¿Cómo elegir a tus referencias personales para solicitar una tarjeta de crédito?

Cuando pides una tarjeta de crédito, por lo general aparece un campo que para muchos no tiene importancia: las referencias personales. Este espacio, aparentemente inofensivo es de gran importancia para que el banco decida darte o no el plástico que solicitaste.

No se trata únicamente de tener datos de personas que te conocen, el banco recopila información sobre ti y debes dar la que le haga sentir mayor confianza por ti. Por eso seleccionar a tus referencias personales no es una tarea tan sencilla.

¿Para qué se usan las referencias personales?

Puedes pensar que se trata sólo de otro dato más. La intención de pedirte referencias personales es conocer la impresión que la gente tiene de ti. Un banco necesita la certeza de que hará negocios con una persona responsable que cumplirá con sus obligaciones. Al contactar con las personas que dejaste como referencia busca conocer la imagen que ellas tienen sobre ti, eso incluye tu grado de responsabilidad. No cualquiera puede ser una buena referencia.

También considera que el banco conserva los datos que dejaste en tu solicitud. Si en algún momento tienes problemas con el manejo de tus tarjetas y no te localizan recurrirán a tus referencias. En el mejor de los casos eso jamás pasará pero, si fallas con tus pagos ellos se enterarán. Fuera de la incomodidad que esto representa, haces responsables indirectos a tus conocidos, que dejaste como referencia, del manejo de tu cuenta. ¿Crees tener el grado de confianza necesario para esto?

¿Cómo decidir quién es buena referencia para una solicitud?

Considera estos consejos a la hora de elegir a tus referencias personales en la solicitud de tu tarjeta de crédito.

#1 Elige a alguien que conozcas de tiempo atrás

Independientemente del tipo de relación que mantengas con la persona, el banco valorará más a quienes han tratado contigo por mucho tiempo.

#2 Haz una lista de quienes son una buena opción

Al solicitar una tarjeta de crédito se te piden algunos datos básicos, las referencias personales están entre ellos. Si ya tienes pensado solicitar una tarjeta define a los mejores candidatos: los has tratado por mucho tiempo, mantienes una buena relación con ellos, tienen una buena impresión de ti y están dispuestos a dar información sobre ti.

#3 Comentales que quieres usarlos como referencia

Previo al llenado de tu solicitud comenta con los seleccionados en tu lista que piensas solicitar una tarjeta. Antes de ofrecer cualquier dato suyo al banco asegúrate que están de acuerdo en apoyarte dando información sobre ti. Eso los mantendrá tranquilos y con mejor disposición al ser contactados con el banco.

#4 Explica el uso que darás de su información

Aclara que usarás su información para la solicitud de una tarjeta de crédito. Explica los puntos básicos: se necesita confirmar información sobre ti y no se comprometen a nada más que responder lo que el banco pregunte. Evita cualquier tipo de desconfianza y deja todo claro desde el principio.

Confirma sus datos. Quizá ya tienes sus datos de contacto pero siempre es mejor preguntar. Si mantienes tu información actualizada evitarás que el banco sospeche sobre los detalles que expusiste en tu solicitud.

Completa tu solicitud de tarjeta de crédito

Si ya elegiste de entre tus conocidos a una grupo dispuesto a confirmar quién eres y si eres confiable o no, sólo falta hacer tu solicitud. Se te piden datos básicos que el banco usará para confirmar tu identidad y el grado de confianza que pueden tener en ti.

Ofrece información verificable y evita exagerar. Si todo lo que dijiste al banco es cierto y te muestra como alguien responsable tendrás tu tarjeta de crédito. No olvides agradecer a tus conocidos por haber confirmado ante el banco que se puede confiar en ti.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: