Cobertura amplia de seguro para autos

El seguro de cobertura amplia es la protección más completa para tu vehículo y para el conductor. Si bien la póliza es más costosa, estás cubierto en casi cualquier situación. La principal diferencia entre el seguro de cobertura amplia y uno de cobertura limitada es que éste sí paga los daños causados a tu automóvil durante un accidente.

Un seguro de auto de cobertura amplia es recomendable si tienes un carro nuevo y/o de lujo, porque las refacciones en estos casos son mucho más caras. Si tienes un vehículo de más de 15 años de antigüedad, quizá no sea buena idea contratar este tipo de cobertura, ya que los arreglos no son costosos.

Recuerda que la mejor cobertura está en función de cómo utilizas el auto, así como el modelo y la seguridad que necesitas al volante. Aquí encontrarás más detalles de lo que incluye una cobertura amplia para que compares tu decisión antes de elegir.

¿Qué es una cobertura amplia?

Un seguro de cobertura amplia es una de las opciones más completas en el mercado de seguros. En este caso  la aseguradora debe hacerse cargo de cualquier consecuencia o problema económico que se derive de un accidente o percance que tengas, teniendo como límite la suma asegurada que se haya establecido en tu póliza.

Además de lo anterior, también cubre los gastos de reparación que surjan a partir de un accidente fuera del control del conductor como desastres naturales, colisiones o incendios, entre otros.

Como puedes imaginar, el costo de este seguro es más elevado que el de otros. Además de los servicios que ofrece un seguro de cobertura amplia, para calcular la cuota que pagarás también se considera la marca y modelo de tu auto, así como tus características sociodemográficas (edad, sexo, estado civil, zona donde vives), esto con el fin de evaluar el nivel de riesgo de accidentes.

¿Qué incluye un seguro de autos de cobertura amplia?

Aunque cada aseguradora modifica algunos términos y condiciones de la cobertura, en general, estos son los aspectos que generalmente se incluyen en el seguro de auto de cobertura amplia:

  • Daños materiales en el vehículo: la aseguradora garantiza cualquier daño que le pueda suceder al coche como resultado de algún choque, volcadura o incendio. En un incidente de este tipo, el deducible que tendrás que pagar será entre el 3% y el 20%, según la aseguradora.
  • Robo total: la aseguradora responderá por la pérdida total tu carro cuando éste haya sido robado e incluso si llegas a tener un asalto estando en tu carro, hay aseguradoras que responden por daño ocasionado durante el incidente. Si te llega a suceder, el deducible que tendrás que pagar será entre el 5% al 20%.
  • Responsabilidad Civil por daños a terceros: esta cobertura, además de ser obligatoria en México, te ampara en caso de que tengas un accidente y el tercero involucrado presente algún daño en su persona y/o en alguna de sus propiedades. Si usas esta cobertura, tendrás que pagar un deducible en función de la suma asegurada establecida en la póliza.
  • Gastos médicos: en caso de que te ocurra un accidente y provocara alguna lesión o gasto médico, ambos quedarán cubiertos tanto para el conductor como los acompañantes del vehículo. Cabe mencionar que la aseguradora cubrirá las lesiones que se generen en el accidente y hasta que se den de alta por parte del médico o bien, hasta que se utilice por completo la suma asegurada establecida en la póliza.
  • Asistencia legal: son los servicios de abogado o asesoría legal que te brinda tu aseguradora en caso de que los llegaras a necesitar, si tuvieras un accidente o tu auto fuera robado.
  • Asistencia vial: entre los principales servicios que incluye esta cobertura se encuentran:
    • Servicio de grúa: en caso de que tu auto se descomponga y no se pudiera poner en marcha.
    • Cambio de llantas: en caso de que se te ponchara una llanta, la aseguradora mandará a un ajustador para ayudarte a cambiar las llantas de tu auto.
    • Paso de corriente
    • Abastecimiento de gasolina
    • Cerrajería: en caso de que se te olviden las llaves dentro del carro y no tengas contigo el repuesto, la aseguradora te apoyará para poder abrir tu carro y sacar las llaves.
    • Debes de revisar en tu póliza el número de eventos que tienes cubiertos.
    • Otros servicios: que dependen de la compañía con la que contrates tu seguro, revisa tu póliza.

¿Cómo contratar un seguro de autos de cobertura amplia?

Si, ya evaluaste todos los aspectos anteriores y decidiste que lo mejor para tu auto es una cobertura amplia, éstos son los documentos que tendrás que tener a la mano para contratar el seguro:

Datos personales

  • Nombre completo del asegurado
  • Identificación oficial
  • Comprobante de domicilio
  • Registro General de Contribuyentes (RFC)
  • Fecha de nacimiento del asegurado
  • Número de cuenta bancaria

Datos del carro a asegurar

  • Año
  • Modelo
  • Marca
  • Versión
  • Número de Serie (VIN)
  • Placas

Recuerda que al contratar un seguro, debes verificar que todos los datos sean correctos, de lo contrario la aseguradora podrá invalidar tu seguro, además, pregunta cuáles son los montos máximos de gastos médicos y cuál es el límite de eventos por año. Recuerda que mientras más pagues por tu póliza, menos pagarás de deducible. El mejor seguro de auto es aquel que se adapta a tus necesidades de cobertura, así como al presupuesto que quieras destinar para tu seguridad.

¿Cuándo conviene contratar una cobertura amplia?

Antes de contratar una cobertura amplia para tu seguro de auto, debes tener en cuenta la antigüedad de tu vehículo. Si piensas en comprar un coche nuevo o de lujo, o tu carro tiene menos de 10 años de antigüedad, los expertos recomiendan contratar una cobertura amplia. La razón es que en este tipo de vehículos el costo de las reparaciones generalmente es alto debido a que las refacciones o reparaciones son más caras.

En cambio, si tu carro tiene más de 10 años de antigüedad puedes cotizar otro tipo de cobertura, ya que la reparación en este tipo de coches suele ser más barata, es decir, si llegas a contratar una cobertura amplia pagarás más por el deducible de lo que en realidad te podría costar arreglar el auto por tu cuenta.

¿Qué situaciones no cubre un seguro de cobertura amplia?

Existen diversas situaciones en las que ningún seguro de autos se hará cargo bajo ninguna circunstancia, no importa qué tipo de cobertura tengas. Para que contemples qué situaciones son esas, te compartimos la siguiente lista:

  • Daños hechos a propósito: si llegas a chocar o dañar tu auto o el de una tercera persona por coraje o como venganza o haces alguna acción con dolo, el seguro se deslindara de toda responsabilidad y serás tú quien deba pagar por los daños ocasionados.
  • Robo por parte de esposa, hijos o empleados: si por algún motivo prestas tu auto a tu esposa o hijos o algún empleado y no te lo devuelven, el seguro no podrá hacerse cargo; ya que se considera un acto de abuso de confianza más que un robo.
  • Daños a cristales: en caso de que se haya roto alguno de los cristales del auto debido a que se cayó algo en ellos o alguien los estrella, no te preocupes, el seguro se hará cargo de cambiarlo. Sin embargo, el deducible que pagarás se podría incrementar del 5% al 20%.
  • Daño por obras viales: si tu auto sufre algún daño causado por alguna obra vial, por ejemplo, el golpe de una grúa o se llega a caer sobre tu carro la obra, la empresa a cargo de la obra deberá hacerse responsable de los daños causados.
  • Conducir en estado de ebriedad: si llegas a tener un accidente y te realizan el “alcoholímetro” y no lo pasaras, tu seguro no se hará responsable por los daños.
  • Cuando “te das a la fuga”: si llegas a tener un accidente y la tercer parte involucrada llega a presentar algún daño o lesión pero no te detuviste a ver qué había pasado y después llamas a tu aseguradora para que cubran los daños a tu auto, la aseguradora no te brindará ayuda para reparar tu coche ni asistencia legal; en caso de que la necesites.
  • Arrancones y carreras: si decides participar en carreras de autos o arrancones, los daños que pueda tener tu auto, debido a estas actividades, los tendrás que cubrir tú.
  • Exceso de personas transportadas: si tienes un accidente y el número de pasajeros supera la capacidad de tu automóvil, tu aseguradora no cubrirá los gastos que se generen.
  • Robo de llantas: si te robaron las llantas de tu auto, la aseguradora no te cubrirá este percance. Sin embargo, hay compañías de seguro que te dan la opción de contratar una cobertura extra en tu póliza para este tipo de incidentes.
  • Caída de árboles o poda: cuando la caída del árbol sea por causas o efectos de la naturaleza, el seguro cubrirá los daños; sin embargo, si es por efecto de la mano del hombre, la empresa encargada de la poda tendrá que hacerse responsable del daño ocasionado a tu auto.
  • Sin licencia de conducir o licencia de conducir no vigente: si llegas a tener un accidente y tú vas manejando sin licencia de conducir, la aseguradora no se hará responsable de los daños ocasionados.
  • Pérdidas o daños a tu auto debido a actividades bélicas o actos de terrorismo.
  • Gastos de responsabilidad civil, penal o riesgos profesionales que sufran tus acompañantes en el accidente ocurrido. Existen algunas aseguradoras que tienen coberturas para este tipo de incidentes, por lo que deberás consultar con tu asesor de seguros dicha información.
  • Daños que tu vehículo pudiera causar al medio ambiente o ecosistemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.