Tarjetas de crédito sin historial crediticio

Los bancos y entidades financieras tienen algunas opciones para personas que van a sacar su tarjeta por primera vez, o bien que  no cuentan con suficientes ingresos o historial crediticio necesario para tramitar su plástico. Tarjetas aseguradas, departamentales y básicas o para jóvenes son opciones de tarjetas de crédito para las personas con ingresos e historial menores a los que solicita el banco para adquirir una tarjeta de crédito.

¿Qué es el historial crediticio?

El historial crediticio es un registro de tus créditos, préstamos o servicios que tienes a lo largo del tiempo. La finalidad de tener este registro es tener un respaldo de información de tu comportamiento y conteo de actividad crediticia. Dentro del historial crediticio pueden estar distintas actividades como servicio de telefonía móvil (cuando tienes un contrato y pagas de manera constante y periódica), si tienes un crédito automotríz, una tarjeta de crédito o departamental o un préstamo personal.

Mes con mes se hace un registro nuevo de tu pago. Se registran desde atraso hasta deudas no liquidadas. Por esto es importante que cuides mucho tus pagos y los hagas en tiempo y forma pues en este historial es en donde se fijan la mayoría de las instituciones de crédito para saber si pueden confiar en ti para que liquides tu prestamos con ellos.

¿Cuáles son las tarjetas de crédito sin historial crediticio?

Entre las opciones que existen para adquirir una tarjeta de crédito con ingresos menores a $8,000 y sin historial crediticio están:

  • Tarjeta de crédito asegurada. Estas tarjetas se encuentran respaldadas por una cantidad de dinero que se deposita en el banco, con la finalidad de que sea la garantía de pago. Por lo general, el límite de crédito es igual al monto de la garantía. Entre los bancos que manejan este tipo de tarjetas se encuentran Banco Azteca, Scotiabank y Banco del Bajío.
  • Tarjeta departamental. Estas tarjetas son aprobadas al instante y se pueden usar en la tienda donde se solicitada, aunque también se puede pagar con ella en diversos establecimientos. Son una buena opción para comenzar con un historial crediticio y generar un comportamiento de pago.
  • Tarjeta de crédito básica o para jóvenes. Estos plásticos son los más básicos que ofrecen  los bancos y generalmente otorgan un límite de crédito menor, así como diversos beneficios como tasa de interés más bajas y comisiones menores.

¿Cómo solicitar una tarjeta sin historial crediticio?

Para solicitar una tarjeta de crédito sin historial crediticio primero debes informarte en los bancos o entidades que ofrezcan tarjetas aseguradas, departamentales y básicas o para jóvenes. Compara al menos dos entidades, a fin de encontrarnos la mejor alternativa.

Para comparar opciones y aplicar a alguna, puede hacerlo directamente en los bancos o entidades financieras; o bien mediante nuestro comparador gratuito, Coru.com. Allí selecciona la opción de tarjetas de crédito y comienza a llenar el formulario que te aparece. Es muy importante que seas lo más honesto a la hora de dar tus datos, nuestra intención siempre será darte los mejores resultados para ofrecerte siempre un buen producto.

Recomendaciones para solicitar una tarjeta de crédito sin historial crediticio

 

  • Llena la solicitud correctamente. Completa cada campo solicitado con la información correspondiente y verídica, de lo contrario tu solicitud será rechazada.

 

  • Aplica a la tarjeta de crédito ideal para ti. Compara al menos 3 opciones de plásticos que se adapten mejor a tus necesidades y elige aquella que se otorgue mejores beneficios. Si aplicas a una tarjeta de crédito que establece más requisitos de lo que puedes cumplir, te será negada y tendrás que esperar de 45 a 90 días para volver a solicitar alguna tarjeta.
  • Busca la forma de comprobar tu liquidez. Lo ideal es tener los recibos de nómina como comprobante de ingresos, o bien contar con el registro de pagos recientes, por ejemplo comprobantes de renta, plan de telefonía o depósitos a tu cuenta de ahorro o débito.

¿Si estoy en el buró de crédito puedo sacar una tarjeta?

Cada banco tiene un proceso distinto para aprobar las tarjetas de crédito por lo que no hay un manual absoluto que te pueda decir qué sí y qué no te permite tener una tarjeta de crédito.

Lo que sí hay, son algunos aspectos generales como tu estatus en el buró de crédito, ingresos mensuales, documentación oficial y, en algunos casos, ser tarjetahabiente del banco en el que requieres la tarjeta de crédito.

¿Cuanto dinero me puede dar una tarjeta sin historial crediticio?

El dinero que una tarjeta puede tener como límite va a depender del tipo de tarjeta que elijas y la capacidad de pago que tengas. Un requisito conocido muy importante es el ingreso mensual que tengas. Con este monto el banco puede deducir si tienes la posibilidad de pagar una deuda.

Recuerda que el monto total mensual que ganas no se toma como tu capacidad de pago, tienes otros gastos en el mes y es muy importante tenerlos en cuenta a la hora de solicitar una tarjeta.

Cada tarjeta tiene un ingreso mínimo que debes de cumplir para poder aplicar a ella. En nuestro comparador podrás ver cuál es monto de cada una.

¿Qué es el Buró de Crédito?

El Buró de Crédito es una empresa privada que se encarga de registrar tu historial crediticio. Esta empresa y en específico su reporte suele ser la base de varias instituciones que otorgan créditos o préstamos. Lo hacen mediante un registro que le permite saber a bancos e instituciones financieras si te retrasaste, dejaste de pagar, con quién es la deuda y hace cuánto tiempo la tienes.

¿Es malo estar en el buró de crédito?

Depende. Recordemos que el buró de crédito es una plataforma que registra tu actividad de pagos con préstamos, tarjetas de crédito y servicios. Si tienes contratado un servicio de telefonía móvil, tus pagos mensuales se mostrarán en el registro y por lo tanto, literalmente, estás en el buró de crédito.

Estar en el buró de crédito es “malo” cuando tu actividad de pagos es mala, es decir, pagas a destiempo o tienes deudas sin liquidar. En estos casos estar en buró de crédito representa algo malo si de tramitar una tarjeta de crédito hablamos y por el contrario, si pagas en tiempo y forma todos tus créditos, préstamos o servicios entonces puede ser algo beneficioso pues el banco tendrá en ti una mayor confianza para darte un límite de crédito e incluso extenderlo.

¿Por qué solicitar mi tarjeta de crédito sin historial crediticio en Coru.com?

Coru.com es el mejor lugar para comparar opciones y solicitar una tarjeta de crédito. Lo mejor es que una vez que revises todas las opciones y decidas aplicar a una, no tienes que moverte de lugar ya que puedes aplicar desde la comodidad de tu hogar.

Nuestros asesores telefónicos están capacitados para orientarte antes, durante y después de tu proceso de comparación, selección y aplicación a tu tarjeta idea. Tienes nuestro número de contacto en la parte superior de la página así como los horarios y días en los que estaremos disponibles para ti.

¿Por qué es importante generar historial crediticio y aún más, que sea de buena actividad?

Mantener un buen perfil en tu historial crediticio es una buena práctica. La mayoría de las entidades bancarias o crediticias toman esto como una de sus bases para comprobar tu capacidad y posibilidad de liquidar una deuda de modo que si pagas en tiempo y forma las deudas que tengas lograrás que los bancos te den créditos y las entidades crediticias te presten.

Sin duda, tener un buen historial crediticio es una obligación pero si es de gran utilidad a la hora de solicitar un crédito. De manera contraria, si tus pagos han sido a destiempo y en forma incorrecta puede reflejar un desinterés y falta de seriedad con los bancos.

¿Qué beneficios tengo al solicitar una tarjeta de crédito sin historial crediticio?

Los beneficios que te puede dar una tarjeta de crédito son muchos y todos van a depender del tipo de tarjeta que elijas y sobre todo el fin que le des.

  • Estudiantes. Los bancos entienden muy bien que las personas jóvenes prefieren más las experiencias que las cosas materiales y es por eso que las tarjetas de crédito para estudiante mezclan muchos beneficios para que no te pierdas de nada. Dentro de lo que este tipo de tarjetas te puede dar están los descuentos en conciertos y eventos de arte, preventas exclusiva, promociones y descuentos en comercios electrónicos y la acumulación de puntos por cada compra que hagas. Y con esto pasamos a uno de los mejores beneficios, los puntos. Esto se trata de acumular por cada compra que realices, por ejemplo, si tienes una tarjeta que te da el 3% de cada compra en puntos y compras unos audífonos de mil quinientos pesos, eso quiere decir que tendrás 45 puntos que podrás usar para comprar otras cosas más adelante.
  • Solo por tener una tarjeta de crédito: Si lo que quieres es tener una tarjeta de crédito sin ningún fin en especial, igual puedes hacerlo. No importa si solo la quieres para tus gastos recurrentes. Los beneficios para estas tarjetas son obtener algunos descuentos y acumulación de puntos por compras habituales.

Otro motivo por el cual puedes tener una tarjeta de crédito es para comenzar a generar historial crediticio. 

Lo más importante es saber que una tarjeta de crédito no significa tener que gastar más sino gastar en lo que solías hacerlo habitualmente. 

¿Existen tarjetas de crédito en las que no sea necesario tener buen historial crediticio?

Es muy poco probable que un banco pueda dar una tarjeta de crédito sin tener un buen historial crediticio. Recuerda que la función principal de este registro es precisamente informar a los bancos o entidades de crédito de tu comportamiento en los pagos de tus deudas pasadas. ¿Tu le prestaría a alguien de quien tienes conocimiento es malo pagando deudas? Es lo mismo con los bancos, ellos tienen que asegurar en la mejor medida que les devolverás el crédito que te otorgan.

Si te ofrecen una tarjeta de crédito o un préstamo sin consultar el historial crediticio investiga que se trate de una institución seria y registrada ante las autoridades para poder dar créditos. Hay muchos casos en los que de manera similar, ofrecen préstamos muy elevados con garantías increíblemente nulas que de primera impresión pueden representar una buena opción pero siempre recuerda investigar antes.

¿Cómo puedo tener una tarjeta de crédito si tengo una mala actividad en el buró de crédito?

Para poder solicitar una tarjeta de crédito teniendo mal historial crediticio es importante que liquides tus deudas antes. Si no está en tus posibilidades pagar todo puedes ir con el banco o institución que te activo el crédito y llegar a un convenio de pago, incluso puede ser el caso de que te condonen (quiten) los intereses que se generaron durante el tiempo que no pagaste y lleguen a un acuerdo de pagos flexibles.

Si no puedes pagar tu deuda lamentablemente muy difícilmente podrás solicitar otro tipo de crédito. 

Si necesitas dinero urgente existe la opción de empeñar tus bienes. Puedes hacerlo en las casa de empeño y se trata de dejar un objeto de valor en garantía a cambio de un préstamo en efectivo. Por lo general, las casa de empeño te cobran un interés mensual o semanal en el vinculado al tiempo que dejas en garantía tus prendas u objetos. Mensual o semanalmente tienes que ir a “refrendar” tu préstamo pues si no lo haces, la casa de empeño podrá vender tu artículo como medida de recuperar el dinero que no se pagó.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: