¿Cómo ahorrarte el deducible del seguro de auto?

De 11 a 12 de la noche y hasta las 5 o 6 de la mañana, es el horario más peligroso para conducir en fin de semana, mientras que los hombres tienen cuatro veces más accidentes de tránsito que las mujeres, aunque ellas resultan más afectadas como pasajeros, según informa la campaña de Seguridad Vial de la Cruz Roja.

Aunque el nuevo reglamento de tránsito del 2016 apunta a disminuir los riesgos de accidente, estableciendo entre otras medidas, estrictos límites máximos de velocidad: 50 km por hora en avenidas, 40 km/h en vías de acceso secundario y 80 km/h en vías de acceso controlado. Lo cierto es que a bordo de un automóvil siempre corremos un riesgo y por eso es vital contar con un seguro.

En caso de choques con tu auto, además de las pérdidas y daños físicos, materiales y personales que puedan ocasionarse, existe otro momento horrible cuando se hacen los ajustes de responsabilidad y resulta que debes pagar el deducible de daño. Recuerda que, aunque pagar el deducible es un gasto que puede causarte dolores de cabeza; NUNCA será igual a pagar el costo del choque completo, sin el apoyo del seguro.

¿Tienes seguro de auto, te consideras un conductor responsable y quisieras ahorrarte el pago del deducible en caso de que choques? Existen tres formas de evitarte el desembolso del deducible, solo debes tener en cuenta de que elegir alguna significa que subirá el costo de tu póliza. A continuación, te explicamos cuáles son, pero antes:

¿Qué es el deducible del seguro de auto?

Es el dinero que tú deberás pagar después de que la aseguradora haya cubierto los gastos ocasionados por algún percance ocurrido.

Los deducibles de las pólizas de seguros de autos, en general, operan de la siguiente forma.

Tú pagas:

  • 5% del valor del auto sobre daños
  • 10% de valor en caso de robo

Por ejemplo, si tu automóvil cuesta 100 mil pesos, y tienes un accidente que requiere una reparación de 30 mil pesos, tú únicamente deberías deberás pagar el deducible del 5% del valor del coche, es decir, cinco mil pesos.

Tres formas de “no pagar” deducible

Si te quieres ahorrar el deducible de tu seguro de auto, preguntamos a nuestros asesores y nos dieron estas alternativas:

#1 Pedir específicamente “Cero deducible”

Sólo puedes “no pagar” si pides explícitamente una póliza cero deducible al momento de contratar un seguro de auto. Ten en cuenta que no todas las aseguradoras ofrecen estas pólizas. Seguros HDI y Mapfre son ejemplos que ofrecen este servicio. Si optas por esta alternativa, lo más seguro es que el asesor te ofrezca alguno de los incisos siguientes.

#2 Solicitar marcado de partes

Esta opción consiste en que la aseguradora literalmente “tatuará” las autopartes más “robables” de tu auto. Lo hacen mediante un servicio llamado IdentiCar, es decir, graban los dígitos del número de serie del vehículo asegurado en vidrios, faros, luces y espejos. La empresa “tatuadora” expide un certificado, que exime del pago de deducible por estas partes en caso de robo del vehículo. La lógica de este mecanismo es que las autopartes robadas que ya están marcadas no se venderán (o al menos no tan fácilmente) en el mercado negro, además de que serán más fáciles de detectar para las autoridades.

El grabado tiene un costo promedio de $400, pero aseguradoras como HDI lo ofrecen gratuitamente a sus clientes.

#3 Comprar un módulo “Cero deducible”

Al momento que pides una póliza cero deducible, probablemente te ofrecerán comprar un módulo cero deducible. Así se llama a esta garantía especial, y como hemos dicho, no todas las aseguradoras la ofrecen.

El costo promedio es un módulo cero deducible es de $1,200 anuales; pero la recomendación es preguntar si este módulo está disponible en la aseguradora que te interesa. Si es así, entonces pregunta si no lo incluyen gratuitamente a sus clientes.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: