¿Qué es el deducible del seguro de auto y cómo negociarlo a tu favor

Al contratar un seguro encontrarás conceptos con los que posiblemente no estés familiarizado. Uno de ellos es “deducible”. Este dato es muy importante en caso de un accidente ya que representa un gasto adicional al pago que haces como parte de tu póliza.

Quizá te estés preguntando: ¿si ya tengo seguro por qué debería hacer un pago extra cuando tenga un accidente? El deducible es una forma de equilibrar los gastos entre la aseguradora y el asegurado. En este artículo te explicaremos cómo funciona y cómo usarlo a tu favor.

¿Qué es un deducible del seguro de auto?

Cuando adquieres un seguro es muy común que el contrato considere la existencia de un deducible. Este es una parte de los gastos que se harán para reparar el daño. Por ejemplo, si tienes un seguro de auto y roban tu vehículo el deducible será un porcentaje de su costo comercial que te corresponde pagar, la aseguradora te entregará el resto del dinero necesario para recuperarlo.

La intención del deducible es compartir la responsabilidad entre la institución aseguradora y sus clientes. De no existir el deducible habría riesgo de llegar a situaciones en que el cliente recurra con frecuencia, y sin una necesidad real, para cobrar el seguro. Al imponer una cuota para que el cliente comparta los gastos se reduce la probabilidad de solicitudes de cobro de seguro a las realmente necesarias.

Del lado de la aseguradora es más confiable ofrecer un servicio al que el cliente recurrirá sólo cuando sea indispensable. Sin la existencia de los deducibles un conductor podría, por ejemplo, conducir descuidadamente todos los días, chocar con frecuencia y exigir al seguro que cubra sus gastos. El deducible es una forma de motivarlo a conducir responsablemente para que evite las situaciones peligrosas al volante.

¿Cómo se calcula el deducible del seguro de auto?

Cada aseguradora tiene sus métodos para calcular los deducibles; sin embargo, existen variables en común que se toman en cuenta para hacer el cálculo.

El deducible se calcula considerando una relación matemática muy simple: a mayor costo del seguro menor deducible y viceversa, a menor costo del seguro mayor deducible.

Esta equivalencia surge de una necesidad de la aseguradora. De alguna forma debe regular el dinero que percibe por el pago del seguro y los gastos que surjan para cubrir los daños de los bienes asegurados. Si se paga una cuota alta ya está recibiendo una cantidad importante por mantener asegurados los bienes de sus clientes, por lo tanto, ante un accidente tendrá una cifra mayor destinada a reparar los daños.

Por otra parte, cuando se ofrece una cuota baja para el seguro es necesario solicitar una cantidad mayor en el momento de un siniestro. Ya que se cobró poco al cliente en sus pagos periódicos, el impacto al momento de cubrir un accidente será mayor y necesita recuperarlo de alguna forma. Con un deducible mayor la empresa aseguradora evita pérdidas de su parte al momento de hacer efectivo el seguro.

¿Cómo negociar el deducible del seguro de auto a mi favor?

Antes de firmar cualquier contrato con una aseguradora considera los beneficios de aceptar un deducible alto o bajo. El porcentaje promedio de deducible depende el tipo de seguro que hayas contratado. Incluso en alternativas sobre el mismo bien existen diferencias en los porcentajes, por ejemplo, en un seguro de auto el deducible por robo será diferente al de gastos médicos.

Recuerda que si contratas un seguro con una cuota baja estás aceptando que el deducible sea mayor. Esto quiere decir que si jamás requieres los servicios de la aseguradora habrás hecho un buen negocio pero si eres propenso a sufrir accidentes tendrás que pagar un deducible más alto en cada ocasión que sufras uno.

IMPORTANTE: Analiza tu situación. Cada persona tiene necesidades diferentes y las aseguradoras consideran esto al momento de ofrecer una póliza de seguros. Por eso, si tienes dudas o no estás seguro de qué es lo más conveniente para ti comentalo con tu agente. Contratar un seguro es una forma de evitar los riesgos ante una posible catástrofe, si ésta ocurriera hoy ¿podrías pagar un porcentaje pequeño o alto para recuperar tus bienes? También es importante considerar la cuota del seguro, ya que debe estar al alcance de tu bolsillo.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: