Cómo cancelar una tarjeta de crédito en México

Si estás decidido a empezar una nueva vida con menos deudas y dejar atrás los molestos cortes de pago mensuales, entonces es útil que sepas cómo cancelar tu tarjeta de crédito.

Lo primero que debes saber es que tu como cliente tienes el derecho de cancelar tu tarjeta cuando lo desees y de la forma más sencilla posible, según la ley de Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros y la de Instituciones de Crédito, así como la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef).

4 pasos básicos para cancelar una tarjeta de crédito

 

#1 Verifica que no adeudas nada

No puedes cancelar tu tarjeta mientras no pagues toda tu deuda.

#2 Avisa a tu banco

Llama a la línea de atención a clientes de tu institución bancaria antes. Hay bancos que solamente aceptan la cancelación después de que hablaste por teléfono a su call center. Te preguntarán por qué decidiste cancelar tu tarjeta e intentarán que no lo hagas. ¡Sé firme! Luego de que confirmes que ya no quieres tu plástico, te darán un número de folio.

#3 Prepara una carta

En ella expones por escrito las mismas razones de cancelación que diste en el teléfono. Recuerda que no todas las instituciones te piden que acudas, pero generalmente es necesario. Cuando vayas al banco deben darte un acuse de recibo, clave de confirmación o número de folio.

#4 Entrega tu plástico

Si por alguna razón no lo tienes, el banco puede pedirte un escrito en el que expliques las razones por las cuales ya no tienes la tarjeta. Ya sea que el banco o tú lo tengan, verifica que sea destruido. Además de que ya no podrás realizar ninguna operación con esa tarjeta, evitarás el mal uso del plástico.

¿Me pueden cobrar algo adicional si quiero cancelar mi tarjeta de crédito?

No, en caso de que no tengas adeudos del plástico al momento de cancelar. En ese caso, el banco no puede cobrarte ninguna comisión. La tarjeta debe quedar inhabilitada hasta 5 días hábiles después que lo solicites.

Los únicos cargos que sí pueden cobrarte son:

  • La comisión anual
  • Las comisiones por incumplimiento de pago
  • La prima de seguros contratados e intereses que se generen hasta el momento de liquidar tu adeudo

Recuerda que estos conceptos se cobran solo si no están cubiertos, en caso contrario, no pueden hacerte nuevos cargos.

 

¿Pueden “negarme” la cancelación de mi tarjeta?

Si tienes algún adeudo, puedes solicitar la cancelación, pero se realizará hasta que hayas liquidado tu deuda, manteniendo tus fechas de pago y las condiciones establecidas en tu contrato.

Por lo demás, es TÚ decisión cancelar tu tarjeta; no te dejes intimidar por los vendedores o telefonistas, quienes tratarán de convencerte de permanecer con ella. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) es la entidad responsable de supervisar estos procedimientos y apoyar al usuario.

 

¿Cómo me aseguro de que ha sido cancelada la tarjeta?

Al cancelar, ya sea vía telefónica y/o presencial, el banco debe entregarte un número de folio que debes conservar, pues es tu comprobante de cancelación. Además, cuando saldes el total de tu deuda, el banco está obligado a enviarte un estado de cuenta o una carta de no adeudo y fin del contrato, en un plazo de 10 días.

 

¿Qué más sucede cuando cancelo mi tarjeta?

Se cancelarán los servicios de pagos domiciliados, tómalo en cuenta. Pide además que te den de baja de sus servicios de boletines y correspondencia, para evitar que sigas recibiéndolos.

¿Se puede cancelar una tarjeta en un banco diferente al que me la dio?

Aunque parezca raro, sí. Puedes cancelar tu plástico en un banco diferente, quien realizará la cancelación por ti, convirtiéndote en “su cliente”. Es decir, al contratar una tarjeta nueva con ellos, pregunta si pueden realizar la transferencia de adeudo de tu plástico anterior y darte un nuevo contrato por este movimiento. Si estás interesado en esta opción es importante verificar antes que las condiciones del nuevo plástico sean mejores, o al menos parecidas, a las que tenías.

¿Conservar o cancelar mi tarjeta?

Revisamos los foros de usuarios y de Condusef, y encontramos:

3 buenas razones para CANCELAR una tarjeta:

3 buenas razones para CONSERVAR tu tarjeta de crédito:

  • Cuando llevas casi 12 meses sin utilizar ese plástico.
  • Cuando tienes más de 5 tarjetas simultáneas, o estás invirtiendo prácticamente el 80% de tu sueldo mensual en pagos de tarjetas. Prioriza tarjetas, paga las más caras y cancélalas.
  • Cuando encuentras otra que te ofrece más beneficios por usarla.
  • Cuando la usas con control, para compras eventuales, de emergencia o aprovechar alguna promoción.
  • Cuando acostumbras hacer puntualmente tus pagos y abonas más del mínimo señalado en el pago mensual, pues así reduces el monto y el plazo de la deuda.
  • Cuando estás aprovechando otras ventajas y beneficios de tu tarjeta (como descuentos en viajes, productos u otros servicios)

Artículos relacionados

%d bloggers like this: