¿Cómo atrasan las deudas tu jubilación?

El ahorro para el retiro laboral es un tema que se posterga en la juventud porque se ve muy lejano,  sin embargo, lo ideal es comenzarlo precisamente cuando inicia la vida laboral.

El 74 % de los prejubilados de 45 años o más quisieran retirarse en los próximos 5 años, según datos de un estudio realizado por HSBC, sin embargo una parte de los encuestados no lo podrá hacer porque:

  • Tienen  un alto nivel de endeudamiento
  • No ha ahorrado lo suficiente
  • Aún tienen dependientes económicos.

Ante este panorama, conviene saber cómo  reparar las deudas y saldar créditos desde que estás en plena vida laboral, para garantizar tranquilidad en el presente y futuro financiero.

¿Cómo te ves en tu vejez?

En la juventud el ahorro se toma a la ligera,  y es en lo último que suele pensarse si consideras que aún tienes un largo camino por andar para llegar a la edad tradicional de jubilación, pero la forma en que administres tus deudas adquiridas a partir de los 30 años es vita para asegurar tu tranquilidad financiera y emocional.

Hay 3 claves para que las deudas no sean un obstáculo en tu jubilación, considera cómo resolverlas lo antes posible:

#1 Imagina cómo quieres vivir

Diseña un plan de ahorro conforme al nivel de vida que quieres tener y empieza pronto. Tu Afore, es una excelente opción para meterle ese extra que necesitas y vivir tranquilo, cómodo y feliz.

#2 No toques tu ahorro para el retiro (mucho menos para cosas innecesarias)  

No gastes lo ahorrado para solventar gastos ordinarios pues, para ello, debes de hacer un presupuesto que te mida cómo y en qué estás gastando y hacer modificaciones si es que estás en números rojos.

#3  Espera lo inesperado

Los eventos inesperados pueden dañar los planes de jubilación; las enfermedades y accidentes impiden continuar con el ahorro  para jubilarse. Entonces, lo que debes hacer a parte de tu ahorro a largo plazo, mediano y corto plazo es tener un “fondo para emergencias”, éste deberá cubrir el costo de tu estilo de vida de al menos seis meses.

No es imposible adquirir el hábito del ahorro, sólo debes modificar tu modo de gastar y prever.


Esta es una colaboración de Curadeuda, reparadora de crédito en México

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: