¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito adicionales y cuándo se recomiendan?

En algunos bancos te ofrecen tarjetas de crédito adicionales sin costo, sin anualidad, con los mismos privilegios, pero ¿sabes exactamente cómo funcionan las tarjetas de crédito adicionales y qué tan convenientes son? A continuación revisa una pequeña guía antes de decir “acepto” cuando el banco te la entregue o algún amigo o familiar te pida que le tramites una tarjeta de crédito adicional a la tuya.

¿Qué son las tarjetas de crédito adicionales?

Son plásticos “extra” que derivan de la tarjeta de crédito de una persona, quien funge como “titular”. Los propietarios de las tarjetas adicionales tienen el poder de acceder a la línea de crédito del titular de la cuenta.

Por su parte, el titular responde legalmente, tanto por sus adeudos como por el saldo del titular o titulares. Usualmente, los bancos permiten al titular establecer un determinado límite en el monto del crédito que está “visible” o disponible para los cotitulares, de modo que pueda controlar mejor su propia cuenta.

¿Es aconsejable tener tarjetas de crédito adicionales o tarjetas de crédito compartidas con tu pareja y/o familiares?

Por lo general este tipo de tarjetas de crédito se tramitan para un familiar directo del titular (padres, abuelos, hijos), ya que los gastos y disposiciones de dinero que realice el tarjetahabiente adicional, se reflejarán en el estado de cuenta de la persona que es el titular. O sea, es el titular quien adquiere la obligación legal de pagar tanto la deuda de su crédito como la de los créditos adicionales.

3 usos más comunes y recomendados de una tarjeta de crédito adicional

  • Padres de familia que quieren dar un respaldo económico a sus hijos que aún no son independientes financieramente, pero que necesitan realizar disposiciones o movimientos bancarios, por ejemplo en el caso de que estudien fuera de la ciudad y/o el país.
  • Parejas y/o matrimonios que están bien organizados para cubrir los gastos comunes y pagos del hogar con las tarjetas de crédito y así aprovechan algún beneficio y/o descuento.
  • Para personas que necesitan o desean hacerse cargo económicamente de algún familiar que no puede mantenerse por sí mismo y/o no genera ingresos propios.

¿Qué ventajas tiene una tarjeta de crédito adicional?

  1. Muchas veces se otorgan gratis al tramitar una tarjeta de crédito del titular, y se entregan con relativa facilidad.
  2. El titular de la cuenta siempre sabe en qué gastan los adicionales, ya que recibe el estado de cuenta con todas las transacciones en su línea de crédito, además saben cuánto es el monto mínimo a pagar y en qué fecha.
  3. Los tarjetahabientes adicionales también disfrutan de la mayoría de los beneficios que ofrece el banco o institución financiera que la emite; por ejemplo, en el caso de que el plástico sea Visa o MasterCard, pueden aprovechar las mismas promociones y/o descuentos que se brindan para la tarjeta de crédito del titular.

Otro aspecto que puedes considerar a tu favor (si eres el titular de la cuenta), es que todas las compras hechas con las tarjetas adicionales que den puntos para programas de recompensas se “abonan” a la tarjeta del titular.

¿Qué desventajas tienen las tarjetas de crédito adicionales?

  1. Pueden endeudar gravemente al titular, en caso de que no haya una correcta administración de los adeudos; o bien si el adicional hace compras irresponsables y se niega a pagar, pese a que se haya comprometido “de palabra”.
  2. Las tarjetas de crédito adicionales no general historial crediticio para los cotitulares, dado que el responsable del crédito es la persona que figura como titular.
  3. Generar deudas impagables, juicios, demandas y todo por olvido o por mala voluntad, por ejemplo en el caso de parejas que tramitaron sus tarjetas como titular y adicional, si rompen la relación y no cancelar las tarjetas de crédito adicionales.

 Advertencia: Si vas a solicitar tarjetas adicionales considera esto

  • Al ser titular, TÚ eres el responsable legal de liquidar el crédito. ¿Te arriesgarías a quedar en la quiebra por las deudas de otra persona? Y si es así, ¿de quién? Una tarjeta de crédito adicional no debe tramitarse a la ligera.
  • Las tarjetas de crédito básicas, de universitarios, sin anualidad o con poco límite de crédito generalmente no admiten tarjetas adicionales.
  • Los adicionales no pueden “ampliar” la línea de crédito ni modificar datos de a cuenta del titular.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: