¿Por qué cambia el CAT de las tarjetas de crédito?

Cuando obtienes una tarjeta de crédito o haces una compra a pagos fijos, generalmente hay una leyenda que indica un porcentaje de CAT, ¿sabes qué significa?, ¿lo tomas en cuenta para tomar una decisión sobre qué comprar? Si contestaste que no al menos a una de estas preguntas, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el CAT?

El concepto de CAT se aplica para la amplia variedad de créditos: el hipotecario, tarjetas de crédito, crédito para auto, casa o para compra de bienes de consumo duradero.

Es una medida estandarizada del costo de un financiamiento expresado en términos porcentuales anuales, que para fines informativos y de comparación, incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos como:

  • La tasa de interés
  • Comisiones

  • Primas de seguros (se excluyen las de los seguros de daños de automóvil cuando sean de libre contratación)

  • Impuesto al Valor Agregado (IVA)

  • Descuentos y bonificaciones

  • Diferencia entre el precio a crédito del bien y su precio de contado

  • Cualquier otro cargo que se le impute al usuario.

 

El CAT permite efectuar comparaciones entre las diferentes ofertas de crédito, en términos de un porcentaje expresado en términos anuales, independientemente de que los créditos a comparar sean de diferente plazo o tipo, con el objeto de que los usuarios tomen mejores decisiones respecto al costo de financiamiento.” (Banxico)

En pocas palabras, este porcentaje indica el costo de tu crédito expresado en forma anual, directamente proporcional a lo que crecerá crecerá tu deuda. Entre menor sea el CAT, menos crecerá el monto que deberás pagar por el crédito o la compra que hayas realizado.

¿Por qué en cada crédito el CAT es diferente?

El artículo 66 de la Ley Federal de Protección al Consumidor de la Profeco, establece que los establecimientos deberán informar al consumidor en toda operación a crédito sobre el precio de contado del bien o servicio, el monto y detalle de cualquier cargo (si lo hubiera), el número de pagos a realizar, su periodicidad, el derecho que tiene a liquidar anticipadamente el crédito con la consiguiente reducción de intereses; así como el tipo de tasa con el que se calcularán los intereses, incluidos los moratorios.

Por esta razón, el CAT de cada bien o servicio que pretende adquirirse a pagos o bien, de cualquier línea de crédito, es diferente, pues su cálculo incluye diferentes elementos.

IMPORTANTE: la Profeco recomienda que antes de decidir la compra de un bien (artículos electrodomésticos y electrónicos, calzado, ropa, etc.) y contratar un plan con pagos fijos con algún establecimiento, el consumidor debe solicitar lo siguiente:

  1. Precio de contado
  2. Enganche
  3. Periodo de pago (semanal, quincenal, mensual, etc.)
  4. Monto del pago fijo
  5. Tasa de interés
  6. Costo anual total (CAT)

Fuente: Profeco, Brújula de compra

Artículos relacionados

%d bloggers like this: