¿Qué es y qué beneficios obtienes con un crédito de nómina?

Los créditos de nómina son préstamos de uno o varios meses de sueldo, que toman como garantía el salario que recibe un trabajador, el cual es depositado en una cuenta corriente conocida como cuenta de nómina.

Para obtener este préstamo no necesitas aval, debido a que los bancos o financieras tienen el respaldo del ingreso mensual que recibes. Estos créditos no son exclusivos para los empleados activos, también está disponible para las personas jubiladas o pensionadas.

Un requisito muy importante para acceder a estos créditos es haber cumplido cierta antigüedad en el trabajo. Algunos bancos también solicitan una cantidad mínima de ingresos para poder ofrecer el servicio. En algunos casos, el monto del préstamo depende de cuánto tiempo lleves en tu trabajo.

Aunque para solicitar un crédito es necesario acudir a sucursal, pueden presentarse situaciones en las que el ofrecimiento sea a través de un cajero automático, de llamadas telefónicas o por promociones enviadas a domicilio.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha emitido recomendaciones especiales para solicitar un crédito de nómina.

Entre otras cosas, sugiere que las cuotas del préstamo no rebasen el 30% del salario, para que así no incurras en problemas de exceso de deuda. Debes calcular el ingreso restante una vez que te descuentan el pago, para saber si es posible continuar con tus gastos fijos y si no comprometes tus finanzas.

Características del crédito de nómina

Cada crédito tiene características diferentes, por lo que debes escoger aquel que se adapte más a tus necesidades. Entre los puntos a evaluar están:

  • Plazo de pagos: puede ser mensual, quincenal o semanal, aunque el más común es mensual. Por lo general, los bancos definen el período, pero algunos ofrecen la opción de ajustarlo de acuerdo a la periodicidad del pago de nómina. El tiempo de pago se encuentra entre los 6 y los 60 meses.
  • Fondos mínimos: existen créditos de nómina que se pueden tramitar desde $1,000 (en el caso de los jubilados) y los $2,000 (para los trabajadores).
  • Tasa de interés: verifica si la tasa de interés es anual, mensual, semanal, etc.
  • Costo anual total (CAT): es la cifra que incluye pagos, cuotas y cargos en porcentaje anual. Se recomienda elegir el más bajo, ya que así se reducen los costos. Hay que considerar que este costo no incluye IVA.
  • Cuota por apertura: suele ser un porcentaje calculado a partir del monto del crédito.
  • Pago por adelantado: algunos bancos pueden realizar un cobro extra por liquidar el crédito antes del tiempo pactado.
  • Pago a destiempo: es común que existan recargos por pagar después de la fecha de vencimiento. Se recomienda investigar su costo para así prevenirlo.
  • Crédito redisponible o revolvente: son créditos que se pueden utilizar más de una vez sin necesidad de realizar trámites extras.
  • Seguro de vida: algunos bancos solicitan la contratación de un seguro de vida. En caso de fallecimiento, la deuda se liquida a través del seguro contratado.
  • Seguro de desempleo: en caso de desempleo, el seguro apoya al usuario con el pago durante algunos meses. No es tan frecuente que los bancos lo soliciten como requisito.
  • Costo de seguros: el precio de los seguros es diferente en cada banco, pero algunos lo ofrecen de manera gratuita al realizar la contratación del crédito.

Beneficios del crédito de nómina

Al momento de contratar un crédito de nómina, no todo se trata de pagos, cuotas y comisiones. Algunas instituciones bancarias ofrecen beneficios especiales. El más común es un seguro de vida gratuito, pero algunos también incluyen un seguro de desempleo.

Otro posible beneficio es la flexibilidad para ajustar el período de pagos, para extender el monto del crédito o sus respectivos plazos de pago. En algunos casos, el “extra” es la comodidad de solicitar el préstamo y hacer el trámite desde un cajero automático y en muy poco tiempo. Aunque te recomendamos acudir a la sucursal a realizar los trámites, para que también te informes de todos los requisitos, costos y beneficios.

Cómo elegir el mejor crédito de nómina

Quizá el banco donde recibes tu nómina no es el que te ofrece más ventajas. En ese caso, tienes derecho a pedir que transfieran tu pago a otra institución bancaria. Este proceso no debe costarte ninguna comisión o cuota extra, es lo que se conoce como portabilidad de nómina.

Este tipo de créditos es una de las principales fuentes de financiamiento para los mexicanos, debido a su facilidad y flexibilidad para tramitarlo. Se le considera mejor que una tarjeta de crédito o que un prestamista, ya que cuenta con mejores tasas de interés y comisiones.

Ventajas

  • Su contratación es fácil e inmediata. Al tener la nómina como garantía, ya no necesitas aval.
  • El cobro del préstamo se refleja de manera inmediata al recibir el depósito del salario, no es necesario acudir al banco a pagarlo.
  • Son útiles para iniciar tu historial crediticio.
  • Debido a que el pago es descontado de la nómina, es poco probable que incurras en retrasos.

Desventajas

  • Si se utiliza de manera irresponsable se puede caer en situaciones de sobreendeudamiento.
  • Todo crédito incurre en costos y comisiones al momento de contratarlo.
  • Aunque tiene mejores tasas de interés que las tarjetas de crédito, puede llegar a ser un financiamiento costoso.
  • Las comisiones y los costos extras encarecen el crédito.

Recomendaciones para tu crédito de nómina

Para conocer toda la información, te recomendamos acudir con un ejecutivo bancario y así evitar sorpresas desagradables. Antes de firmar tu contrato, léelo cuidadosamente, para detectar algún error o información que no conocías, y para confirmar lo que ya te habían dicho sobre este tipo de crédito.

Te recomendamos que uses el crédito de nómina para algún imprevisto o emergencia, pero no para compras como la de un auto o de una casa. Para eso hay préstamos específicos.

También te sugerimos que no lo uses para gastos de temporada como vacaciones, temporada navideña o el regreso a clases.

Puede ser que el monto de crédito preautorizado sea mucho mayor a lo que requieres, por lo que puedes solicitar menos, solo lo que necesitas. Así evitarás una deuda excesiva. Además, el plazo y el monto de pago es menor que en el caso de la cantidad ofrecida originalmente.

Si adquiriste un crédito de nómina para enfrentar algún imprevisto y puedes liquidarlo antes del fin de su plazo, hazlo. Con ello reducirás intereses y liberarás tu capacidad de pago para poder adquirir otros créditos. También puedes iniciar un ahorro. Solo asegúrate de que no te penalicen por pagar antes.

Para liquidar el crédito puedes utilizar ingresos extras, como el aguinaldo, los bonos por desempeño o la prima vacacional.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: