Me chocaron el auto y se dieron a la fuga, ¿qué hago?

Lamentablemente los accidentes de tránsito ocurren por igual a los conductores precavidos que a los imprudentes. Pese a las estadísticas y las campañas de cultura vial, México se encuentra entre los 10 países donde ocurre el mayor número de muertes por accidentes de tránsito y cada año se registran un promedio de 400 mil accidentes en el país, según datos de la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros).

La AMIS calcula que la mayoría de los accidentes “lamineros”, es decir, aquellos percances en los que no se daña la totalidad el vehículo, ocurren entre las 8:00 y 10:00 a.m. y entre las 17:30 y 20 horas, es decir, en los horarios punta, cuando todo el mundo va con prisa por llegar a sus destinos y lo menos que quiere es perder tiempo en resolver el percance. ¿Consecuencia? en muchas ocasiones quien provocó el accidente huye del lugar de los hechos. ¿Qué puedes hacer en estos casos? Sigue leyendo.

Me chocaron el auto, ¿qué hago?

En el momento que ocurre un choque hay mucha confusión y lo mejor es calmarte. NUNCA salgas desesperado a perseguir al otro coche, ni en tu auto ni a pie o en otro vehículo, pues así agravarás la situación ya no podrás exigir una compensación justa. Para conseguir una reparación de los daños necesitas reconocer a quien provocó el accidente. Aunque también existe la posibilidad de que te hayan chocado estando estacionado, y entonces debas seguir el procedimiento correspondiente.  Si todos los vehículos y tripulantes permanecieran en el lugar de los hechos hasta que se resuelva el conflicto la solución sería muy sencilla pero si uno de ellos escapó, necesitarás referencias para encontrarlo.

¿Viste la placa? Este es uno de los datos más importantes para reconocer al vehículo y junto con él, al conductor que debe responder por los daños.  Para dar con el responsable, será importante recopilar toda la información posible. Necesitas reconocer el automóvil que escapó, para eso te sirven datos como:

  • Placas del vehículo
  • Modelo
  • Color
  • Señas particulares.

Cualquier material que confirme esta información te será de gran utilidad. Si consigues alguna fotografía o video del auto que provocó el accidente tienes una posibilidad mucho mayor de encontrarlo y conseguir que repare el daño.

Consigue información útil si el otro auto se dio a la fuga

No se trata de que tú salgas disparado a perseguir al otro. Sino que te apoyes de las personas que viajaban contigo o de todas aquellas que están cerca (peatones y otros automovilistas) para conseguir información relevante. Esta evidencia depende de las condiciones en que ocurrió el accidente:

  • ¿Viajabas con acompañantes?: ellos pueden tener alguna fotografía que te ayude a identificarlo.
  • ¿Te encontrabas en algún lugar con sistema de seguridad?: dirígete a la administración y solicita una copia del video. En los estacionamientos públicos suele haber cámaras que registran cualquier movimiento, actualmente también existen cámaras en avenidas y lugares públicos que pudieron registrar al vehículo que buscas.
  • ¿Había más gente alrededor durante el accidente?: pídeles toda la información que sea posible. Sé amable y claro, para que te ayuden de forma útil. Considera principalmente a los trabajadores de comercios cercanos, ellos trabajan ahí, así que no tendrán problemas con esperar a que lleguen los representantes de tu aseguradora y las autoridades pertinentes.

Los testigos son una parte muy importante para el seguimiento de tu caso, con su ayuda puedes conseguir mejores resultados. Al momento del accidente tú pudiste perder muchos detalles y ellos realizaban sus tareas cotidianas, así que tendrán la mente más clara para recordar lo que pasó. Ellos pueden hacer una descripción mucho más detallada que tú o tus acompañantes y con suerte alguno grabó o fotografió al otro vehículo.

¿Cuándo debo retirarme yo?

Si tienes seguro de auto, espera que llegue el representante de tu compañía. Quédate en el lugar en el que ocurrieron los hechos, aunque te encuentres en un lugar público y obstruyas la circulación necesitas que se realice un reporte de lo ocurrido. Te sentirás presionado por los otros conductores pero recuerda que el mantenerte ahí y no alterar la escena te ayudará a tener un proceso más ágil, especialmente si el culpable se dio a la fuga. Si conservas la calma durante la búsqueda de datos y seguiste los consejos anteriores, seguramente recibirás una compensación satisfactoria para los daños que hayas recibido.

Lo que debes hacer en cualquier choque automovilístico

Conserva la calma y sigue estos pasos:

#1 Revisa que todos los involucrados estén bien

Primero que todo, procura tranquilizarte, de nada te servirá enojarte y es mejor si controlas los nervios. Comienza por revisar que tú y tus acompañantes estén bien; luego será momento de bajar del coche para verificar que las otras personas involucradas también se encuentran bien y ver los daños materiales. Si es necesario pide asistencia médica.

#2 Llama a tu aseguradora (aún si no parece necesario)

Incluso si te parece que los daños son insignificantes, llama a tu seguro inmediatamente. Podría haber problemas ocultos en el coche, o complicaciones médicas en los involucrados, que no se noten a simple viste o se presenten hasta días después del accidente.

#3 No muevas nada

Mientras esperas a tu agente de seguros no muevas nada, la policía vial y el ajustador necesitarán evaluar la escena para determinar cómo y por qué ocurrió el accidente.

#4 Toma fotos del accidente e intercambia datos con los involucrados

El agente de seguros puede tardar varios minutos (incluso horas) en llegar; todo depende del tráfico y de tu ubicación. Mantén la calma y sé paciente. Mientras tanto es recomendable que, si tienes un teléfono con cámara, tomes fotos de los vehículos, los daños y de la ubicación, además de intercambiar datos con los involucrados como: nombre, dirección, teléfono, placas y marca, modelo y año de los coches.

Una vez que tu agente de seguros llegue y haya evaluado la situación, pídele una copia del informe y verifica el deducible que tienes qué pagar. Los accidente suelen traer consigo gastos imprevistos, recuerda que puedes recurrir a préstamos personales para salir del apuro en caso de que necesites un dinero extra para arreglar los daños.

Una póliza de seguro de auto puede ser de gran ayuda también en pequeños percances por lo que es importante que conozcas los detalles para que sepas exactamente qué incluye y puedas usarla cuando lo necesites.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: