¿Crédito automotriz o préstamo personal para comprar un auto?

Son pocas las personas que pueden comprar un auto nuevo de contado, por lo que mayoría lo hace con un financiamiento. Pero en ese caso, qué es mejor: ¿un préstamo personal o un crédito automotriz? ¡Te explicamos!

 

¿Cuál es la mejor opción para comprar un carro?

Se sugiere que la mejor opción es ir directamente con las agencias, porque pueden dar las mejores tasas, en algunos casos de hasta 0% a 18 o 24 meses.

 

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo automotriz y uno personal?

Los préstamos automotrices son una variación de los préstamos personales, basados en la depreciación o el valor del auto a través del tiempo, y son la opción más recomendable si vas a adquirir carro, ya que están diseñados para absorber el valor específicamente del automóvil, además de que en algunos casos pueden ofrecer ventajas adicionales al usuario, por ejemplo, incluir el seguro de auto gratis.

En la mayoría de los casos, requieren un pago inicial considerable, conocido como enganche. Entre más alto sea el primer depósito que hagas, los siguientes pagos mensuales serán menores. Para la mayoría de los créditos automotrices se requiere contar con un aval o garantía, y muchos de ellos están sujetos a revisar tu historial crediticio.

En tanto, los préstamos personales pueden ser con o sin garantía, aunque también están sujetos al historial crediticio. Y el dinero que otorgan puede ser empleado no necesariamente para la compra de un vehículo.

 

Qué tomar en cuenta antes de comprar auto con un crédito

Valora el mejor crédito para adquirir tu automóvil, tomando en cuenta estos aspectos antes de aceptar el financiamiento:

1) Los pagos del crédito

Revisa cuánto pagarás mensualmente y por cuánto tiempo. Las calculadoras en línea te pueden ayudar a conocer el escenario al que te enfrentarás en un futuro, con tus pagos mensuales. Nunca aceptes el compromiso sin conocer el impacto que tendrá sobre tu bolsillo.

 

2) La tasa de interés del crédito

El interés es el extra que pagas a un prestamista a cambio de que éste financie tu auto.

El cálculo de las tasas de interés de los créditos automotrices se realiza con base en una lista de precios de auto y tu situación financiera actual.

Los préstamos personales tienden a tener una tasa de interés más alta que los préstamos de auto, pero pueden ser reducidas en el caso de préstamos con garantía. Pide al asesor que haga ejemplos de tu crédito en escenarios de una tasa de interés simple sobre una tasa de interés compuesto.

3) Si quieres comprar un carro nuevo o un coche usado

La mayoría de los préstamos de auto están enfocados en los autos nuevos o que cuenten con un certificado de propiedad. Cuando busques el auto que deseas adquirir, revisa las diferentes alternativas de préstamos que apliquen para tu caso.

En el caso de un auto usado, mantén un contacto cercano con el dueño original para asegurarte que el crédito sea una opción para la transacción. Si planeas comprar un auto más antiguo o si no existe la opción del crédito, considera la alternativa de pedir un préstamo personal.

 

4) Tu historial crediticio

Si decides buscar un préstamo por una cantidad importante (por ejemplo, para comprara un auto) es muy probable que cualquier institución financiera a la que te acerques revise tu historial crediticio. Con ello se aseguran de que tienes la capacidad económica de realizar tus pagos en tiempo y forma.

Si tienes un historial de crédito “manchado” o nulo, tendrás pocas posibilidades de obtener un crédito automotriz e incluso será difícil solicitar un préstamo personal bancario. No obstante, podrías tratar de negociar una alternativa directamente con el prestamista, según tu caso; o bien, considerar otro tipo de préstamos (como los inmediatos) que suelen ser más flexibles, aunque los montos que financian son mucho menores.

 

Una regla de oro: no adquieras deudas nuevas antes de pagar las más antiguas.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: