¿Qué pasa si me atraso o dejo de pagar mi tarjeta de crédito?

La línea de crédito que tienes con tu tarjeta no es una extensión de tu capital, sino un préstamo que, cuando lo ejerces, tiene obligaciones de pago que debes atender en el tiempo establecido por la institución y con el que estuviste de acuerdo. Aunque existen diferentes motivos por los que puedes dejar de pagar tu tarjeta de crédito, o bien por los que no puedes cumplir a tiempo con la obligación, si no pagas, además de acumular intereses, podrían haber consecuencias en tu historial crediticio.

¿Qué pasa cuando no pagas o te atrasas con tu tarjeta de crédito?

Al ser un recurso que ya te gastaste, el banco o institución financiera, tiene todo el derecho de ejercer diferentes sanciones.

#1 Pagas más intereses

Desde que contratas la línea de crédito, existe la tasa de interés que se cobra mensualmente; cuando dejas de pagar, esta tasa se aplica sobre el saldo total que adeudas y se suma a este capital. En caso de que te mantengas en impago, pagarás además los intereses moratorios correspondientes.

#2 Hay gastos de cobranza

También dentro de las condiciones de tu contrato, pudiste consultar la comisión por falta de pago que el banco estipula cobrar cada que faltes a una mensualidad, ésta, también se sumará al saldo total del siguiente mes, si es que continúas sin pagar.

#3 Tienes mala calificación en tu historial crediticio

A partir de los primeros 30 días en que falta tu pago, el banco informa al Buró de Crédito, que te pondrá una “mala nota”, misma que irá siendo peor conforme vayan pasando los días sin que se registre un pago. Esto afectará la posibilidad de obtener los futuros créditos que solicites.

¿Qué debo hacer si me atraso o dejo de pagar mi tarjeta de crédito?

Lo primero será que dejes de usar la(s) tarjeta(s) de inmediato, para evitar que se siga acumulando un saldo insoluto sobre el que se cobrará el porcentaje de la tasa de interés.

Si estás atravesando por un inconveniente, pero no quieres ver afectado tu historial, acude a la institución financiera para reestructurar la deuda y congelar los intereses, de esta manera te mantendrás en buenos términos dentro del Buró de Crédito y contarás con un plan para pagar tu adeudo.

Recuerda que tu mejor herramienta es la información, por lo que antes de contratar un producto financiero, es conveniente que estés perfectamente bien informado acerca de las comisiones, sanciones e intereses que puedes llegar a pagar, en caso de no cumplir con tu pago mensual.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: