4 formas para comprar un auto

Ya tomaste la decisión de comprar un auto, ya sea nuevo o usado, pero todavía no estás muy seguro sobre cuál es la mejor forma para conseguir dinero. ¡Este artículo te interesará! Las opciones más comunes para comprar un auto son ahorrar, adquirir un crédito automotriz o vender algo (como tu auto actual). Pero aquí te dejamos otras alternativas que pueden ajustarse a tus necesidades.

Antes de buscar la manera de comprar un auto debes hacer un presupuesto. Esto te ayudará a definir cuánto dinero necesitas y por consiguiente, encontrar la mejor forma de financiamiento para ti.

Por ejemplo, si compras un auto usado que está a un precio accesible; bien podrías utilizar tus ahorros o vender tu vehículo actual para pagar el otro. El costo del coche que quieras comprar determinará cuál es la mejor manera para que consigas dinero para comprarlo.

#1 Financiamiento

¿Quieres un auto, pero tus ahorros solo son suficientes para pagar el enganche? Entonces deberías considerar adquirir un crédito automotriz. La cantidad que recibas como financiamiento dependerá de varios factores, pero sobre todo de tu ingreso y del costo del auto.

Puedes solicitar el crédito automotriz con un banco directamente o bien con la agencia que te venda el vehículo. Estas normalmente trabajan con otros bancos, pero el personal de ellas te ayuda durante todo el trámite.

Elegir el crédito automotriz correcto para ti puede ser complicado, ya que no sólo debes irte por la opción que te ofrezca la menor tasa de interés, sino la que te brinde más beneficios. Entre ellos se deben incluir el seguro de auto y comisiones respectivas. Muchas veces te encontrarás con un producto que a simple vista pareciera “barato”, pero cuando haces la suma de sus comisiones y los costos de sus seguros; descubrirás que es más caro de lo que parece.

#2 Ahorros

Si adquirir un auto es una meta a largo plazo, todavía estás en tiempo de iniciar un plan de ahorro que se ajuste a tus ingresos y gastos. Así una vez que llegues a una cierta cantidad podrás elegir el auto que más te parezca de entre tu presupuesto.

Para llegar más pronto a tu meta puedes recurrir a diferentes instrumentos de ahorro que te brinden rendimientos por tu dinero. En estos, depositas una cantidad inicial y haces aportes mensuales, mientras más dinero haya en tu cuenta más podrás recibir por rendimiento. Un ejemplo de este tipo de servicios sencillos de inversión son plataformas como Piggo.

También puedes invertir en las plataformas de “P2P” que son préstamos de persona a persona. En ellos te registras, y tú decides a quien prestarle dinero. Las personas que solicitan el crédito fueron aprobadas previamente por la plataforma, así te brindan seguridad respecto a que son solventes económicamente y que no tendrás para recuperar tu inversión. Los intereses que las personas paguen se convertirán en los rendimientos de los inversionistas. Algunas plataformas son Doopla, Yotepresto.com, Prestadero y SuperTasas.com.

#3 Préstamo para comprar un auto

Es muy parecido al crédito automotriz, pero la diferencia es que este préstamo es más general. Dado que no incluye los seguros adicionales y otras características que el crédito automotriz suele tener. Incluso, este préstamo puede tratarse de un producto general que puede ser utilizado con este fin.

#4 Busca un ingreso extra

Ya sea que adquieras un crédito y quieras pagarlo lo más pronto posible o sin afectar tus finanzas seriamente; un ingreso extra te ayudará a juntar el dinero necesario para tu meta. Puedes hacer diferentes cosas para ganar ese dinero, desde prestar servicios externos con tus conocimientos profesionales o bien encontrar la fórmula para monetizar algún pasatiempo.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: