¿Cómo juntar mi crédito Infonavit con un préstamo bancario?

¿Has consultado los puntos que tienes en el Infonavit?, ¿estás decidido ya a comprar la casa que tanto quieres?, ¿estás desilusionado porque parece que no te alcanzará para nada? Considera todas tus opciones antes de darte por vencido, porque hay buenas noticia.

 

¿Cómo sumar tu crédito del Infonavit al crédito de un banco?

Sí es posible. El Cofinavit es un crédito que otorga el Infonavit conjuntamente con un Banco o Sofol, para la compra de una vivienda nueva o usada.

Así funciona: se sumará el crédito del Infonavit con el de la entidad financiera y una vez que terminas de pagar el crédito del fomento a la vivienda, tus aportaciones patronales se destinan al pago del crédito con el banco.

 

¿Cuáles son las condiciones de este crédito?

  • Se darán conforme a tu precalificación, recuerda que debes consultar tu puntuación antes en Infonavit.
  • Se evalúa el comportamiento del pago de las aportaciones de la empresa para la que trabajas
  • Tu edad al momento de contratar el crédito, más el plazo para liquidarlo, no debe de rebasar los 65 años
  • Tendrás una tasa anual fija del 12%
  • Se descontará el 7% de tu sueldo, si éste es hasta de 12.5 UMA mensuales, por arriba, se descontará el 2.5% de tu salario.

 

¿Cuál es el monto máximo de crédito que me pueden dar?

Eso dependerá del producto de crédito que solicites y el uso que le quieras dar. Consulta la tabla  de montos máximos de crédito.

 

¿Qué necesito para solicitar un crédito Cofinavit?

  • Ser derechohabiente del Infonavit, con relación laboral vigente
  • Contar con 116 puntos
  • Cursar el taller en línea Saber para decidir
  • Dos referencias personales
  • Firmar la autorización para que la institución verifique tu información crediticia
  • Consulta el ahorro que tienes en la subcuenta de vivienda, así como el monto de tu crédito
  • Qué monto de lo anterior se descontará por gastos de titulación, financieros y de operación
  • Elige, entre las participantes, la institución financiera que te ofrezca las condiciones más convenientes.
  • Con el crédito aprobado por la institución financiera, reúne los documentos e inscribe tu solicitud en la oficina de atención del Infonavit que te corresponda.

Recuerda que un crédito hipotecario es un compromiso importante y es necesario que tengas la libertad financiera para solventarlo.

 

¿Qué es un coacreditado para un préstamo o crédito?

Un coacreditado, según define la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se refiere a la persona que, de manera solidaria, participa con el titular de una operación financiera, por lo general en un crédito y/o financiamiento. De esa manera el coacreditado también adquiere las mismas obligaciones del deudor principal.

Dado que se trata de alguien que “comparte tu deuda”, un coacreditado se trata de una persona de confianza, por ejemplo un familiar o amigo muy cercano, también es muy común que se lleve a cabo entre convenio entre los miembros de una pareja.

 

¿Cuáles son las ventajas de tener un coacreditado cuando solicitas un crédito?

 

Usualmente la figura del coacreditado se usa cuando vas a comprar un auto o una propiedad a crédito, y como se trata de un monto elevado, se comparte la responsabilidad de la deuda.

En estos casos, lo más común es elegir al esposo o la esposa como coacreditado para que ambos adquieran el préstamo. Las ventajas de optar por esta alternativa son:

  • Acceden a un monto mayor de crédito: Al unir sus sueldos, es posible que adquieran un inmueble de mayor valor.
  • Pagan menos por mensualidad: Al compartir los pagos se vuelve más cómodo para ambos pagarlo e incluso terminarán de pagarlo antes que si fuese solo uno.
  • Cada uno es dueño:– Esto te da certeza en caso de que vivas en concubinato y no esté en sus planes casarse, pues adquieren la seguridad de obtener un inmueble que es propiedad de ambos.
  • Si uno de los dos muere, se extingue el crédito: Si optan por un coacreditado mediante la cobertura mancomunada conyugal (esposa/a), y uno de los dos fallece, el saldo a deber quedará en cero, si cumplen con la documentación indicada en el contrato de adhesión.

 

¿Cuáles son las desventajas de ser coacreditado en un crédito?

 

  • Si tu coacreditado no se paga: Toma tus precauciones. Si tu coacreditado no es una persona organizada en sus finanzas, es probable que tengan conflictos al incumplir en los pagos del crédito y ambos resultarán afectados.
  • Si tú incumples los pagos: Si no eres disciplinado con tu dinero, entonces no consideres este esquema de crédito porque es muy probable dañes para siempre la relación con tu coacreditado. Antes de sacar un crédito compartido, ten en mente cuánto debes apartar de tu ingreso para las deudas a largo plazo. Por ejemplo, si usan el crédito FOVISSSTE, se calcula individuamente y quincenalmente se descuenta el 30% de tus ingresos.

 

Si te proponen ser coacreditado para un crédito, ¿vale la pena?

Depende de la responsabilidad de cada persona. En caso de que decidas tener una deuda compartida con tu  pareja, esposo/a, por ejemplo para pagar una casa, siempre existe el riesgo de que terminen la relación personal (por cualquier motivo) y tengan que compartir el inmueble que, además, aún no terminar de pagar.

En esos casos, una opción es trasladar el crédito a una tercera persona que adquiera los derechos sobre el inmueble y que sea el encargado de terminar de pagar. Otra alternativa es llegar a un acuerdo, liquidar el bien (casa o auto) y venderlo después, aunque esta “solución” es largo plazo y generalmente más costosa. Valora las ventajas y desventajas que impactan en tu relación con el coacreditado, tanto en el presente como el futuro y tomen la decisión basada en el respeto para ambas partes.

 

Beneficios de liquidar un préstamo antes de tiempo

Quizá hace unos meses pasaste una crisis, una emergencia que tuviste que enfrentar sí o sí, para lo cual te viste en la necesidad de pedir un préstamo inmediato, uno de ésos que te dan el dinero rápido, aunque sí se pasan con la tasa de interés. Pero no dudaste en pedirlo, ¡especialmente si estabas en llamas! ¿Y ahora?

 

Tal vez un par de meses después, ves a la distancia que el fuego se ha disipado; mejor aún, te ha llegado un dinero extra, ya sea por un bono, aguinaldo, prima vacacional o caja de ahorro; y hasta podrías liquidar por completo aquel compromiso del pasado.

 

¿Cómo terminar con una deuda?

Seguramente el dinero en tus manos te tentará a usarlo en algo más; pero los beneficios de utilizarlo para liquidar por completo una deuda ya adquirida, son mejores:

  • Terminarás pagando menos intereses.
  • Tu capacidad de pago volverá a ser libre y podrás utilizar ese capital en otras cosas.
  • Dejarás una buena impresión en el Buró y Círculo de Crédito.
  • Al ser “buen pagador” se te abrirán las puertas para acceder a un nuevo crédito ( hipotecario, automotriz).

 

Las deudas de los mexicanos

El 28% de los adultos usan un mecanismo de crédito formal, las mujeres recurren más a ellos que los hombres, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

Y es que todos en algún momento hemos requerido de dinero prestado, por tanto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), ha realizado un conteo respecto a los créditos asignados en nuestro país:

  • 27.8 millones corresponden a la tarjeta de crédito;
  • 12 millones a créditos personales;
  • 4.4 son créditos de nómina;
  • 675 mil se refieren a crédito automotriz;
  • 2.25 millones a créditos de consumo y 961 mil son créditos hipotecarios.

 

Si piensas liquidar tu deuda, es básico que sepas esto

Consulta tu contrato o acércate a tu institución financiera para revisar que no haya ningún tipo de penalización si es que liquidas antes el préstamo; ya que algunas entidades podrían cobrarte una comisión de hasta el 3% por la cantidad que te falta por cubrir.

OJO: no deberían cobrarte por terminar de pagar antes tu deuda ¡lo tienen prohibido! Penalizar un pago adelantado, es considerado como una cláusula abusiva por la Condusef

Antes, si querías pagar anticipadamente una deuda, debías cubrir también la cuota de una sanción, era algo así como el nerd aplicado e inteligente al que se le castiga por cumpido… ¡¡qué!! Una cosa injusta.

Actualmente, después de la reforma financiera, está prohibido este tipo de decreto en los contratos de adhesión; ahora la Condusef las considera malas prácticas, porque el asunto se vuelve ventajoso para las instituciones financieras.

 

Si te quieren aplicar multa por cumplido, ¡denuncia!

Dirígete a la Condusef, ellos solicitarán a la entidad financiera que elimine esa cláusula abusiva. Y si se niegan, los sancionarán con una multa que va de los 500 a los 2 mil días de salario mínimo por cada reclamación que proceda.

 

Lo ideal es que antes de contratar un préstamo, compares y prefieras los que no te cobran comisión o penalización por liquidar la deuda antes o por hacer pagos anticipados.

Y no olvides analizar si te conviene o no liquidar por completo, algunos expertos recomiendan anticipar el pago en la primera etapa del crédito y no al final, dado que ya sólo estarías abonando los intereses y no vale la pena.

 

¿Cómo cancelar un crédito que ya no quieres?

¿Sabías que puedes cancelar tu crédito cuando así lo desees? Ése es un derecho que tienes como usuario de servicios financieros, pero, ¿bajo qué condiciones puedes hacerlo? A continuación te lo explicaremos.

¿En qué casos puedo cancelar un crédito que ya no quieres o ya no utilizas?

Existen dos formas:

#1 Cancelar un crédito si no tienes adeudos

En este caso, debes solicitar la cancelación al banco y/o entidad financiera con la que tramitaste el crédito, cumplir con el formato que te soliciten (generalmente incluye presentar una carta por escrito, entre otros documentos) y esperar algunos días -hábiles- para que la cancelación tenga efecto. Recuerda que algunas instituciones financieras pueden aplicar algunas comisiones por trámites de cancelación, que solo son legales si estaban especificadas desde el comienzo del contrato de adhesión.

 

#2 Cancelar un crédito si tienes adeudos

Una manera de “cancelar” un crédito si aún tienes pagos pendientes es transferir la deuda a otro banco, es decir que otra institución financiera “adoptará” tu antigua deuda bajo otras condiciones, que idealmente deben ser mejores. Esto equivale a pedir un ‘financiamiento’ más barato a otra entidad o banco, y con ese dinero pagar el primer préstamo, de esta manera te quedarán pagos pendientes, pero menos o con intereses más bajos.

A esta solución, también de le llama portabilidad de crédito. Si estás interesado en esta alternativa es importante que antes de elegir un banco para transferir tu deuda, compares las tasas, plazos y condiciones generales para que selecciones la que más te conviene.

 

 

Y si quiero cancelar mi crédito ¿cómo lo hago?

 

Lo primero que debes hacer es avisar al banco de tu decisión, ya sea de forma telefónica, por escrito o como esté determinado en tu contrato de adhesión.

 

¿A qué está obligado el banco en caso de cancelación de crédito?

El banco debe proporcionarte un número de folio que confirme que ya le hiciste saber de tu decisión de cancelación.

Si tienes una tarjeta plástica, te la solicitarán con la finalidad de que no se dé un mal uso. En caso de que no la tengas, tendrás que redactar una carta en la que expliques porqué no cuentas con él o que ya lo has destruido.

Ya sea que hayas transferido el 100% de la deuda a otra institución, o bien que no tengas pagos pendientes, el banco debe darte una constancia de que no tienes ningún adeudo con ellos para cualquier aclaración futura.

Recuerda que si no cancelas el crédito adecuadamente, aún si ya hubieras liquidado el saldo, el banco puede seguir cobrando algunas comisiones, por ejemplo la anualidad o manejo de cuenta, ¡revisa tu documento de cancelación! y evita contratiempos en el futuro.

 

Las obligaciones del banco cuando cancelas un crédito

  • El banco deberá informar a otras instituciones financieras  que ya no adeudas ninguna cantidad, para que puedas solicitar otro crédito en otra institución, si es el caso.
  • También emite un aviso al Buró y/o Círculo de Crédito de que liquidaste (o transferiste) la deuda. Como son soluciones distintas, la calificación también es diferente en cada caso.
  • El banco no debe cobrar ninguna comisión por la cancelación de tu tarjeta de crédito, si es que tenías alguna asociada a la cuenta cancelada.
  • Toma en consideración que todos los servicios relacionados con el crédito también serán cancelados, por ejemplo la domiciliación de pagos, toma tus precauciones.
  • Si optas por la portabilidad de crédito, el nuevo banco hará las gestiones para cancelar el crédito con el banco con el que contrataste originalmente, lo cual te simplificará el proceso de trámite.

Es muy probable que cuando desees cancelar cualquier crédito, el personal del banco que te atienda intente persuadir para que no lo hagas y para ello te ofrecen otros beneficios. No te sientas presionado, toma una decisión considerando todos los pros y contras.

 

¿Crédito automotriz o préstamo personal para comprar un auto?

Son pocas las personas que pueden comprar un auto nuevo de contado, por lo que mayoría lo hace con un financiamiento. Pero en ese caso, qué es mejor: ¿un préstamo personal o un crédito automotriz? ¡Te explicamos!

 

¿Cuál es la mejor opción para comprar un carro?

Se sugiere que la mejor opción es ir directamente con las agencias, porque pueden dar las mejores tasas, en algunos casos de hasta 0% a 18 o 24 meses.

 

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo automotriz y uno personal?

Los préstamos automotrices son una variación de los préstamos personales, basados en la depreciación o el valor del auto a través del tiempo, y son la opción más recomendable si vas a adquirir carro, ya que están diseñados para absorber el valor específicamente del automóvil, además de que en algunos casos pueden ofrecer ventajas adicionales al usuario, por ejemplo, incluir el seguro de auto gratis.

En la mayoría de los casos, requieren un pago inicial considerable, conocido como enganche. Entre más alto sea el primer depósito que hagas, los siguientes pagos mensuales serán menores. Para la mayoría de los créditos automotrices se requiere contar con un aval o garantía, y muchos de ellos están sujetos a revisar tu historial crediticio.

En tanto, los préstamos personales pueden ser con o sin garantía, aunque también están sujetos al historial crediticio. Y el dinero que otorgan puede ser empleado no necesariamente para la compra de un vehículo.

 

Qué tomar en cuenta antes de comprar auto con un crédito

Valora el mejor crédito para adquirir tu automóvil, tomando en cuenta estos aspectos antes de aceptar el financiamiento:

1) Los pagos del crédito

Revisa cuánto pagarás mensualmente y por cuánto tiempo. Las calculadoras en línea te pueden ayudar a conocer el escenario al que te enfrentarás en un futuro, con tus pagos mensuales. Nunca aceptes el compromiso sin conocer el impacto que tendrá sobre tu bolsillo.

 

2) La tasa de interés del crédito

El interés es el extra que pagas a un prestamista a cambio de que éste financie tu auto.

El cálculo de las tasas de interés de los créditos automotrices se realiza con base en una lista de precios de auto y tu situación financiera actual.

Los préstamos personales tienden a tener una tasa de interés más alta que los préstamos de auto, pero pueden ser reducidas en el caso de préstamos con garantía. Pide al asesor que haga ejemplos de tu crédito en escenarios de una tasa de interés simple sobre una tasa de interés compuesto.

3) Si quieres comprar un carro nuevo o un coche usado

La mayoría de los préstamos de auto están enfocados en los autos nuevos o que cuenten con un certificado de propiedad. Cuando busques el auto que deseas adquirir, revisa las diferentes alternativas de préstamos que apliquen para tu caso.

En el caso de un auto usado, mantén un contacto cercano con el dueño original para asegurarte que el crédito sea una opción para la transacción. Si planeas comprar un auto más antiguo o si no existe la opción del crédito, considera la alternativa de pedir un préstamo personal.

 

4) Tu historial crediticio

Si decides buscar un préstamo por una cantidad importante (por ejemplo, para comprara un auto) es muy probable que cualquier institución financiera a la que te acerques revise tu historial crediticio. Con ello se aseguran de que tienes la capacidad económica de realizar tus pagos en tiempo y forma.

Si tienes un historial de crédito “manchado” o nulo, tendrás pocas posibilidades de obtener un crédito automotriz e incluso será difícil solicitar un préstamo personal bancario. No obstante, podrías tratar de negociar una alternativa directamente con el prestamista, según tu caso; o bien, considerar otro tipo de préstamos (como los inmediatos) que suelen ser más flexibles, aunque los montos que financian son mucho menores.

 

Una regla de oro: no adquieras deudas nuevas antes de pagar las más antiguas.

 

¿Cuándo conviene hacer pagos anticipados de un crédito?

Los créditos son una de las fuentes de financiamiento más comunes en México, y aunque no todos los usuarios toman sus precauciones, es indispensable conocer a detalle los términos del contrato, pues allí se encuentran las claves o los “trucos” para liquidar tu adeudo sin pagar de más.

 

¿Qué es la amortización y por qué necesitas saberlo si tienes un crédito?

 

Es fundamental que todos los usuarios de créditos o préstamos conozcan y tengan a mano la tabla de amortización para saber cómo quedarán tus pagos desde el inicio, (si se trata de un crédito a tasa fija), o bien para que al menos te des una idea (si se trata de un crédito a tasa variable).

La tabla de amortización es el desglose de los pagos que deberás hacer a lo largo de la vida del crédito por período, que comúnmente suele ser mensual. En la tabla de amortización, además de ver la cantidad total a pagar en cada mes, puedes ver cuánto corresponde a:

  • Importe que se abona a capital
  • Monto de intereses ordinarios
  • Saldo insoluto
  • Otros costos adicionales y opcionales como las comisiones, bonificaciones, primas de seguros obligatorios, entre otros.

A través de la tabla de amortización visualizas tu crédito a detalle, lo que te permitirá comprender mejor cómo funciona y será de gran utilidad en caso de que tengas la intención de hacer pagos adelantados o anticipados. De ser así te decimos qué más saber al considerar realizar pagos por adelantado en tus créditos.

 

3 elementos a tomar en cuenta si vas a realizar pagos por adelantado en tus créditos

 

#1 Penalizaciones y comisiones

 

Existen instituciones financieras que te imponen un costo adicional por hacer pagos antes de tiempo, o antes de que sean exigibles. Infórmate si éstos aplican en tu crédito, de ser así, considera si vale la pena tomar ese costo adicional.

 

#2 Etapa de tu crédito

 

Generalmente los créditos cobran intereses durante los primeros meses y en los meses finales solamente se paga a capital. Si tu crédito es de este tipo y te encuentras en la recta final, comprenderás que si ya no estás pagando intereses quizá te convenga conservar tu liquidez en lugar de adelantar pagos.

 

#3 Reestructuración del crédito

 

¿Qué pasa con el resto de la deuda si adelantas pagos? Según los términos de tu contrato, usualmente hay tres opciones:

 

  1. Disminuye el monto de los pagos restantes, pero conservas la deuda durante el mismo plazo. Una opción interesante si deseas tener más liquidez mientras terminas de pagar tu deuda.
  2. Se reduce el plazo. Si no tienes inconveniente en seguir pagando lo mismo pero buscas liquidar tu deuda más rápido, ésta puede ser la opción más recomendable, especialmente si aún estás pagando intereses, ya que estos se reducirán al disminuir el plazo.
  3. Una combinación, en la que se reduce tanto el monto como el plazo del crédito, todo depende de tus objetivos.

 

Diferencia entre pagos adelantados y pagos anticipados

 

Existe una diferencia entre ambos términos, cada uno impacta de forma distinta en tu crédito, por lo que debes comprender cómo funcionan para que tus pagos adelantados o anticipados se apliquen de la forma que deseas y puedas administrar mejor tu dinero.

Pagos anticipados

Son los que se realizan antes de la fecha en que sean exigible (por ejemplo, antes de tu fecha de corte). Si tu pago es anticipado el monto se aplica directamente al saldo insoluto del capital, es decir, sin incluir intereses ni otros costos.

 

Ya sea que prefieras y puedas reducir el monto de tus pagos o el plazo del crédito, el nuevo cálculo de intereses se realiza en base al nuevo saldo insoluto, por lo que tu deuda se reestructura y tu tabla de amortización cambia. Por ejemplo, si pides un préstamo personal en financieras como Kueski por $1,000 y decides hacer un abono de $250 antes de tu fecha de liquidación, a partir de ese momento los intereses correrían solamente por la cantidad que no ha sido liquidada, es decir $750.

 

Pagos adelantados

 

Son aquellos que aún no son exigibles y se aplican para cubrir los pagos inmediatos siguientes. Es decir, si tu pago es adelantado el monto se aplica a las mensualidades siguientes que se conforman por capital, intereses y otros costos como seguros y comisiones. En este caso, la estructura de la deuda no se altera, la tabla de amortización sigue siendo la misma, solamente vas unos pagos adelante.

Mientras estés pagando intereses siempre será bueno hacer pagos antes de tiempo, especialmente si se trata de pagos anticipados que te ayuden a pagar menos intereses. De cualquier manera es importante que siempre hagas un análisis completo de tu deuda para que tomes las decisiones más acertadas.

 

Con información de Kueski

Cómo identificar préstamos fraudulentos o ilegales

¿Te han ofrecido prestarte mucho dinero “sin condiciones”, a pesar de que tienes deudas sin pagar desde hace tiempo? ¿Te proponen solucionar todos tus problemas financieros a cambio de pagar sólo una asesoría? ¿Te acosan “promociones” en folletos, teléfono o correo electrónico para depositarte el dinero que te urge con sólo llamar y responder algunos datos elementales? ¡Cuidado! Podrías estar frente a un prestamista fraudulento, sigue leyendo.

El riesgo de los prestamistas fraudulentos

Prestamistas fraudulentos aprovechan la situación de las personas con urgencias económicas, principalmente de las siguientes maneras:

  • Engaños que lleven a propósito a métodos interminables de pago y más endeudamiento ventajoso para ellos.
  • Usar información personal de los “clientes” vulnerables para delitos de extorsión.
  • Robar el poco o mucho dinero que las personas tengan en ese momento, dejándolos sin recursos y endeudados.

En 2015, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) registró alrededor de 10 mil quejas por fraudes en préstamos inmediatos. Sin embargo, la misma institución señala que es muy difícil registrar una queja formal en estos casos, pues la mayoría de las veces son “empresas fantasmas” que ni siquiera están registradas y que la Condusef no puede investigar.

La Condusef advierte que para otorgar un crédito en nuestro país, no es requisito indispensable ser una empresa financiera (tal es el caso por de algunas tiendas departamentales que ofrecen además créditos para compras), pero sí es obligatorio estar avalada o certificada por instituciones como la misma Condusef o la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por mencionar algunas.

¿Cómo saber si el prestamista es legal o no?

Hay 3 formas sencillas para investigar si el prestamista es un estafador:

#1 Pregunta con las instituciones supervisoras

Todas las entidades financieras que prestan dinero deben estar incluidas ante el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) o ante el padrón de entidades supervisadas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Tip: Da clic sobre el nombre de cada institución y tú mismo puedes consultar el registro desde internet, sin costo. Ten a la mano el nombre de la empresa o financiera que estás buscando (de preferencia, el nombre formal completo, no abreviaciones).

También puedes verificar la empresa en Condusef, que ofrece asesoría telefónica en el 01 800 999 8080, en sus instalaciones de Insurgentes Sur 762, Col. Del Valle, México D.F., C.P. 03100 o a cualquiera de sus Delegaciones Estatales.

#2 Compara varias empresas prestamistas

Plataformas como la nuestra prestan un servicio de asesoría financiera gratuita e independiente, que sirve para comparar tu solicitud de crédito entre empresas de préstamos que previamente han sido avaladas por las instituciones pertinentes. Cuando compares diferentes préstamos en línea revisa que tu información esté protegida por la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

#3 Revisa las redes sociales y comentarios en internet respecto a la empresa prestamista

Cualquiera que sea el motivo por el que pides un préstamo, es importante que no sucumbas a la desesperación y te tomes unos minutos antes para googlear un poco acerca de la reputación de la empresa a la que solicitarás el préstamo. Recuerda que revisar los antecedentes de la empresa a la que te acerques es gratis, rápido y obligatorio si quieres estar tranquilo.

Revisar los antecedentes podría ser la diferencia entre ser víctima de un delito, o incluso de ahorrar un poco más.

Focos rojos de un fraude de préstamos inmediatos

Debes sospechar de un prestamista, empresa o institución financiera que te ofrece un crédito si…

  • No te pide ningún requisito de entrada o únicamente tu identificación y datos personales.
  • No revisa tu historial crediticio, no pide aval ni garantía y aun así te ofrece de inmediato desde 20 mil pesos hasta 5 millones, a liquidar con pagos fijos. Otros incluso te aseguran que pagarán todas tus deudas (sin saber exactamente el monto de ellas).
  • De entrada, te cobra hasta el 6% de lo que pides de préstamo, por gastos de gestión, honorarios, costo de seguro o comisión de apertura ANTES de siquiera saber si tendrás autorizado o no, el crédito.
  • Te pide un primer depósito para realizar cualquier trámite, o de condiciona el servicio sólo si entregas fotocopias de documentos personales y tarjetas de crédito y/o débito.
  • Te impide hacer preguntas o bien, te responde de manera confusa tus dudas. Recuerda que es TU RESPONSABILIDAD investigar a la empresa antes de contratar su servicio. Si no lo haces así, no tendrás elementos para defenderte en caso de ser víctima de un fraude.

¿Cómo prevenir el fraude?

Tú debes ser el primero en cuidar tu seguridad financiera. Toma en cuenta que será más fácil engañarte si:

  1. Dejas datos personales como teléfono, correo o domicilio en redes sociales.
  2. Muestras desesperación por salir de una deuda del modo más sencillo y rápido posible (sabemos lo que significa tener encima una urgencia económica, pero ten en cuenta que existen muchos defraudadores que están cazando personas vulnerables), así que lo más recomendable es exponer tus dudas en sitios financieros confiables, en llamadas o mensajes que hagas directamente tú.
  3. No estás acostumbrado a comparar opciones. Esto además de salvarte de un fraude, podría ahorrarte mucho dinero en pago de intereses, si logras elegir entre varias opciones la que más te convenga.