellas a alguien en México?

Manejar un automóvil es una actividad que los mexicanos hacemos para ahorrar tiempo y, seamos sinceros, para evitar usar el transporte público saturado de gente. Pero nadie dijo que estar al volante fuera cosa fácil y como todo en la vida, tiene sus desventajas, ya que pone en riesgo la integridad física del conductor y de terceros. Un claro ejemplo: atropellar a alguien.

En México nos falta educación vial para que, tanto conductores como peatones, viajemos en paz y con tranquilidad. Para darte una idea de la situación, cada año hay más de 400 mil lesionados por accidentes viales en nuestro país, según datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes.

En este artículo te daremos algunos consejos basados en información especializada, respecto a lo que debes hacer si atropellas a una persona.

¿Qué debes hacer si atropellas a alguien?

Para esta investigación, conversamos con el abogado experto en materia penal, Ricardo Misael Jiménez. ¡No te quedes con ninguna duda y ten a la mano este tipo de información útil siempre!

Cuando ocurre un incidente así, las primeras y más importantes acciones son las siguientes:

  1. Permanecer en el lugar donde sucedieron los hechos. Solo así podrás estar en el momento en que inicie la investigación; de lo contrario, tu ausencia puede generar graves consecuencias legales para ti.
  2. Dar atención médica si la persona está herida. Llama a la Cruz Roja y, si estás capacitado, dale primeros auxilios a la persona lesionada o busca a alguien que pueda asistirte; esto, además de ayudar al herido, puede beneficiarte, ya que estas acciones se registran en la investigación previa.

Si la persona atropellada fallece, es muy importante NO TOCAR la escena del incidente, pues eso te perjudicará. Lo que debes hacer es: mantenerte en el lugar del hecho, llamar a la aseguradora, contactar a un abogado, pero sobre todo y más importante, ‘guardar silencio’ mientras esperas en el lugar. Recuerda que éste es un derecho constitucional de todas las personas, incluido en el artículo 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

¿En qué momento debo “callar”?

Cuando las autoridades lleguen y te pregunten:

¿Qué pasó? ¿Tú lo mataste? O cuando te señalen y/o digan que tú fuiste el culpable; en ese momento, lo mejor es guardar silencio.

Omite frases típicas como “no lo vi, él se atravesó o fue mi culpa”. Es muy importante mantener inteligencia emocional en estas circunstancias, ya que todo lo que digas puede ser considerado como una confesión y estarías alterando la forma en que un abogado puede llevar tu defensa.

Consecuencias legales si muere esa persona

En la Ciudad de México, por lo general, el homicidio se castiga con una pena de 8 a 20 años de cárcel, lo que puede variar según las circunstancias en que hayan ocurrido los hechos, por ejemplo:

  • Cuando hay agravantes. Esto quiere decir que las cosas empeoran. Aquí entran los casos cuando el conductor que atropelló a otro, además manejaba bajo los efectos de alcohol o alguna droga; en esos casos, la pena puede aumentar.
  • Si no hay agravantes. El abogado trabajará con la versión que le diga el cliente, más la información que entregue el peritaje y las declaraciones de algún testigo; con eso determinará si puede llegar a un arreglo con el ministerio público. A esto se le llama “criterios de oportunidad”, es decir, solamente el abogado y el ministerio público analizan las condiciones del incidente y establecen (o no) un acuerdo para poder quitar la pena.

IMPORTANTE: En la negociación con el abogado y el ministerio público, tú como conductor debes poner mucha atención, ya que si seguiste al pie de la letra las recomendaciones de arriba (NO hablar con nadie sobre lo sucedido, NO alterar NI huir de la escena del crimen), podrías tener puntos a tu favor que quizá te salven de ir a la cárcel. Las cuestiones técnicas del peritaje son las que determinarán si fue o no tu culpa, pero es vital que durante la investigación mantengas la serenidad y no te des un “balazo en el pie” solamente porque te pusiste nervioso, o confieses “que mataste a alguien”, cuando el peritaje dice otra cosa.

Para enfrentar estos incidentes, existen otros procedimientos administrativos que están sujetos a la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal, aunque se advierte que éstos no pueden llevarse a cabo cuando existe algún homicidio.

¿Cómo funciona el seguro de auto si atropello a alguien?

El reglamento de tránsito en la Ciudad de México y el de otros 13 estados de la República Mexicana establecen que todo automovilista debe tener un seguro de autos que cubra daños a terceros. Si de entrada no cumples con esta norma, recibirás una multa administrativa, además de las consecuencias penales por el delito en cuestión.

Cobertura de gastos

Cuando contratas un seguro de auto y tienes que usarlo, la aseguradora absorbe el monto económico del percance; por ejemplo, si le pegas a alguien, el seguro paga el golpe; si atropellas a una persona, el seguro pagará hasta cierto tope (según la póliza) las indemnizaciones. Un suceso de este tipo puede requerir un monto de más de 3 millones de pesos por persona lesionada, según el artículo 502 de la Ley Federal del Trabajo, eso sin considerar si, además de una persona fallecida, quedaron pasajeros heridos e imposibilitados para trabajar.

Asesoría jurídica

Además, tu aseguradora de auto te ofrecerá asesoría jurídica de forma muy general; pero OJO, si la acusación es por homicidio, lo más recomendable es, además, contratar un abogado particular en materia penal. ¿Por qué?

Si acaso estabas bajo la influencia de bebidas alcohólicas o alguna otra situación agravante que no cubre tu póliza, la aseguradora NO tiene la responsabilidad de interceder por ti y te quedarías sin protección legal. Recuerda que también es un derecho de las personas tener representación legal, por lo que si no tienes un abogado particular, el Estado deberá proporcionarte uno de ‘oficio’ que no cobre sus servicios.

Una previsión inteligente para todo conductor es revisar a detalle todo lo que cubre (y no) la póliza del seguro de tu auto. Dependiendo del seguro de auto que tengas (responsabilidad civil, limitada o amplia), será el tipo de situaciones en que estarás cubierto, en caso de emergencia.

Recuerda que los accidentes no avisan, por eso debes estar atento, conducir con responsabilidad y sobre todo, contratar un buen seguro. Si aún no cuentas con un seguro de coche, o bien, compraste el más barato (e incompleto), cotiza el que mejor te convenga y te proporcione más tranquilidad al volante.

¿Qué hacer si chocas contra un poste o patrimonio público?

Tan solo en la Ciudad de México, se registra un promedio diario de 1,095 accidentes viales según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), y de acuerdo a sus indicadores cada año, se destina alrededor del 1.7 por ciento del PIB a reparar los daños causados por accidentes viales en el país.

Lo cierto es que un choque a veces no ocurre directamente contra otro vehículo, sino que que podría tratarse de un impacto en una banqueta o que el auto termine estampado contra un poste de luz o en el muro de contención de alguna calle o en el de una casa particular.

La mayoría de los choques e incidentes de tránsito se pueden resolver con la intervención de los seguros de auto, claro, si tienes el indicado. Recuerda en algunos estado de México ya es obligatorio circular con una póliza de responsabilidad civil que ampare daños a terceros.

No obstante, cuando destruyes parte de la infraestructura pública, pueden aplicarse otros procedimientos para reparar el daño.

¿Llamarán a la policía?

Si durante el accidente destruyes parte de una banqueta, muro de contención y/o poste de servicios, NO debes huir del sitio, ya que es muy probable que el inmueble esté monitoreado por una cámara y se agrave tu situación si intentaste escapar.

Como en cualquier accidente, debes dar aviso a tu aseguradora. Por su parte, el agente de tránsito te aclarará que hay un daño a patrimonio público y deberás reponerlo. Según sea la afectación, el gobierno de la Ciudad de México (o la autoridad municipal), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o Telmex te cobrarán los daños.

Si el daño fue a la barda de una casa, por ejemplo, también serás responsable de pagar todos los averíos, incluyendo lesiones a los habitantes, si hubo, pero será un acuerdo entre particulares.

En caso de que el accidente no haya sido grave, un policía auxiliar te acompañará al juzgado Cívico para resolver el acuerdo del pago. Pero si conducías en estado de ebriedad o hay lesionados graves, terminarás directamente en el Ministerio Público.

¿Cuánto pagas por provocar un daño en la vía pública?

En el Artículo 54 (Fracción V), del Reglamento de Tránsito del Distrito Federal se establece que en caso de que un conductor dañe bienes públicos, él será el responsable de pagarlos, sin importar lo que señalen otras disposiciones.

Además, si no tienes un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros deberás pagar una multa y el vehículo será remitido al depósito. La multa impuesta equivale a 20 o 30 Unidades de Cuenta de la Ciudad de México; es decir de $1,509.8 a $2,264.7, según la Ley de Ingresos del Distrito Federal del ejercicio fiscal vigente.

Recuerda que no tener un buen seguro de autos, te puede meter en muchos problemas, tanto porque no estés bien cubierto en caso de que tú seas víctima de una lesión, como por la cantidad de multas que pagarás si no tienes el seguro requerido por la ley.

Las infracciones de tránsito más comunes

Entre las multas de tránsito más frecuentes, según la Secretaría de Seguridad Pública (SSPCDMX), en México, son:

  • Estacionarse en un lugar prohibido
  • Dar vuelta en “U” en donde está prohibida
  • Circular sin placas o permiso vigente
  • Circular en contraflujo
  • No traer tarjeta de circulación
  • Circular sin cinturón de seguridad
  • Conducir con alcohol en la sangre
  • Circular sin licencia o permiso vigente

Y los accidentes más comunes son por:

  • Choque
  • Atropellamiento
  • Volcadura
  • Caída de pasajeros
  • Derrape

Recomendación al conducir en la vía pública

Extrema precauciones en temporada de lluvia, ya que se reduce la visibilidad y es difícil frenar. Ten presente el punto ciego en tus espejos retrovisores laterales y no discutas con las personas que transportas en tu auto, ya que estos distractores frecuentemente terminan en percances vehiculares.

¿Cuánto te debe pagar la aseguradora si te roban tu auto?

Cada hora 10 automóviles son robados en México, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) en 2018. El Tsuru, la Pick Up NP300 y el Versa de Nissan, el Aveo de Chevrolet, y el Jetta y el Clásico de Volkswagen, encabezaron la lista de los autos más robados en la primera mitad del 2018. La tasa de recuperación de vehículos es de 23% para el mismo periodo de acuerdo con la AMIS.

¿Sabías que tener un seguro de auto no necesariamente te ampara en caso de robo? Y en el caso de que lamentablemente te ocurra, ¿estás consciente de cuánto dinero tienes derecho a recibir por el valor de tu auto extraviado? Hablamos con nuestros expertos al respecto para asesorarte.

¿Qué tipo de seguros te amparan contra robo?

Como sabes, desde el 1 de enero de 2016 es obligatorio que todos los autos que circulen en la Ciudad de México y en la mayoría de los Estados de la República cuenten con un seguro de Responsabilidad Civil (RC). Sin embargo, este seguro de auto no te ampara en caso de robo. Si por ahorrarte unos pesos en el pago de la póliza más barata, eliges sólo contratar este tipo de seguro, debes estar consciente que no estarás cubierto si sufres un robo total o parcial de tu vehículo. Y como todos sabemos, pagar las consecuencias negativas será siempre mucho más costoso.

Nuestros asesores recomiendan revisar que tu aseguradora te brinde cobertura amplia y/o limitada, pues únicamente con estos tipos de seguros estarás protegido en caso de que te roben el automóvil.

Principales características que cubre la cobertura amplia de un seguro:

  • Daños materiales
  • Robo total del automóvil
  • Responsabilidad civil (de bienes y personas)
  • Extensión de responsabilidad civil al conducir otro automóvil
  • Asistencia legal y en fianza
  • Asistencia médica básica
  • Asistencia vial en descomposturas

Principales características que cubre la cobertura limitada de un seguro:

  • Robo total
  • Responsabilidad civil (bienes)
  • Asistencia legal
  • Gastos Médicos a ocupantes
  • Asistencia vial

La principal diferencia entre un seguro de cobertura amplia y la limitada es que el primero cubre los daños al vehículo propio, mientras que la cobertura limitada no. Por ejemplo, si en un choque tú eres responsable, tú pagas la reparación de tu auto de tu bolsillo pero ambos te amparan en caso de robo.

¿Cuánto dinero te debe pagar la aseguradora si te roban tu auto?

La cantidad de dinero que recibes de la aseguradora tras un robo depende 100% del tipo de seguro hayas adquirido. Existen 3 casos bajo los cuales puedes contratar el seguro de auto con la aseguradora:

1. Valor factura

En este caso se pagará el robo con el valor total de la factura del vehículo. Considera que sólo aplica para el año en curso y uno atrás; lo que hace que el costo de la prima a pagar sea mayor.

Si contratas este tipo de especificación en tu póliza, sube en promedio $2,000 el costo del seguro.

2. Valor convenido

Este monto que se paga en este caso, no es ni el de factura del coche, ni valor el comercial que se cotiza en el mercado sino una cantidad de dinero determinada que acuerda la aseguradora y el cliente al momento de la contratación del seguro.

Si contratas este tipo de modalidad en tu póliza, el costo del seguro se eleva unos $600 en promedio.

3. Valor comercial

Este es el tipo de acuerdo más común en casos de robo, se basa en pagar al cliente, víctima de robo, el precio comercial del “Libro Azul” que esté fijado en el mes del robo del vehículo.

Prácticamente todos los seguros de cobertura amplia y limitada se expiden con garantía de valor comercial en caso de robo.

¿Cómo funciona el seguro de auto en un autofinanciamiento?

La segunda gran inversión de las familias es hacerse de un auto propio, sólo después de comprar una casa, según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Cuando se trata de comprar un automóvil a crédito, el 60% de los mexicanos buscan plazos largos para pagar, que van de 3, 4 y hasta 5 años, informó recientemente la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA.

Sin embargo, una de las condiciones para adquirir este tipo de financiamientos es tener un seguro de auto. Aquí te decimos cómo funciona.

¿Para qué sirve el seguro de auto en los autofinanciamientos?

El seguro del auto es muy importante en general, pero en el caso de los autos financiados lo es aún más, ya que además de proteger tu economía en caso de accidente, “cuida” los intereses de la empresa o banco que te prestó para comprarlo. En el peor escenario, estas instituciones quedan protegidas si, por ejemplo, se roban el coche aún antes de que termines de pagarlo.

Recuerda que estarás con la deuda por al menos 3 años, así que te conviene saber cómo funcionará el seguro del auto durante este tiempo, a fin de hacer la mejor elección desde el principio.

¿Es obligatorio asegurar el auto adquirido con financiamiento?

Primero, lo más importante. SÍ es obligatorio contratar un seguro de auto cuando vas a adquirirlo por financiamiento, pero NO es obligatorio contratarlo con la misma agencia que te lo vende.

A partir de la Reforma Financiera, desde 2014 está prohibido obligar al cliente a contratar un seguro (ya sea de vida, incapacidad, así como del vehículo) con el mismo grupo financiero o la aseguradora que le otorgue un crédito. A esta práctica se llama venta “atada”.

Al no ser obligatorias las “ventas atadas”, tú puedes cotizar y comprar tu seguro con la aseguradora que más te convenga. Incluso, si la agencia te ofrece una promoción de seguro gratis el primer año, tú tienes libertad de cambiarte de aseguradora en los años que resten del financiamiento, de acuerdo con la Comisión Nacional de Protección y Defensa a los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

¡Atención! A pesar de que esta libertad para elegir tu seguro está estipulada en el artículo 58 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, la misma Profeco advierte que hay excepciones. Es decir: se prohíbe obligar a comprar coche y seguro juntos, PERO aún se permite ofrecer las “ventas atadas”.

Conclusión: es tu derecho decidir si aceptas o no.

Consejo: compara agencias y/o bancos y busca financiamientos que te den libertad de contratación de seguros.

¿Qué tipos de seguros pueden pedirme para otorgar el crédito automovilístico?

El requisito indispensable es tener un seguro de automóvil. En algunos casos especiales (o para algunas entidades bancarias) será también recomendable tener seguro de vida, y quizá de desempleo.

¿Conviene contratar el seguro de auto con la agencia?

No necesariamente. Como hemos dicho, esto se conoce como “venta atada” y podría darte la única ventaja de ahorrar algunos trámites, pero no necesariamente dinero. En el país existen 1,800 agencias automotrices registradas según la AMDA. Por lo general las autofinancieras siempre ‘recomendarán’ a los clientes adquirir el automóvil y el seguro con ellos mismos.

En ese caso suelen venderles seguros de uno a tres años como mínimo. La “venta atada” depende de la agencia, no de la marca del automóvil, es decir, no significa que VW o Ford se vendan forzosamente con cierto tipo de seguro sino más bien depende que una agencia tal o cual establezca ese requisito como su política de venta.

Un buen consejo es comparar el mismo coche en varias agencias y asegurarte de que te den “libertad” de elegir el seguro que tú quieras, aún si ofrecen promociones.

¿Qué hacer si no quieres el seguro de auto de la agencia?

Al comprar un auto en financiamiento también puedes advertirles a los vendedores que contratarás el seguro por tu cuenta. Ten en cuenta que, según nuestros asesores, el seguro que te vende la agencia puede salir hasta un 150% más caro.

La clave es comparar con otras aseguradoras y elegir una opción más adecuada. Si optas por cotizar tú mismo el seguro, toma en cuenta que el coche todavía no es formalmente tuyo, sino de la empresa que te da el crédito. Como el automóvil aún no está a tu nombre, entras en una categoría de seguros que se llaman “de beneficiario preferente”.

Esto no implica ningún costo extra, solo es una cláusula que advierte que, en caso de robo o daños, el seguro se pagará a la institución que te otorga el crédito (es decir, el beneficiario preferente), pues tu serás el propietario del automóvil sólo hasta terminar de pagarlo.

¿Cómo funciona el “Beneficiario preferente”?

Fácil. Debes dar de alta el seguro con tu nombre, pero con la categoría “beneficiario preferente”, es decir, que en caso de robo o daño el pago va íntegro al “beneficiario preferente”, o sea, a la agencia o la empresa que está emitiendo el crédito.

Consejo: recuerda que si aseguras el coche con la prima “cero deducible”, te proteges de no pagar nada adicional.

¡Sé muy cuidadoso con los datos que darás de tu beneficiario preferente! Revisa que no falten puntos, comas, siglas y que todo el nombre esté correcto. Si cualquier detalle no está bien escrito, y sufres un incidente, no habrá manera de que alguien cobre ese seguro.

¿Qué plazo se usa para un seguro de auto con financiamiento?

Ya sea que lo compres con la agencia o por tu cuenta, por lo general las autofinanciadoras te pedirán tener un seguro subsecuente de hasta tres años, ya que es el plazo promedio en que terminarás de pagar el auto. En este caso, recuerda:

  • Puedes pedir categoría “beneficiario preferente” por un plazo de uno a tres años. Si lo contratas por un año, debes renovarlo hasta que termines de pagar el financiamiento.
  • Hay otras agencias que venden seguros multianuales (existen, pero muy pocas lo ofrecen)

Me chocaron el auto estacionado, ¿qué hago?

Muchas son las historias de personas que llegan a determinado lugar, estacionan correctamente su auto para realizar algunas diligencias y a su regreso, descubren que alguien los has chocado. ¡¿Pero cómo?! ¡Si estaba estacionado!

Las razones son de lo más insufribles, desde que no saben estacionarse, no calculan las dimensiones de su vehículo, están alcoholizados o quizá un momento de furia extraña que los lleva a actuar bruscamente.

Pero lo peor es que son muy pocos los que cometen el infortunio y decentemente colocan en el parabrisas del auto perjudicado, una tarjeta con sus datos para hacerse responsables por los daños que ocasionaron; la gran mayoría simplemente huye del lugar.

Al final, las consecuencias las paga tu auto y más vale que lo tengas asegurado porque de lo contrario tú tendrás que costear las reparaciones.

Tu auto está asegurado, ¿verdad? o… ¡¿te chocaron el auto y no estaba asegurado?!

Como sabes, los accidentes no avisan y no sabemos en qué momento requerirás hacer valer tu póliza del seguro de auto; por ello, es muy importante que estés informado de qué clase de cobertura tienes, en qué te ampara y en qué no.

En México 7 de cada 10 autos no tienen seguro, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), a pesar de que a partir de 2016 por ley, es obligatorio contar con uno de Responsabilidad Civil.

Directo:¿El seguro te ampara si te chocan estacionado?

Depende de la póliza que hayas contratado. Si tienes una cobertura de daños por accidente, estás cubierto, ya que, entre otras cosas, incluye el roce o choque con otros autos mientras estés estacionado. Eso sí, como en todo hay sus excepciones y podrían negarte la cobertura si te estacionaste en un lugar prohibido o causando algún peligro.

¿Qué hacer si descubres el golpe y no hay responsable?

Posiblemente el primer paso sería tratar de controlar tu furia y frustración, ya que estés más tranquilo…

Averigua en los comercios cercanos o personas que estén por ahí, si alguien fue testigo del incidente. Lo ideal es que alguien pudiera darte la descripción del auto agresor y sus placas.

  1. Toma los datos de las personas que estén dispuestas a testificar.
  2. Comunícate con tu seguro para reportar el siniestro.
  3. Mientras esperas a tu ajustador, revisa en los alrededores si existe alguna cámara de seguridad que pudiera haber grabado el choque.
  4. En cuanto llegue tu ajustador, te dirá cómo hay que proceder.

Evita sorpresas cuando necesites tu seguro y toma en cuenta estos 5 puntos básicos para utilizar tu póliza de seguro

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), te aconseja estar muy atento y seguir las siguientes pautas al contratar un seguro automotriz:

  1. No proporciones datos falsos, tal acción invalida tu seguro.
  2. No firmes documentos en blanco, espera a que la solicitud esté perfectamente llena para firmar.
  3. Lee detenidamente la solicitud y verifica que tus datos sean correctos.
  4. Verifica que la aseguradora tenga prestigio.
  5. No te quedes con dudas, pregunta todo lo necesario hasta que esté claro.

Una vez más queda expuesto lo necesario que es contar con un seguro de auto, dejar de verlo como un gasto y más bien considerarlo como una excelente inversión, la cual te puede sacar de apuros y librarte –en su momento- de hacer un desembolso grande de dinero.