Número de cuenta, número de tarjeta y CLABE: ¿Cuál es la diferencia?

El número de cuenta, el número de tarjeta y la CLABE interbancaria son diferentes combinaciones de dígitos, con distintos propósitos.

A continuación te explicamos para qué sirve cada uno y dónde puedes encontrarlos, en caso de que te los pidan:

¿Qué es el número de la tarjeta de crédito o de débito?

El número de la tarjeta de crédito o débito es una combinación irrepetible de 16 dígitos acomodados de 4 en 4, los cuales tienen un significado específico.

El primero o los primeros dos números sirven para identificar la red de pagos de la tarjeta (American Express, Visa, Mastercard), mientras que los siguientes están relacionados con el banco, la moneda y la cuenta de cada persona.

  • Si empieza con un 4, pertenece a Visa
  • Si comienza con un 5, es MasterCard
  • Si es un 3, corresponde a American Express
  • Si tiene como primer dígito un 6, podría ser de algún comercio

El último dígito del plástico corresponde a un número de seguridad, el cual se utiliza para la verificación de las transacciones con tarjeta de crédito o débito y es el resultado de un algoritmo que producen los otros números de la tarjeta.

En la parte frontal de tu plástico, también encontrarás la fecha de vencimiento marcada con el mes y el año.

¿Qué es el número de cuenta bancaria?

El número de cuenta primario o PAN (primary account number) usualmente se compone de 10 dígitos, es diferente del número de tarjeta de crédito ya que por lo regular no aparece visible en el plástico.

Este número está especificado en tu contrato y aparece en el resumen o estado de cuenta que te llega por correo o email, donde ves tu saldo a pagar y detalles del período facturado.

¿Qué es la CLABE interbancaria y para qué sirve?

La Clave Bancaria Estandarizada o CLABE es un número único e irrepetible de 18 o 19 dígitos, que se asigna a cada cuenta bancaria y se utiliza para transferir recursos entre distintos bancos.

Este número garantiza que el dinero enviado a través de depósitos y/o transferencias interbancarias llegue exclusivamente a la cuenta señalada por el cliente; por eso es fundamental indicar correctamente cada dígito de todos los que componen la CLABE, de lo contrario, los recursos podrían llegar a otra persona o ni siquiera salir de la cuenta emisora.

Los dígitos que componen la CLABE son:

Código de banco Dónde ‘vive’ la cuenta, de acuerdo con los números asignados a las instituciones de crédito en la Asociación de Bancos de México.

Longitud = 3 dígitos.

Código de plaza Ciudad o región donde el cliente mantiene su cuenta, de acuerdo a la definición de claves de plaza definida para el servicio de cheques.

Longitud = 3 dígitos.

Número de cuenta Campo que incluye la información que cada banco utiliza para individualizar la cuenta de sus clientes.

Longitud = 11 dígitos (cheques).

Dígito de control Es un dígito que se obtiene luego de aplicar un algoritmo que permite validar que la estructura de los datos contenidos en la CLABE son correctos. L

ongitud =1 dígito.

Fuente: Asociación de Bancos de México ABM

Recuerda que todos los números, claves, contraseñas e información personal bancaria son confidenciales y contienen datos valiosos que pueden ser mal utilizados para cometer robo o fraude.

No compartas tu número de cuenta, el número de tu tarjeta de crédito y la CLABE interbancaria a menos que exista una razón justificada, tal como una transferencia interbancaria y/o para realizar compras seguras por internet.

Aprende a identificar los protocolos de seguridad, además de tomar precauciones como el cambio de contraseñas periódico.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: