Tipos de polizas de seguros de autos

Elegir el seguro de tu auto es una decisión difícil. No es suficiente que conozcas cuál es el más económico o quién tiene al vendedor más carismático. Lo importante es darte cuenta de las responsabilidades o cobertura que los seguros de autos tienen para ti y elegir el que verdaderamente te conviene.

Al saber los detalles de lo que incluye cada cobertura, por ejemplo, puedes determinar la mejor opción, recuerda que lo más caro y completo tal vez no sea lo que necesitas; por ejemplo, si tienes un auto antiguo, contratar quizá una cobertura limitada es lo más acorde a tu vehículo. Debes de ser muy minucioso a la hora de ver qué te favorece y qué no, de acuerdo con tus necesidades y riesgos a los que estás expuesto.

¿Qué es un seguro de auto?

 

El seguro de auto es un contrato que obliga a una compañía aseguradora a cubrir el costo total o parcial generado por algún incidente en el que esté involucrado el coche asegurado, a cambio de un monto mensual (que puede ser cubierto anual, semestral, trimestral y en algunos casos mensualmente) que paga el cliente. Este contrato es conocido como póliza.

Una vez que contratas un seguro de auto es responsabilidad de la aseguradora de asistir, proteger y solucionar los siniestros que tengas al usar tu carro, mientras estén especificados en la póliza. Es de suma importancia conocer las excepciones de la protección de tu aseguradora, especialmente en casos de emergencia y accidentes.

 

¿Qué cubre un seguro de auto?

Dependiendo del tipo de cobertura que contrates, el seguro de auto absorberá los gastos en caso de un accidente, robo y/u otro imprevisto. La clasificación de coberturas varían según los distintos sucesos o accidentes en los que estás protegido en caso de que ocurran. En las diferentes coberturas se puede incluir desde el pago de daños o robos parciales de tu auto (espejos, rines, etc.) hasta la cobertura amplia y total del vehículo(s) involucrado(s) en el siniestro.

Obviamente, la cobertura impacta en el precio, mientras más protegido estés, más costosa es la póliza. En el comparador gratuito de ComparaGuru.com puedes presupuestar tu coche con las mejores aseguradoras de México.

Los principales conceptos que suele incluir la cobertura de un seguro de automóvil son:

  • Daños materiales
  • Robo total del automóvil y/o de autopartes
  • Gastos médicos
  • Defensa legal

Los paquetes más básicos solo cubren responsabilidad civil, mientras que los más completos te respaldan por casi cualquier cosa que suceda con tu auto, incluidos desastres naturales.

Toma en cuenta que, normalmente, un seguro de auto no te paga absolutamente todos los gastos, sino una gran parte que depende del valor comercial de tu carro. El monto restante, conocido como deducible, lo debes pagar tú.

Tipos de cobertura de seguros de autos

Recuerda que todas las aseguradoras tienen términos distintos, pero por lo general, todas ofrecen las siguientes coberturas.

#1 Cobertura de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil es el seguro de auto más básico que existe y te cubre ante cualquier reclamación de un tercero. Es decir, si estás involucrado en un accidente y la otra persona te exige una indemnización por daños, esta cobertura te respalda.

El seguro de responsabilidad civil no cubre daños a tu vehículo ni robo total, recuerda que en México, es obligatorio tener al menos este seguro de auto para circular en carreteras y en algunos estados.

#2 Cobertura amplia

La cobertura amplia de un seguro de auto ampara los daños físicos, totales o parciales, del auto y de las personas que se encuentran en los vehículos involucrados en el accidente. Esta cobertura también brinda protección por robo total o parcial del auto, cubre gastos médicos del titular y de los acompañantes en algún accidente, además de servicios de asistencia como grúa, gasolina, asistencia vial o mecánica y asesoría legal.

#3 Cobertura limitada

El seguro de auto de cobertura limitada ofrece protección en caso de robo de auto y daños a terceros por un accidente automovilístico. Sin embargo, no cubre los gastos del auto asegurado. La diferencia entre esta cobertura con la cobertura amplia es que esta no te cubre por siniestros en los que la responsabilidad sea tuya. Esta cobertura se encarga de asegurarte en caso de robo total de tu vehículo, responsabilidad civil, gastos médicos, asistencia legal y asistencia vial.

#4 Otros seguros

  • Seguro por kilómetro. En México son pocas empresas que recién están incursionando en esta modalidad. Este seguro incluye las mismas coberturas que los seguros tradicionales, pero pagas en proporción al kilometraje usado, gracias a un dispositivo que se conecta a la computadora del vehículo. Además de las distancias recorridas se colectan datos sobre los hábitos de uso del coche. La aseguradora obtiene los datos en el momento exacto de un choque para los trámites después de los siniestros.
  • Seguros adicionales y/o complementarios. Son protecciones extras que hacen más completo un  seguro vehicular, es decir, te “cubren” los detalles que escapan a los seguros más convencionales. También se llaman módulos para tu seguro. Por ejemplo, no todos los seguros en cobertura amplia amparan las llantas. Si quieres tener seguridad sobre este aspecto, tendrías que contratar un módulo adicional de protección de llantas, que representa un costo extra. Los módulos adicionales más comunes son: robo de auto partes, auto sustituto, robo de llantas y rines. El costo de cada módulo va desde 1,400 pesos según el que solicites y la aseguradora donde lo cotices. La compra de módulos adicionales conviene especialmente para automóviles nuevos y con aditamentos extras que son costosos (por ejemplo, que están equipados con rines de lujo); según recomiendan los asesores de ComparaGuru.com.

Qué es lo que NO cubre un seguro de auto

Como hemos explicado, las coberturas de los seguros son variables, aunque existen situaciones más o menos generales en las que los seguros de auto no te apoyarán. La mejor recomendación es leer en tu póliza la lista de excepciones para saber la lista de situaciones en que tú deberás cubrir por completo los gastos. Las excepciones más comunes de los seguros de auto son:

  • Daños a propósito. Si tu provocas el accidente el seguro se deslindará de los gastos.
  • Robo por parte de familiares o empleados. Si alguien de tu confianza se lleva el auto y no te lo devuelve se considera abuso de confianza y el seguro podría anularse.
  • Daños por obras viales. Si una obra pública te provoca un accidente es el operador de la obra quien debe pagar, no la aseguradora.
  • Conducir en estado de ebriedad. Si no conduces de manera responsable el seguro no asumirá los gastos de las pérdidas que tengas.
  • Darte a la fuga. Quizá seas inocente o culpable, al final darte a la fuga es una forma de asumir tu culpa y el seguro queda exento de apoyarte.
  • Arrancones y carreras. Si usas tu auto para una actividad ilegal y sale dañado el seguro te dejará solo.
  • Exceso de tripulantes. Cada vehículo tiene una capacidad máxima, si viajan más personas de las que soporta estás promoviendo accidentes.
  • Caída de árboles por tala o poda. En este caso los gastos de reparación corren por cuenta de la empresa que provocó el daño.
  • Otros gastos:
  • Coberturas que no hayas contratado
  • Daños que sufra o cause tu vehículo si tú o el conductor autorizado por ti carecen de licencia para conducir
  • Pérdidas o daños por causa directa o indirecta de operaciones bélicas o actos de terrorismo
  • Gastos derivados de haberte quedado sin vehículo

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: