¿Qué son los créditos con garantía prendaria?

Imagina que debes hacerle frente a una contingencia y requieres un crédito de forma urgente; pero como ya cuentas con otro crédito vigente, te será difícil solicitar uno más. O bien, puede darse el caso de que no tengas historial crediticio y no sea posible que una institución financiera te otorgue la suma que necesitas.

¿Qué hacer si no te prestan el dinero? En esas circunstancias puedes optar por un crédito con garantía prendaria.

¿Qué es un crédito con garantía prendaria?

Es el préstamo que se te concede dejando como ‘aval’ un bien de tu propiedad, el cual queda en manos del prestamista o acreedor, durante un plazo determinado, a manera de garantía de pago. Al término del plazo, puedes recuperarlo, devolviendo la suma prestada más intereses y comisiones al acreedor.

¿Con quiénes puedo solicitar este tipo de crédito?

Las casas de empeño privadas y las Instituciones de Asistencia Privada (IAP) son las indicadas para solicitar este tipo de préstamos. Si acudes por un crédito prendario, es MUY importante que verifiques si la institución está inscrita en el Registro Público de Casas de Empeño ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

¿Cómo puedo solicitar un crédito con garantía prendaria?

El proceso puede variar según la institución a la que acudas a solicitarlo, pero en general es el siguiente:

  1. Debes presentar es el artículo o bien a empeñar y una identificación oficial; algunas casas de empeño pueden solicitar la factura (contrato, garantía) del artículo a empeñar y los accesorios del mismo, si es que aplica.
  2. La casa de empeño o institución de asistencia evalúa el valor (y el desgaste) del artículo.
  3. Fija un monto, que equivale a un porcentaje del valor del artículo.
  4. Si estás de acuerdo con el monto, entonces firmas un contrato en el que se establece el Costo Anual Total (CAT) y las condiciones para llevar a cabo la recuperación del artículo (como los costos por almacenaje y seguros en caso de robo o siniestro).
  5. ATENCIÓN: Verifica si en el CAT se encuentra contemplado el IVA.
  6. Al término del plazo, deberás acudir con la cantidad de dinero que se te prestó, más el interés y los gastos que se especificaron, para recuperar el artículo o bien empeñado.

Si en la fecha especificada no tienes la totalidad del dinero para recuperar la “prenda o artículo en garantía”, puedes solicitar un “refrendo”, que consiste ampliar el plazo de pago. Para ello, deberás pagar al menos, los costos mínimos del periodo vencido.

 

CONSEJO: Antes de firmar un crédito prendario, revisa a cuántos refrendos tienes derecho. En caso de que tampoco en los referendos cuentes con el dinero suficiente para recuperar tus bienes, otra opción es esperar a que el artículo sea puesto en venta y solicitar un porcentaje de esa transacción. Claro que en este caso no recuperarás el artículo o bien.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: