Si no activo mi tarjeta de crédito, ¿me cobran anualidad?

Imagina este escenario: estás ocupado cerrando tus pendientes antes de salir u organizando tus actividades del día; o bien, te encuentras en medio de una comida y de pronto recibes la llamada de un número desconocido, contestas y se trata de un ejecutivo bancario que te felicita porque tienes una tarjeta de crédito preaprobada y te pide unos datos sencillos. Respondes sin prestar atención y al final te dicen que se te informará por correo electrónico si es aprobada.

A las pocas semanas recibes un plástico que no activas, esperando que así, por arte de magia, esa cuenta se cancele. Al cabo de un tiempo te llega un estado de cuenta con un adeudo. Te cobraron la anualidad de ese plástico.

¿Por qué me cobraron anualidad si no activé mi tarjeta de crédito?

Una vez que es aprobada tu nueva línea de crédito, adquieres compromisos y beneficios con el banco. La emisión del plástico, es sólo una parte del contrato, la decisión de usarlo es tuya, pero eso no significa que la institución deje de hacer un cargo por el “manejo” de la cuenta o tu derecho a tener esa tarjeta. Así, aunque ni siquiera la actives, tu cuenta y tu línea de crédito ya están vigentes y está corriendo el tiempo para que la uses, por lo que, llegado el plazo se cargará la comisión anual.

¿Qué hacer con una tarjeta de crédito que no uso?

Si recibes un plástico que no solicitaste es muy importante que lo reportes al banco y revises tu historial crediticio, pues tu identidad pudo ser clonada y alguien puede estar abriendo cuentas a tu nombre.

También puede suceder que el banco te haya abierto una cuenta sin tu “expresa” autorización, es decir, pudiste haber aceptado de alguna forma la sugerencia de tener una tarjeta de crédito, dando algunos de los datos requeridos. Esta es una práctica penada por la Condusef y debes denunciarla.

La misma instancia de defensa de los usuarios de servicios financieros, te recuerda que tienes derecho a cancelar una tarjeta en el momento que decidas, siempre y cuando el saldo esté en “ceros”.

Cancelar la tarjeta de crédito NO es una pérdida de tiempo

Recuerda que el trabajo del banco es retener a sus clientes, por lo que buscará que desistas de tu intención de cancelarla pero, si no lo haces, te seguirá cobrando anualidad sin falta, aunque no hayas usado ni una sola vez tu tarjeta.

Extra tip: El contrato debe finalizar el día hábil siguiente al que hayas solicitado la cancelación del plástico. Conserva tu folio de cancelación para cualquier aclaración.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: