¿Qué es el seguro de desempleo y cómo funciona?

A veces parece que todo estuviera perdido y quisiéramos tener un salvavidas que nos saque a flote de una situación financiera difícil, como es perder el trabajo. Averigua en qué consiste el seguro de desempleo y cómo aprovecharlo.

¿Qué es el seguro de desempleo?

México es uno de los pocos países en los que puedes acceder a un seguro de este tipo. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 70% de los trabajadores en el mundo no cuenta con un seguro en caso de quedarse sin empleo; este dato aparecía en un contexto de crisis económica mundial (en 2012), pero nos da una idea de lo desprotegidos que estamos como trabajadores.

Un seguro de desempleo es un apoyo financiero temporal, en caso de pierdas tu trabajo; y según la institución con la que lo adquieras, tiene ciertas reglas. Por ejemplo, algunas aseguradoras o bancos de México te lo proporcionan “default” cuando solicitas un préstamo o crédito con ellos. También puedes tramitarlo ante Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX.

¿Cómo se tramita un seguro de desempleo?

Existen tres modalidades básicas para cotizar y adquirir un seguro de ese tipo:

  1. Indirectamente cuando tramitas un crédito y/o préstamos: Es decir, que muchas aseguradoras ofrecen el seguro de desempleo, ya sea que lo vendan como póliza separada o cláusula adicional de algún otro seguro. Esto brinda una protección para el trabajador que contrata el préstamo, el fin de esta póliza es garantizar que pagarás el crédito; quien otorga el crédito se beneficia, ya que no dejarás de pagar en caso de perder el empleo.
  2. Directamente con una aseguradora y/o institución financiera: En 2013 la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), realizó una encuesta sobre la calidad de los seguros de desempleo. Entre las 16 aseguradoras que ofrecen este producto, las mejor evaluadas por transparencia y calidad de la información al cliente fueron: Primero Seguros, Seguros Inbursa, HSBC Vida y Chubb de México. Estas fueron las únicas con un puntaje aprobatorio en la evaluación.
  3. Tramitar el seguro de desempleo gubernamental: Que no es lo mismo que el retiro anticipado de dinero en la Afore. Con el seguro de desempleo del gobierno se obtiene una indemnización para los beneficiarios, pero únicamente tiene validez para los trabajadores dados de alta en el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social). Aunque puede ayudarte a salir del apuro, recuerda que, como en el caso de sacar dinero de la Afore, todo retiro anticipado de un fondo para el futuro, afectará el ahorro a largo plazo.
  4. En el caso de los habitantes de la Ciudad de México, pueden optar por el seguro de desempleo local, que no es compatible con el seguro de desempleo tramitado ante el IMSS y tampoco corresponde al retiro anticipado de la Afore. En este caso, no existe una contratación previa, solo hay que hacer el trámite de reclamación.

Requisitos generales para cobrar el seguro de desempleo:

  • Haber firmado algún contrato laboral o estar contratado por tiempo indeterminado. Si eres trabajador eventual y concluye el período por el que fuiste empleado, no se considera despido.
  • Laborar de manera ininterrumpida. De lo contrario puede ser causa de despido alguna falta de responsabilidad de tu parte.
  • Pagar tu cuota en tiempo y forma establecida en la póliza de seguro, de lo contrario pierdes el derecho a reclamar el seguro.
  • Dependiendo de la aseguradora, hay requisitos de cierta antigüedad laboral para poder cobrar el seguro, verifica tu contrato.
  • Si te despiden, debes cumplir con los plazos establecidos en el contrato para dar aviso y cobrar el seguro.
  • Otro requisito es que la empresa en la que hayas laborado se encuentre legalmente constituida.

Requisitos generales para tramitar el seguro de desempleo ante la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México:

  • Tener 18 años o más.
  • Haber perdido el empleo a partir del 1º de enero de 2012 o después.
  • Que la empresa en la que laboraste tenga su domicilio fiscal en la Ciudad de México.
  • Haber trabajado al menos 6 meses.
  • Contar con documentos que comprueben el despido.
  • Las mujeres que fueron despedidas por embarazo son prioridad para este apoyo.
  • Presentar la documentación expuesta en la página del gobierno de la CDMX.

¿En qué casos no se puede cobrar el seguro de desempleo contratado en una aseguradora?

Recuerda que este seguro solo aplica cuando por una situación ajena a ti pierdes el empleo. Las aseguradoras tienen excepciones generales, que incluyen:

  • Renuncia.
  • Abandono injustificado del lugar de trabajo que cause el despido.
  • Robo, fraude, peleas, malas acciones dentro del espacio laboral, que ocasionen despido.
  • Conflicto de intereses.
  • Rehusarse a realizar las labores propias del trabajo.
  • Violar las reglas laborales.

El seguro de desempleo es una alternativa cuando te has quedado sin tu fuente de ingresos. Ya sea que hayas previsto esta situación y contrataras uno o que cuentes con la opción de solicitarlo a una instancia gubernamental utilízalo responsablemente. Recuerda que se trata de una protección ante situaciones imprevistas, no te dará ingresos equivalentes a un empleo y en muchos casos estarás tomando prestado dinero que estaba destinado a tu retiro.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: