¿Me conviene adelantar pagos si compro a meses sin intereses?

Los meses sin intereses son la posibilidad de diferir alguna compra, que de contado, quizá no podríamos cubrir de contado.

¡Llévelo a 3, 6, 12, 24 y hasta 48 meses sin intereses! ¿Tentador no es así? La catástrofe viene cuando exageras y hasta el más mínimo gasto lo quieres mandar a meses sin intereses, ¿el resultado? Pagos por aquí y por allá que de ser pequeños, juntos hacen una cuenta monstruosa al mes, sin mencionar que te roban toda la línea de tu crédito.

Además, podría ocurrir que de ser tantos se te pase algún pago y tengas que -ahora sí- pagar los intereses, y la magia se esfuma. Pero este artículo trata de cuando te cae un dinero extra y piensas en liquidar o avanzar en alguna de tus deudas; sí, esos momentos que desafortunadamente no hay muchos pero que tarde o temprano podemos experimentar: Un bono, horas extras, el aguinaldo, hasta una herencia.

¿Puedes adelantar pagos o te cobran algún tipo de cargo?

En nuestro país, la mayoría de los bancos te permiten adelantar pagos –bajo el esquema de meses sin intereses- y liquidar antes del plazo, pero para ello hay que seguir ciertos pasos.

De entrada, cada que hagas una compra a meses sin intereses infórmate sobre la posibilidad, ya sabes, conoce las reglas de la institución financiera, porque quizá quiera cobrarte algún tipo de penalización o cargos adicionales por querer terminar antes la relación.

Pero por lo general no, eso sí, no puedes simplemente depositar el dinero y ya, debes dar aviso al banco, te explicamos…

Tienes que hacer el depósito por la cantidad que cubre el total de la deuda, o bien solo algunas mensualidades, a tu tarjeta de crédito; luego, llamar a la entidad financiera para que dicho monto sea aplicado al pago de determinada promoción a meses sin intereses. Si te duermes en tus laureles y no avisas, lo que abones simplemente se irá a tu cuenta revolvente o se tomará como saldo a favor.

7 reglas de oro para comprar a meses sin intereses

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), lanza 7 puntos a tomar en cuenta, si quieres que tu experiencia con los meses sin intereses sea perfecta:

#1 Razona tu compra. Piensa si en verdad necesitas ese producto o es sólo un impulso. Recuerda que estarás comprometiendo tus ingresos futuros.

#2 ¿Si puedes pagar, verdad? Antes de comprar, por favor calcula tu capacidad de pago, esto con el fin de tener la certeza de que mes tras mes podrás pagar hasta liquidar, de manera desahogada.

La capacidad de pago puedes calcularla de esta manera:  A la suma de tus ingresos mensuales, réstales tus gastos, así sabrás cuánto dinero tienes disponible. No olvides descontar otras deudas, como un crédito automotriz; o si ya has comprado uno que otro artículo a meses sin intereses, antes de adquirir uno nuevo, considera que el cargo de lo que compres se sumará al de los otros artículos.

#3 Compara precios. Antes de hacer la compra, compara en por lo menos 3 establecimientos diferentes. Tu bolsillo estará orgulloso de ti.

#4 Compra bienes duraderos. La regla es que lo que metas a meses sin intereses, te duré mucho más que la misma deuda. O sea, que ni se te ocurra pagar así juguetes, zapatos, ropa…

#5 Paga a tiempo. Si se te pasa algún pago, por lo que quieras, la tienda o el banco te comenzará a cobrar intereses, los cuales podrían volverse insostenibles.

#6 Verifica que te hagan válida la promoción. No vaya a ser que semanas después descubras que tienes que pagarlo todo en una sola exhibición. Al momento de firmar el voucher, revisa que la cantidad que aparece sea la correcta y que coincide con la copia que te entrega el comercio; ahí mismo debe estar especificado que la compra se realizó a meses sin intereses.

#7 Liquida tu adeudo. Hasta terminar los plazos o antes, pero no olvides avisar con una llamada telefónica o visita en la sucursal.

Los meses sin intereses son una extraordinaria herramienta, úsala a tu beneficio.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: