Tarjetas de crédito sin anualidad

Las tarjetas de crédito sin anualidad o con anualidad cero son aquellas que no te cobran ninguna cuota o comisión por tenerla, siempre y cuando cumplas con las condiciones del contrato.
Por lo general, las tarjetas de crédito sin anualidad son “básicas”, esto significa que no tienen programas de puntos y cuentan con muy pocos beneficios. Sin embargo, hay algunas clásicas e incluso plásticos de categorías mejores que te ahorran la comisión anual.


¿Qué es la anualidad de una tarjeta de crédito?

 

La anualidad, o comisión anual, es un importe de dinero que el tarjetahabiente debe pagar cada año, de forma similar a una membresía o una suscripción. Dicho cargo se aplica de forma automática al saldo de la tarjeta de crédito, independientemente de que use o no el plástico.

 

El pago de la anualidad va asociado a la tarjeta e implica que el cliente recibe a cambio ciertos beneficios extras que deberían ir acordes a sus hábitos de consumo y estilo de vida, por ejemplo: accesos preferenciales en aeropuertos y aerolíneas, servicio de concierge, seguros de viaje adicionales, o más puntos para acumular por cada compra, entre otros.

 

Importante: Pagar la anualidad de una tarjeta de crédito que casi no utilizas representa un gasto innecesario que bien podrías ahorrarte con otra tarjeta que se ajuste mejor a lo que realmente utilizas.

 

¿Cuál es la mejor tarjeta de crédito sin anualidad?

 

Recuerda que la mejor tarjeta sin anualidad es la que cumpla con tus expectativas de uso, y además de no cobrarte anualidad nunca, tampoco te cause cargos por otras comisiones o éstas no sean demasiado costosas.

 

Recuerda que algunas instituciones bancarias no cobran anualidad en sus tarjetas Premium o incluso en sus tarjetas de crédito Clásicas pero solo como una promoción durante el primer año de uso, o bien con la condición de que el cliente cumpla con los requisitos establecidos en el contrato, que generalmente son mantener un saldo mínimo y hacer uso de la tarjeta de crédito al menos una vez al mes.

La tarjeta de crédito ideal se ajusta a tu estilo de vida y a tu capacidad de pago, no al revés. Antes de elegir una tarjeta de crédito sin anualidad ten presente:

  • ¿En qué gastas y con qué frecuencia?
  • ¿Cómo está tu historial crediticio?
  • ¿Cuál es el Costo Anual Total, o el costo que incluya la tasa de interés y/u otras comisiones?
  • ¿Qué beneficios pierdes o ganas ?

Una buena recomendación es comparar al menos 3 tarjetas de crédito antes de seleccionar la definitiva.

 

¿Cuál es la tarjeta de crédito sin anualidad que cobra menos intereses?

 

Los intereses, en general, son el dinero que pagarás como contraprestación por tener crédito con un banco y/o entidad financiera. Los intereses se cobran para brindar cierta garantía y compensar financieramente a quien se “arriesga” a su prestar capital al deudor.

Si eliges una tarjeta de crédito sin anualidad, estarás exento de este cobro, pero también de las ventajas exclusivas. Como sabes, la anualidad de una tarjeta de crédito es una cuota o comisión que el banco te cobra cada año por darte una línea de crédito y además recibir los beneficios adicionales; por ejemplo, algún programa de recompensas, seguro de auto o blindaje de la tarjeta en caso de emergencia, entre otros.

Para encontrar las tarjetas de crédito cero anualidad que cobran menos intereses, una buena estrategia es comparar la que tenga el menor Costo Anual Total (CAT). Éste es un indicador de lo que te cuesta el crédito, aunque sea a plazos distintos o de diferentes bancos, y es un dato que toda entidad debe dar a conocer, según la legislación del Banco de México.

Importante: El CAT suma todos los elementos que determinan el costo del financiamiento, por ejemplo: la tasa de interés, las comisiones, anualidad (que en este caso no aplica) y las primas de seguros que el cliente decide contratar y pagar. El CAT no incluye el IVA, ni establece la periodicidad o frecuencia de pago, se expresa como un porcentaje anual y por ley todo banco lo debe debe informar para todo tipo de crédito cuyo monto sea menor de 900 mil dólares.

¿Cómo funcionan las tarjetas que no cobran anualidad?


Las tarjetas de crédito que no cobran anualidad funcionan como una tarjeta de crédito convencional, con la que también pueden pagarse servicios, como un seguro de auto o un plan tarifario de teléfono; hacer compras en línea; o bien, adquirir productos a crédito que de otra forma no podrías pagar.

Además, las tarjetas sin anualidad tienen las siguientes características:

  • Restricciones de uso: como hemos dicho, a veces los bancos por lanzamiento o promoción, no cobran anualidad en sus tarjetas de crédito Premium o Clásicas, pero a condición de que el cliente cumpla con mantener un saldo y uso mínimo de la tarjeta de crédito, de lo contrario harán el cargo automático por la comisión anual. En otras ocasiones, la promoción es válida solo por el primer año, a partir del segundo se cobrará la anualidad normalmente, revisa a detalle el contrato.
  • Restricciones de beneficios: según el banco que las emite, las tarjetas de crédito de anualidad cero están restringidas a promociones o programas de recompensas auteros o limitados. Consulta las condiciones de tu contrato antes de firmarlo.

Hay 3 modalidades básicas de tarjetas de crédito sin anualidad

 

Tipo de tarjeta Características
Tarjeta de crédito clásica sin anualidad No cobra anualidad, pero tampoco te da acceso a todos los beneficios que el resto de las tarjetas
La tarjeta de crédito sin anualidad de por vida Tampoco cobra anualidad, y frecuentemente este beneficio se extienden a uno o dos adicionales del titular
Tarjeta de crédito sin anualidad condicionada o de reembolso El banco te cobra la anualidad, pero te la “devuelve” si cumples ciertas condiciones de uso, por ejemplo, mantener un saldo promedio o usarla cierto número de veces


Recuerda: Muchos bancos ofrecen anualidad gratis solo el primer año, y a partir del segundo, te cobrarán la comisión anual normalmente. Antes de aplicar a una tarjeta de crédito, pregunta si éste es el caso y compara algunas alternativas ya sea con el mismo banco o con otros. Usa nuestro comparador gratuito en línea para comparar qué tarjetas de crédito sin anualidad se ofrecen en México.

¿Cómo tramitar una tarjeta de crédito sin anualidad?

 

Los requisitos para tramitar una tarjeta de crédito dependen del banco donde la solicites, por lo general se piden documentos generales:

  • Comprobantes de ingresos mensuales, domicilio e identificación
  • Tener buen historial crediticio
  • Llenar solicitud

Recuerda que para comprobar lo que ganas mensualmente, debes de hacerlo mediante recibos de nómina, honorarios o algún estado de cuenta de banco en el que se reflejen sus ingresos.
Puedes solicitar una tarjeta de crédito sin anualidad:

  • En línea: pídela desde un dispositivo móvil como tu teléfono, tablet o computadora. Solo ingresa a nuestro comparador Coru y aplica a la tarjeta que más te convenga. Una vez que hayas completado tus datos, te mostraremos los resultados que más se adapten a tus necesidades. Recuerda que Coru no aprueba las tarjetas por lo que debemos de esperar a la resolución del banco.
  • En el banco: directamente en la sucursal que te interese. Cada banco tiene distintas opciones de tarjetas de crédito sin anualidad, ya sea de por vida o por promoción, revisa opciones en distintos bancos y elegir los beneficios y tarifas que mejor te convengan.

 

¿Qué otros beneficios tiene una tarjeta de crédito sin anualidad?


Una tarjeta de crédito sin anualidad o de anualidad cero es muy buena opción si la usas para domiciliar pagos de servicios (luz, agua, gas, cable), ya que te sirve para cubrir gastos fijos que de por sí ya haces cada mes sin tener que acudir a las sucursales ni pasarte de las fechas límite; además, al pagarlos con la tarjeta cumples el requisito mínimo de usar el plástico, te ahorras la anualidad y hasta podrías obtener algún descuento en el pago de tus servicios.

 

Otras ventajas de usar una tarjeta de crédito cero anualidad son: tener liquidez inmediata para aprovechar mejores precios, diferir tus pagos a meses sin intereses y comenzar tu historial crediticio para acceder a otro tipo de créditos más altos, como el hipotecario o automotriz. Además, según el banco emisor y/o la red de pagos a la que pertenece (Visa o MarstedCard), podrías ganar promociones de temporada.



¿Puedo aplicar a una tarjeta de crédito sin anualidad sin tener historial crediticio?


Si. Aunque la autorización del plástico depende del banco en donde la tramitas; por lo general si se trata de tu primera tarjeta de crédito, y pertenece a una categoría Clásica, básica o de bajos requisitos,  los bancos son un tanto flexibles a la hora de solicitar requisitos. Claro, existen otras variables como el monto de crédito, los ingresos comprobables y tu capacidad de pago.

 

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: