4 opciones de crédito para comprar un auto nuevo

 

El automóvil es un bien que en los últimos años ha incrementado sus ventas. En 2016 se vendieron 603 mil 672 vehículos en México, según datos de la Asociación mexicana de Distribuidores Automotrices. Esta cifra es la más grande en la historia del mercado automotriz en el país y se espera que la tendencia siga. El auto más vendido en 2016 fue el Nissan Versa y sus compradores tuvieron distintas opciones para pagarlo.

El financiamiento automotriz es un mercado en crecimiento y para un comprador mexicano existen diferentes opciones. Si estás pensando en comprar un auto debes considerar diferentes factores y uno de los más importantes es cómo lo pagarás. Podría parecer que elegir el auto de tus sueños es la parte difícil, ese es sólo el primer paso en la adquisición de tu nuevo automóvil. Aquí te hablaremos de la parte que sigue: el financiamiento.

4 instituciones que otorgan crédito automotriz

El costo de los automóviles en México, al menos los nuevos, está más allá de la capacidad de compra de la mayoría de la población. Por esto, existen diferentes instituciones que ofrecen financiamiento a quienes quieren adquirir un auto. Antes de contratar un crédito automotriz evalúa tus opciones.

En México los créditos automotrices son emitidos tanto por bancos como por Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES), empresas de autofinanciamiento y las agencias automotrices. Cada una ofrece distintas condiciones de crédito

#1 Bancos

Estas instituciones otorgan distintos tipos de crédito, entre ellos los destinados a la compra de un automóvil. Sus productos de crédito para coches se planean a un plazo largo, debido a los costos de estos vehículos. Por lo tanto ofrecen tasas de interés menores en comparación con otros productos como los créditos personales.

#2 Sofomes

Estas sociedades realizan distintos tipos de préstamos y al igual que los bancos consideran que el periodo de pago será mayor, por lo que ofrecen tasas de interés especiales.

#3 Empresas de autofinanciamiento

Estas instituciones funcionan de manera similar a una tanda. Un grupo de futuros compradores realiza pagos parciales durante un periodo determinado, con el dinero de todos se pagan los autos siguiendo una serie de turnos asignados bajo 4 modalidades: sorteo, subasta, pagos puntuales y subasta garantizada.

#4 Agencias

Ya que se encargan de la venta de autos, las mismas agencias ofrecen sistemas de financiamiento. Este es el modelo que, en general, ofrece el mejor costo para el cliente ya que está haciendo un trato directo con quien comercializa los autos.

¿Qué crédito me conviene más?

Antes de tomar una decisión evalúa tu situación financiera. Considera factores como:

  • ¿Puedo pagar un enganche? El enganche es un pago inicial que no aparece en todos los sistemas de crédito. En caso de pagar uno reduces los pagos posteriores y los intereses. Existen opciones de pago sin enganche pero al adquirir una aceptas que tus pagos periódicos sean mayores o se prolonguen por más tiempo y de esta forma pagarás más intereses.
  • ¿Qué capacidad de pago tengo? Como en cualquier otro crédito, es importante que consideres el pago del crédito como uno de tus gastos habituales. Evita que este supere el 30% de tus ingresos para que no afecte tus finanzas.
  • ¿En cuánto tiempo quiero saldar mi deuda? El financiamiento para automóviles, como todo crédito, genera intereses. Mientras más tardes en finalizarlo, mayor será la cantidad que pagues a la institución que te dio el crédito. Los financiamientos automotrices en México van de 6 a 72 meses. La opción de pagarlo a 6 años parece tentadora, pero si eliges este periodo tu pago final será mucho mayor al precio original del auto.

Si tomas en cuenta estos tres factores habrás elegido la mejor opción. Busca la que más se acomode a tus necesidades y presupuesto. Lo único que queda es desearte un buen viaje con tu nuevo automóvil.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: