¿Qué es un coacreditado para un préstamo o crédito?

Un coacreditado, según define la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se refiere a la persona que, de manera solidaria, participa con el titular de una operación financiera, por lo general en un crédito y/o financiamiento. De esa manera el coacreditado también adquiere las mismas obligaciones del deudor principal.

Dado que se trata de alguien que “comparte tu deuda”, un coacreditado se trata de una persona de confianza, por ejemplo un familiar o amigo muy cercano, también es muy común que se lleve a cabo entre convenio entre los miembros de una pareja.

 

¿Cuáles son las ventajas de tener un coacreditado cuando solicitas un crédito?

 

Usualmente la figura del coacreditado se usa cuando vas a comprar un auto o una propiedad a crédito, y como se trata de un monto elevado, se comparte la responsabilidad de la deuda.

En estos casos, lo más común es elegir al esposo o la esposa como coacreditado para que ambos adquieran el préstamo. Las ventajas de optar por esta alternativa son:

  • Acceden a un monto mayor de crédito: Al unir sus sueldos, es posible que adquieran un inmueble de mayor valor.
  • Pagan menos por mensualidad: Al compartir los pagos se vuelve más cómodo para ambos pagarlo e incluso terminarán de pagarlo antes que si fuese solo uno.
  • Cada uno es dueño:– Esto te da certeza en caso de que vivas en concubinato y no esté en sus planes casarse, pues adquieren la seguridad de obtener un inmueble que es propiedad de ambos.
  • Si uno de los dos muere, se extingue el crédito: Si optan por un coacreditado mediante la cobertura mancomunada conyugal (esposa/a), y uno de los dos fallece, el saldo a deber quedará en cero, si cumplen con la documentación indicada en el contrato de adhesión.

 

¿Cuáles son las desventajas de ser coacreditado en un crédito?

 

  • Si tu coacreditado no se paga: Toma tus precauciones. Si tu coacreditado no es una persona organizada en sus finanzas, es probable que tengan conflictos al incumplir en los pagos del crédito y ambos resultarán afectados.
  • Si tú incumples los pagos: Si no eres disciplinado con tu dinero, entonces no consideres este esquema de crédito porque es muy probable dañes para siempre la relación con tu coacreditado. Antes de sacar un crédito compartido, ten en mente cuánto debes apartar de tu ingreso para las deudas a largo plazo. Por ejemplo, si usan el crédito FOVISSSTE, se calcula individuamente y quincenalmente se descuenta el 30% de tus ingresos.

 

Si te proponen ser coacreditado para un crédito, ¿vale la pena?

Depende de la responsabilidad de cada persona. En caso de que decidas tener una deuda compartida con tu  pareja, esposo/a, por ejemplo para pagar una casa, siempre existe el riesgo de que terminen la relación personal (por cualquier motivo) y tengan que compartir el inmueble que, además, aún no terminar de pagar.

En esos casos, una opción es trasladar el crédito a una tercera persona que adquiera los derechos sobre el inmueble y que sea el encargado de terminar de pagar. Otra alternativa es llegar a un acuerdo, liquidar el bien (casa o auto) y venderlo después, aunque esta “solución” es largo plazo y generalmente más costosa. Valora las ventajas y desventajas que impactan en tu relación con el coacreditado, tanto en el presente como el futuro y tomen la decisión basada en el respeto para ambas partes.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: