Qué es, cómo funciona y cómo ganas dinero con el Afore

A lo largo de nuestra vida laboral uno de los principales ahorros que empezamos a hacer (a veces incluso sin saberlo) es mediante la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore). Cuando entramos a un trabajo formal en donde empezamos a cotizar ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Seguridad y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSTE), nos piden escoger alguna institución financiera que lleve nuestra nómina y también la administración de nuestras aportaciones para el retiro.

Por lo general es el mismo banco donde recibes la nómina de tu trabajo, pero tú puedes elegir otro libremente y hasta realizar aportaciones extras a las que “default” te descuentan.

Pero, qué es, cómo funciona y sobre todo, ¿cómo te hace ganar dinero la Afore? Sigue leyendo.

¿Qué significa Afore?

La Afore es una institución privada que se encarga de llevar la administración de fondos para el retiro de los trabajadores que hagan aportaciones “obligatorias” (en el caso de los empleados que estén afiliados al IMSS y ISSTE).

Pero también es un mecanismo para ahorrar el dinero a largo plazo, de manera voluntaria, de cualquier persona que trabaje por ejemplo, por su cuenta; pues existen Afores disponibles para precisamente para profesionales freelance, según advierte el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

En otras palabras, Afore es un instrumento de ahorro para el retiro o el largo plazo.

¿Cómo funciona?

1. Tú eliges una Afore vinculada a alguna institución financiera.

Si eres asalariado, muy probablemente ya estás inscrito en una, revisa tu estatus aquí.

Si quieres ver la lista de opciones disponibles, entra aquí.

2. Si eres trabajador independiente, también existen al menos 8 bancos e instituciones financieras que ofrecen este servicio, aquí están las principales opciones.

serv_trabajadores_indep

Fuente: Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro

3. Deposita dinero a tu cuenta Afore. A eso se llama hacer aportaciones.

Si eres asalariado, de tu sueldo, el patrón te descontará un porcentaje (aproximadamente 6.5%) para tu retiro. La ventaja de esta modalidad, es que tanto el patrón como el Gobierno también aportan una parte. Todo ese dinero junto va a tu Afore, que a su vez, se invierte en una SIEFORE.

Si eres independiente, tú mismo decides cuánto invertir. Toma en cuenta que este tipo de inversiones son las que más rendimientos te darán, pues el plazo es siempre a muy largo plazo, y no será tan sencillo retirar el dinero antes. Pero verás que la tasa de interés es muy superior a cualquier otro fondo de inversión.

Lo “malo” de las Afores

Son inversiones siempre a largo plazo. Las aportaciones que tú realices durante lo largo de tu vida como trabajador idealmente las disfrutarás con creces durante tu retiro.

 

Además, las Afores cobran una comisión por administrar los recursos de tu cuenta de ahorro para el retiro, y debe ser anual. La clave está en comprar no solo cuánto rendimiento te dan, sino cuánto te cobran de comisión.

Aquí los cobros de comisiones de las principales administradoras de Afores:

¿Cómo me hacen ganar dinero las Afores?

  • Rendimientos

Además de administrar tu dinero las Afores se encargan de hacer que tus recursos generen rendimientos para que tu patrimonio crezca. Tus aportaciones se invierten en instrumentos llamados SIEFORE (Sociedades de inversión Especializadas en Fondos para el Retiro). La ganancia que te darán está en función de tu edad y el monto que estés aportando al Afore.

Para calcular el rendimiento (o ganancia) que podrías tener, pregunta qué rendimiento que te da tu Afore y réstale la comisión que te cobra Siefore.

O bien, usa la calculadora de Consar aquí.

  • Deducciones

Si haces aportes voluntarios durante el año, puedes deducir impuestos. Así es, según la Ley del Impuesto sobre la Renta art. 176, existe deducibilidad de impuestos de hasta 10% de tus ingresos anuales, sin que éstos superen 5 salarios mínimos generales vigentes al año. Es decir, según tus aportes y el sistema de ahorro donde estés guardando tu dinero para el retiro, puedes deducir un monto máximo de $152,000 por año.

  • Retiros anticipados

Existe la oportunidad de retirar una parte del capital en casos específicos, como lo son desempleo y por matrimonio

1) Retiros por desempleo

Para hacer uso de este derecho deberás tener al menos dos años de cotización y que tu cuenta tenga 3 años de haber sido aperturada.

Podrás retirar al menos 30 días y máximo 90 días de tu salario base.

Los requisitos son una certificación de baja el trabajador desempleado por parte del IMMS, la cual se te otorga después de 46 días de desempleo.

Ya con esto puedes acudir a la Subdelegación Administrativa del IMMS que te corresponda y solicitar la baja del trabajador desempleado. Después acudir a la Afore que administre tu cuenta y solicitar parte de tus recursos. En un máximo de 5 días hábiles se te entregara el dinero vía depósito o cheque.

Este retiro se podrá realizar cada 5 años y podrás recuperar el dinero que te sea descontado de tu cuenta individual al hacer aportaciones voluntarias.

2) Retiros por matrimonio

Para poder retirar por este motivo deberás tener al menos 150 semanas cotizadas a la fecha que vaya a realizarse la celebración de tu matrimonio.

Podrás retirar al menos 30 días de salario mínimo a la fecha de celebración del matrimonio. Los requisitos serán contar con la resolución de ayuda de gastos de matrimonio del IMSS.

Para poder realizar el trámite debes acudir a la Unidad de Medicina Familiar que te corresponda y solicitar la resolución de ayuda de gastos de matrimonio. Después acudir a la Afore que administra tu cuenta y solicitar parte de tus recursos. En un máximo de 5 días hábiles se te entregara el dinero vía depósito o cheque.

Este retiro se podrá realizar solo una vez en la vida y el descuento te será reintegrado a tu cuenta individual.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: