Mi experiencia al pedir un préstamo por Internet

Últimamente he estado experimentando con diversos productos financieros; volví a sacar una tarjeta de crédito después de mucho tiempo, y hace una semana pedí por primera vez un préstamo inmediato, que me dejó varios aprendizajes.

Mi razón no se trató de una emergencia médica o algún imprevisto de ese estilo. El motivo, en mi caso, fue que se juntaron varios pagos fuertes en un solo mes y me propuse liquidarlos todos; lo cual me dejó con muy poco dinero para sobrevivir los siete días que faltaban para que llegara la quincena. Pensé en pedir prestados mil pesos a mis padres o algún amigo, pero decidí hacer el experimento de pedir un préstamo exprés.

 

Decidirse a pedir un préstamo

Pedir un préstamo por internet me ayudaría a salir de paso y de paso, podría probar la experiencia que hoy puedo escribir sobre el tema. A continuación les relato cómo fue el proceso, los puntos buenos y malos, según me pasó.

Primero, (¡y ojalá no lea este artículo mi jefe!), fui directamente a una financiera que me simpatizaba y no comparé más opciones. Este descuido lo pagué más tarde, al darme cuenta de que en otra institución, el primer préstamo que pides no te genera, y solo debes pagar la misma cantidad que te prestaron… ¡ándele! por no comparar.

 

El trámite y depósito

Lo primero es ingresar al portal y cotizar el préstamo. Por mil pesos a pagar en siete días (que restaban para la quincena) me cobraban menos de 100 pesos; entonces seguí con mi trámite y me registré en el portal.

Durante el registro me pidieron datos personales como RFC, clave interbancaria, fotografías de mi IFE, dos referencias, y una fotografía junto con mi credencial de elector – esto a mí me pareció un poco gracioso – pero a alguien con una verdadera urgencia, no creo que tanto.

Al terminar este proceso, se indicaba que más tarde me comunicarían si procedía o no el préstamo.

Pasaron dos horas y me llamó una señorita muy amable, quien me hizo una serie de preguntas para corroborar mis datos, el motivo del préstamo, el lugar donde trabajaba y mi parentesco con las referencias. Dijo que el préstamo había sido otorgado, y que el dinero ya estaba depositado en mi cuenta, ¡literalmente inmediato!

 

Lo bueno de un préstamo inmediato

  • El trámite en línea es sencillo y rápido.
  • Los asesores son muy amables y te aclaran perfectamente todas las dudas que tengas.
  • Al ser aprobado, el depósito del dinero es instantáneo.
  • Para emergencias y pagos urgentes son una excelente opción mientras llega el día de tu pago.
  • No es necesario tener un aval, son flexibles.

Lo no tan bueno…

  • Este tipo de préstamos es recurrente en personas que tienen problemas financieros, por esa razón, las cantidades que dan no son tan altas.
  • Las tasas de interés pueden hacer que el mismo préstamo se duplique o triplique, según el plazo en que elijas pagarlo (7,15 o 30 días). En mi caso, por mil pesos, pagué un interés de 94 pesos a siete días; si lo hubiera pagado a 15 días el interés sería de 188 pesos, y a 30  días casi se cuadruplicaba el costo total del préstamo.
  • Te estarán recordando tu deuda todo el tiempo. Desde que saques el crédito hasta que venza el plazo de pago, recibirás distintas notificaciones, llamadas, correos y mensajes de texto, lo cual no me gustó el lo absoluto, pero supongo es necesario.

 

Balance general de la experiencia

Un préstamo inmediato es una opción para salir del paso, sabiendo las implicaciones y que no se trata de tu dinero, es un PRÉSTAMO.

No seria recomendable hacer de este método una forma recurrente para solucionar nuestra mala administración financiera.

Utilizar este producto financiero algunas veces y ser buen pagador, inclusive puede ayudarnos a generar una buena calificación en el buró de crédito. Pero si no pagas, además de endeudarte, dañarás seriamente tu historial crediticio, y es menos probable que se te otorguen otros préstamos más grandes en el futuro.

 

¿Qué son los créditos con garantía prendaria?

Imagina que debes hacerle frente a una contingencia y requieres un crédito de forma urgente; pero como ya cuentas con otro crédito vigente, te será difícil solicitar uno más. O bien, puede darse el caso de que no tengas historial crediticio y no sea posible que una institución financiera te otorgue la suma que necesitas.

¿Qué hacer si no te prestan el dinero? En esas circunstancias puedes optar por un crédito con garantía prendaria.

¿Qué es un crédito con garantía prendaria?

Es el préstamo que se te concede dejando como ‘aval’ un bien de tu propiedad, el cual queda en manos del prestamista o acreedor, durante un plazo determinado, a manera de garantía de pago. Al término del plazo, puedes recuperarlo, devolviendo la suma prestada más intereses y comisiones al acreedor.

¿Con quiénes puedo solicitar este tipo de crédito?

Las casas de empeño privadas y las Instituciones de Asistencia Privada (IAP) son las indicadas para solicitar este tipo de préstamos. Si acudes por un crédito prendario, es MUY importante que verifiques si la institución está inscrita en el Registro Público de Casas de Empeño ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

¿Cómo puedo solicitar un crédito con garantía prendaria?

El proceso puede variar según la institución a la que acudas a solicitarlo, pero en general es el siguiente:

  1. Debes presentar es el artículo o bien a empeñar y una identificación oficial; algunas casas de empeño pueden solicitar la factura (contrato, garantía) del artículo a empeñar y los accesorios del mismo, si es que aplica.
  2. La casa de empeño o institución de asistencia evalúa el valor (y el desgaste) del artículo.
  3. Fija un monto, que equivale a un porcentaje del valor del artículo.
  4. Si estás de acuerdo con el monto, entonces firmas un contrato en el que se establece el Costo Anual Total (CAT) y las condiciones para llevar a cabo la recuperación del artículo (como los costos por almacenaje y seguros en caso de robo o siniestro).
  5. ATENCIÓN: Verifica si en el CAT se encuentra contemplado el IVA.
  6. Al término del plazo, deberás acudir con la cantidad de dinero que se te prestó, más el interés y los gastos que se especificaron, para recuperar el artículo o bien empeñado.

Si en la fecha especificada no tienes la totalidad del dinero para recuperar la “prenda o artículo en garantía”, puedes solicitar un “refrendo”, que consiste ampliar el plazo de pago. Para ello, deberás pagar al menos, los costos mínimos del periodo vencido.

 

CONSEJO: Antes de firmar un crédito prendario, revisa a cuántos refrendos tienes derecho. En caso de que tampoco en los referendos cuentes con el dinero suficiente para recuperar tus bienes, otra opción es esperar a que el artículo sea puesto en venta y solicitar un porcentaje de esa transacción. Claro que en este caso no recuperarás el artículo o bien.

 

¿Cómo saber si un préstamo inmediato online es seguro?

¿Has recibido algún correo o mensaje en redes con la promesa de que puedes adquirir un préstamo de $50,000 en menos de una hora, sin aval y sin buró? ¡Cuidado! Los préstamos exprés en línea realmente seguros tienen ciertas características.

Aquí te decimos cuáles son, para que te quites del camino a los defraudadores. ¡Atención!

Antes de elegir cualquier producto financiero, compara tus opciones, en especial si son créditos urgentes, pues te pueden costar más baratos en ciertas compañías.

 

Guía para saber si un préstamo rápido online es real o no

 

Diferenciar entre un préstamo exprés regular y un fraude es sencillo. Estas reglas no aplican siempre, pero sí en la mayoría de los casos y nunca está de más tomar precauciones.

Probablemente es legal si…

 

¡Alerta!

 

Probablemente es legal si…

 

¡Alerta!

 

Probablemente es legal si…

¡Alerta!

 

Probablemente es legal si…

 

¡Alerta!

 

Probablemente es legal si…

 

¡Alerta!

 

 

 

¿Conviene pedir un préstamo automotriz o uno personal para comprar un auto?

Son pocas las personas que pueden comprar un auto nuevo de contado, por lo que mayoría lo hace con un financiamiento. Pero en ese caso, qué es mejor: ¿un préstamo personal o un crédito automotriz? ¡Te explicamos!

¿Cuál es la mejor opción para comprar un carro?

Se sugiere que la mejor opción es ir directamente con las agencias, porque pueden dar las mejores tasas, en algunos casos de hasta 0% a 18 o 24 meses.

 

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo automotriz y uno personal?

Los préstamos automotrices son una variación de los préstamos personales, basados en la depreciación o el valor del auto a través del tiempo, y son la opción más recomendable si vas a adquirir carro, ya que están diseñados para absorber el valor específicamente del automóvil, además de que en algunos casos pueden ofrecer ventajas adicionales al usuario, por ejemplo, incluir el seguro de auto gratis.

En la mayoría de los casos, requieren un pago inicial considerable, conocido como enganche. Entre más alto sea el primer depósito que hagas, los siguientes pagos mensuales serán menores. Para la mayoría de los créditos automotrices se requiere contar con un aval o garantía, y muchos de ellos están sujetos a revisar tu historial crediticio.

En tanto, los préstamos personales pueden ser con o sin garantía, aunque también están sujetos al historial crediticio. Y el dinero que otorgan puede ser empleado no necesariamente para la compra de un vehículo.

Qué tomar en cuenta antes de comprar auto con un crédito

Valora el mejor crédito para adquirir tu automóvil, tomando en cuenta estos aspectos antes de aceptar el financiamiento:

1) Los pagos del crédito

Revisa cuánto pagarás mensualmente y por cuánto tiempo. Las calculadoras en línea te pueden ayudar a conocer el escenario al que te enfrentarás en un futuro, con tus pagos mensuales. Nunca aceptes el compromiso sin conocer el impacto que tendrá sobre tu bolsillo.

 

2) La tasa de interés del crédito

El interés es el extra que pagas a un prestamista a cambio de que éste financie tu auto.

El cálculo de las tasas de interés de los créditos automotrices se realiza con base en una lista de precios de auto y tu situación financiera actual.

Los préstamos personales tienden a tener una tasa de interés más alta que los préstamos de auto, pero pueden ser reducidas en el caso de préstamos con garantía. Pide al asesor que haga ejemplos de tu crédito en escenarios de una tasa de interés simple sobre una tasa de interés compuesto.

3) Si quieres comprar un carro nuevo o un coche usado

La mayoría de los préstamos de auto están enfocados en los autos nuevos o que cuenten con un certificado de propiedad. Cuando busques el auto que deseas adquirir, revisa las diferentes alternativas de préstamos que apliquen para tu caso.

En el caso de un auto usado, mantén un contacto cercano con el dueño original para asegurarte que el crédito sea una opción para la transacción. Si planeas comprar un auto más antiguo o si no existe la opción del crédito, considera la alternativa de pedir un préstamo personal.

4) Tu historial crediticio

Si decides buscar un préstamo por una cantidad importante (por ejemplo, para comprara un auto) es muy probable que cualquier institución financiera a la que te acerques revise tu historial crediticio. Con ello se aseguran de que tienes la capacidad económica de realizar tus pagos en tiempo y forma.

Si tienes un historial de crédito “manchado” o nulo, tendrás pocas posibilidades de obtener un crédito automotriz e incluso será difícil solicitar un préstamo personal bancario. No obstante, podrías tratar de negociar una alternativa directamente con el prestamista, según tu caso; o bien, considerar otro tipo de préstamos (como los inmediatos) que suelen ser más flexibles, aunque los montos que financian son mucho menores.

Una regla de oro: no adquieras deudas nuevas antes de pagar las más antiguas.

Requisitos para obtener un préstamo

Al presentarse un evento donde necesitamos dinero pero no contamos con él recurrimos a bancos o instituciones financieras para solicitar un préstamo personal es aquí donde se piden algunos requisitos para tener acceso a este producto financiero. La institución pedirá datos personales para comenzar la investigación y de resultar candidato se solicitan distintos requisitos con fines de conocer y asegurar que se es una persona comprometida y solvente para adquirir una deuda.

Requisitos para solicitar un préstamo

Edad

El solicitante deberá tener entre 21 y 65 años, rango de edad que es considerada laboral y así tener seguridad que el usuario podrá solventar una deuda de ese tipo. Algunas instituciones aceptan dar préstamos desde los 18 años siempre y cuando se tenga un ingreso fijo o sea solvente, en esos casos el usuario sí podría ser apto para un préstamo a pesar de tener menor edad.

Identificación oficial

Con este documento el banco o financiera podrá obtener mayor información del usuario. Nombre, domicilio, fecha de nacimiento. Se requiere la identificación expedida por el Instituto Nacional Electoral (INE) o pasaporte vigente, en caso de los extranjeros contar con la tarjeta de residente emitida por la autoridad migratoria correspondiente.

Comprobante de domicilio

Para el prestamista es importante conocer mejor al usuario incluyendo su dirección, por lo que se pide este requisito para obtener mayor información, especialmente si la identificación no tiene el domicilio actualizado.

Los comprobantes permitidos son:

  • Recibo de luz
  • Comprobante de línea telefónica o internet residencial
  • Recibo de agua

Los documentos no permitidos son:

  • Factura de teléfono (celular)
  • Factura de tiendas departamentales

Comprobante de ingresos

Con el objetivo de hacer una mayor valoración del candidato al préstamo, la entidad financiera requerirá un comprobante de ingresos (carta patronal o recibo de nómina) para obtener mayor información de las finanzas del usuario y conocer qué tipo de préstamo es el ideal para el solicitante.

En caso de ser comerciante, freelance o no contar con un ingreso fijo mensual se puede presentar estados de cuenta, consulta de movimientos para que el prestamista pueda valorarlas haciendo un promedio mensual de ingresos y egresos de la cuenta de débito personal del candidato.

Carta Patronal

La carta patronal no es solicitada en todos los casos, pero es importante contemplarlo y conseguirlo en caso que la financiera lo pida. Este documento debe ser emitido por la empresa en la que se labora, hace constar datos personales, puesto en la empresa, sueldo percibido, antigüedad del empleado, descuentos de nómina como pensión alimenticia o Infonavit, así como los datos de la empresa misma.

La carta deberá estar membretada, con datos de contacto y estar firmada por la empresa, departamento o persona que la expide.

Historial crediticio

El tener un historial crediticio limpio permitirá que el usuario sea confiable de adquiere un producto de esta índole, cuando se busca obtener un préstamo el banco revisa este aspecto para saber si eres una persona confiable y responsable pues este historial mostrará los pagos e impagos.

El historial crediticio se utiliza para evaluar la solvencia y capacidad de pago del solicitante. Para algunas entidades financieras este requisito no excluye a los candidatos que están en buró pero sí puede haber un incremento en los intereses o disminución del capital.

No tener propiedades hipotecadas (en caso de ser préstamo personal):

Una hipoteca refiere a un inmueble puesto como garantía para el pago de un préstamo, en caso de impago el prestamista puede cobrarse de forma parcial o total con el inmueble hipotecado.

Al solicitar un préstamo se pide que el solicitante no tenga más de 2 propiedades hipotecadas a su nombre, en caso de tenerlas se negaría el préstamo pues la entidad financiera no puede arriesgarse a prestarle a una persona con deudas de esa índole.

Referencias personales

Pedirán nombre y número de contacto de amigos o familiares que puedan dar mayor información sobre la calidad moral del usuario. No debemos confundir las referencias personales con un aval o fiador, ya que las segundas son un sinónimo de garantía que en dado caso que no pague el usuario éstas terminarán haciéndolo.

Personas que pueden servir de referencia

  • Un amigo o amiga
  • Un familiar cercano
  • Vecino
  • Compañero de trabajo

Mientras que las referencias personales solo son buscadas para atestiguar que es una persona real y su calidad moral.

Referencias laborales

No en todas las instituciones piden este tipo de referencias, pero son de gran ayuda para saber que el usuario efectivamente labora y tiene el cargo mencionado en dicha empresa, así como la antigüedad en el trabajo. Estas referencias tampoco son avales o fiadores solo se busca conocer más al usuario en cuestión. Las personas que pueden ser esta referencia son:

  • Jefe inmediato
  • Jefe de área
  • Compañeros de trabajo
  • Personal de recursos humanos

Referencias crediticias

Solo en algunos casos se pedirán referencias sobre algún préstamo o crédito vigente que el solicitante tenga, únicamente con el fin de verificar que es una persona responsable, que paga de forma puntual el préstamo. Si el solicitante tiene un buen historial puede ser motivo a que el monto de préstamo sea mayor, dependerá de la financiera y el score que se tenga.

En caso de que las referencias crediticias sean malas, pueden solicitar más requisitos o bien declinar el préstamo, esto dependerá de la financiera o banco.

Estudio socioeconómico (no aplica en todos los casos)

Es un proceso que realiza una institución para saber más del candidato, esto permite saber más del candidato, personal especializado visitará al aspirante para conocer su situación financiera, vivienda, su entorno social, familiar y cotejar los datos y documentos presentados con anterioridad.

Usualmente, estos estudios o sondeos se llevan a cabo cuando se va a otorgar un crédito de mediano a largo plazo, generalmente se emplean para la aprobación de créditos hipotecarios.

Para algunos préstamos como el estudiantil, es necesario realizar este estudio y así constatar que el solicitante si es viable para un préstamo de este tipo. La información recabada en este estudio es confidencial.

Valúo de inmueble (para préstamos hipotecarios)

Para los préstamos hipotecarios se tiene que realizar una valuación por un profesional en el tema que cuente con la acreditación necesaria con el fin de determinar el valor del inmueble para evaluar cuánto se puede prestar poniendo en garantía la propiedad, para esta valuación se toman en cuenta aspectos como:

Ubicación, antigüedad, características del inmueble (plantas o pisos, materiales de construcción, repartición de espacios) condiciones de la casa o departamento (cuarteaduras, instalación eléctrica, plomería) que todos los papeles estén en regla, entre otros aspectos.

Los requisitos de un préstamo dependerá del tipo de préstamo solicitado, de la institución y el monto que se requiere, en algunas dependencias financieras con préstamos no superiores a $7,000 los requisitos son muy sencillos y se les pueden denominar préstamos rápidos, ya que al ser pocos requisitos la entrega del capital es rápida.

Entre más aumenta la cantidad solicitada más serán los requisitos que se pidan, pues el banco no puede arriesgarse a prestar una importante suma de dinero sin conocer al usuario y su comportamiento financiero.

Requisitos préstamo personal

Los préstamos personales son el tipo de préstamo más común pues son utilizados para viajes, bodas, emergencias, etc. En estos se deja en garantía los bienes presentes y futuros. Los requisitos para obtener estos productos financieros son los siguientes:

  • Identificación oficial (credencial de elector, pasaporte vigente) en caso de ser extranjero se deberá presentar el formato FM2 o FM3.
  • Comprobante de domicilio no mayor a 2 meses.
  • Comprobante de ingresos
  • Solicitud de préstamo llena
  • Referencias personales
  • Referencias laborales

Estos productos financieros son fáciles y rápidos de adquirir, en algunos casos se autorizan en menos de 24 horas.

Requisitos para obtener un préstamo estudiantil

Algunas dependencias y universidades ofrecen a los estudiantes otorgar un préstamo para que éstos financien sus estudios académicos licenciatura, maestría o doctorado). Éstos pueden ser contratados por estudiantes o sus padres con la debida documentación. Se necesita:

  • Identificación (del estudiante o del padre)
  • Solicitud de préstamo llena
  • Acta de nacimiento del estudiante
  • Datos personales del estudiante
  • Comprobante de domicilio
  • Comprobante de ingresos del padre o del estudiante en caso que trabaje
  • Antigüedad del empleo
  • Contar con un buen historial crediticio
  • Estudio socio económico

Para este tipo de préstamos se deberá dejar como garantía un fiador en caso de que sea el estudiante el que tramite el préstamo. Pueden llegar a cubrir hasta el 80% de los estudios y se deberá realizar un estudio socioeconómico para conocer la calidad de vida del potencial acreedor del préstamo.

El banco debe informar los pagos donde se incluya la parte proporcional a pagar del préstamo, la tasa de interés y el tiempo de vida del préstamo esto por medio de un calendario.

Requisitos para los préstamos con garantía hipotecaria

Este es un préstamo diseñado para quien necesita un préstamo importante y cuenta con alguna vivienda para hipotecar.

Los requisitos para obtener este préstamo son:

  • Edad mínima de 21 al iniciar y máxima de 75 años al terminar el plazo.
  • Identificación
  • Comprobante de domicilio
  • Carta patronal (antigüedad en el trabajo)
  • Recibos de nómina (conocer el sueldo)
  • Escrituras de la propiedad en garantía
  • Avalúo del inmueble por personal certificado.

Requisitos préstamo para crédito automotriz

Los créditos automotrices son préstamos que ofrecen bancos u otras instituciones financieras para adquirir un auto.Estos créditos tienen una tasa de interés fijo y se debe pagar un enganche.

El requisito principal que los bancos o financieras piden, es tener una solvencia económica, debe apta para pagar las mensualidades del préstamo, los plazos de pago pueden ir desde uno hasta 5 años. Estas dependencias toman en cuenta la capacidad de pago, tener otro tipo de deudas atrasadas puede imposibilitar el proceso. Los requisitos para obtener un préstamo de este tipo son:

  • Ser mayor de 21 años
  • Identificación oficial vigente
  • Comprobante de domicilio
  • Solicitud de crédito elaborada
  • En caso de ser extranjero, será necesario presentar tu documentación migratoria en regla y pasaporte vigente.
  • Referencias personales
  • Comprobante de ingresos
  • Estar limpio en buró de crédito
  • Garantía o aval en algunos casos.

Nuestras recomendaciones

  • No contratar créditos o préstamos por arriba de la capacidad de pago, ya que puede afectar el historial crediticio.
  • El avalista, obligado solidario o fiador debe estar conforme con ello, pues él responderá como obligado principal frente a la Entidad Financiera o banco.
  • Te recomendamos tener todos tus documentos en regla, pues si no están vigentes las dependencias financieras no tomaran en cuenta tu solicitud de préstamo.
  • Busca un banco o institución financiera confiable, puedes consultar tus dudas en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

¿Cómo funciona el IVA en los créditos?

Uno de los instrumentos financieros más utilizados en México el crédito; pero muy pocos conocen sus

condiciones de uso. Por poner un ejemplo en tarjetas de crédito – el producto crediticio más solicitado en México-, solo el 44% de los tarjetahabientes usa su plástico en condiciones óptimas, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Condusef.

La falta de planeación y el desconocimiento son las causas principales que ponen en evidencia el mal uso del crédito, y es que muchas veces preferimos evadirnos de entender a profundidad sus términos y condiciones.

 

¿Cómo funciona el IVA en los créditos?

La Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en su artículo 14, señala que:

Se cobrará el impuesto del 16% a la prestación de servicios, siendo uno de éstos los servicios financieros.

Es decir, la persona que solicite un crédito, por ejemplo, bancario o personal, deberá pagar además del Costo Anual Total y ciertas comisiones según cada institución bancaria; un IVA de 16% sobre el interés total o el interés real generado por el crédito, según sea el caso.

 

¿Qué servicios crediticios no pagan IVA?

El IVA no se cobra en algunos créditos y no es homogéneo en todo el país, según el Banco de México y la propia Ley del Impuesto al Valor Agregado, que en su artículo 15 establece cuáles son los servicios financieros que no pagan IVA:

Están exentas de IVA, las comisiones y otras contraprestaciones que cubra el acreditado (es decir, a quien se le otorga el crédito) a su acreedor (la institución financiera que otorga el crédito) con motivo del otorgamiento de créditos hipotecarios para la adquisición, ampliación, construcción o reparación de bienes inmuebles destinados a casa habitación, salvo aquéllas que se originen con posterioridad a la autorización del citado crédito o que se debas pagar a terceros.

Es decir, los créditos para adquisición y remodelación de vivienda pueden considerarse fuera de este impuesto adicional.

¿Cómo saber si aplica el IVA a mi crédito?

Si obtienes cualquier tipo de crédito, es de vital importancia que tu banco te diga si aplica el impuesto – y cómo lo hace- desde el momento en que lo aperturas; ya que así sabrás cuánto pagarás realmente por él.

Tu asesor crediticio es el responsable de informarte si un producto (crédito y/o tarjeta) incluye o no el IVA y es tu derecho pedirle que hagan un sencillo ejercicio del costo que representa para tu crédito. Evita sorpresas, recuerda que el IVA aplica desde el primer pago de tu crédito.

IMPORTANTE: La mayoría de la publicidad crediticia muestra las tasas de interés y las comisiones, sin IVA; pero recuerda que como servicios financieros, pagan un 16% sobre el interés generado por el crédito.

¿Qué necesito para tramitar un crédito automotriz?

Un crédito automotriz es un préstamo que te ofrecen bancos y otras instituciones financieras para que compres un carro nuevo o usado.

Por lo general, estos créditos tienen una tasa de interés y plazos de pago fijos, así sabes exactamente cuánto pagarás cada mes desde el momento en que compras tu automóvil. Una de sus características es que usualmente debes pagar un enganche al inicio (normalmente el 20% o más del costo total del automóvil), y el resto de la deuda se divide en plazos de 6 a 60 meses (5 años)

¿Qué requisitos debes cumplir para obtener un crédito automotriz?

#1 Estabilidad financiera

Las instituciones que te ofrecen créditos automotrices estudian la estabilidad en tus pagos de deudas, cuánto tiempo has vivido en tu último domicilio, antigüedad en tu trabajo actual, entre otros factores. También verifican que tengas un buen historial crediticio o una calificación positiva en el buró de crédito, para establecer si te prestarán el dinero y cuánto.

#2 Capacidad de pago

Los bancos o financieras toman en cuenta tu capacidad de pago, es decir, el dinero que tienes libre una vez que cubres otras deudas y gastos fijos. Con ello se dan una idea si te será posible liquidar el préstamo que solicitas.

#3 Garantía o aval

En algunos casos, te piden un aval que responda por ti, o bien, dejar una garantía en prenda, que puede ser un bien inmueble o el propio coche, el cual puede disponer el banco en caso de que no cumplas con los pagos.

Documentos para solicitar un préstamo automotriz

Los documentos que necesitas para pedir un crédito automotriz, varían según el banco o institución financiera al que lo solicitas, pero por lo general son:

  • Solicitud del crédito.
  • Comprobante actual de domicilio.
  • Comprobante de ingresos reciente.
  • Identificación oficial vigente con fotografía y firma.
  • En caso de ser extranjero, será necesario presentar tu documentación migratoria en regla y pasaporte vigente.

6 recomendaciones antes de contratar un crédito automotriz

Contratar un crédito automotriz es una gran responsabilidad. Antes de hacerlo, compara los préstamos que hay en el mercado para verificar si realmente estás eligiendo la mejor opción.

  1. Pregunta por el CAT o Costo Anual Total. En el caso de los préstamos para comprar un auto, el CAT incluye intereses, comisiones y a veces primas de seguros.
  2. Pregunta por los beneficios de pagar tu crédito antes de lo pactado.
  3. No es tu obligación contratar el crédito con la misma agencia donde compararás tu auto o con quien ellos te recomienden. Debes hacerlo con quien te ofrezca la opción de pago más barata y cómoda para ti.
  4. Recuerda que no pueden exigirte pagar los intereses por adelantado.
  5. Consulta si te cobran algún cargo extra o comisión por pagar antes.
  6. Pide tu contrato de crédito.

Si no entiendes alguno de los términos que aparecen en la solicitud de crédito o en las condiciones, pregunta al vendedor antes de aceptar el préstamo para comprar tu automóvil.