¿Qué score de Buró de Crédito necesito para una tarjeta de crédito?

El Buró de Crédito es el ‘coco’ de los adultos, pero en realidad, la mayoría de los miedos se debe a una falta total de información y casi todo lo que se cree como cierto es un error. Por ejemplo, muy pocas personas saben que el score o puntaje va de los 400 hasta 850 puntos y entre más alto, es mayor la probabilidad que te aprueben una tarjeta de crédito. Aquí aclaramos los mitos y te damos los detalles importantes que debes tener en cuenta para tu historial crediticio.

¿Qué es el Buró de Crédito?

El Buró de Crédito, al igual que el Círculo de Crédito, ambas son Sociedades de Información Crediticia (SIC), encargadas de recopilar el historial de todas las personas que tienen o han tenido un crédito, préstamo o servicio financiero en los últimos 6 años. Su función es reportar y calificar el comportamiento de del deudor según se paguen o no los compromisos adquiridos.

¿Qué es el score de Buró de Crédito?

Se llama score crediticio al puntaje mostrado en el reporte de crédito de las sociedades de información crediticia (tanto Círculo como Buró de crédito), e indica qué tan al corriente vas en los pagos de tus créditos. El score crediticio no se trata exclusivamente de una calificación cuantitativa o numérica, sino de una evaluación cualitativa.

¿Cómo se mide el score crediticio?

El score o puntaje va de los 400 hasta 850 puntos. Para obtenerlo influyen, entre otros factores, la puntualidad con que pagues todos tus créditos, tu estabilidad laboral y qué tanto tiempo has sido cliente de diferentes tipos de financiamientos bancarios o con entidades financieras.

Si has tenido créditos por al menos seis meses, ya cuentas con un score crediticio. Al ser un buen pagador subes tu calificación, pero si comienzas a retrasarte o abusas de la solicitud de créditos, puede bajar tu puntaje.

Además del score, en el reporte de crédito se te asigna un color según sea tu historial y puede ser:

  • Verde: cuando estás al corriente en tus pagos y no tienes deudas ni atrasos significativos.
  • Este color suele corresponder a un puntaje o score superior a 750, aunque desde 730 se considera un buen rango.
  • Las instituciones crediticias te consideran un potencial cliente y los bancos te ofrecerán las tarjetas de crédito más atractivas.
  • Amarillo: tienes algún atraso, pero el crédito está vigente. Puede ser que hayas dejado de pagar una mensualidad de la televisión de paga, del servicio de telefonía celular o de un crédito.
  • Este color usualmente corresponde a un score de 450 a 550
  • Las instituciones crediticias te consideran un cliente riesgoso, y quizá condicionen los productos a ofrecerte versiones básicas o con poca línea de credito.
  • Rojo: caíste en impago y tienes una deuda, esto sucede cuando dejas de pagar un crédito o un servicio o formas parte de la cartera vencida de alguna institución.
  • Este color corresponde a un puntaje desde 330 o incluso nulo historial.
  • Las instituciones crediticias evitarán formar una cartera con este tipo de clientes, atendiendo a que no tienen capacidad de pago.

¿Cuál es el score mínimo para pedir una tarjeta de crédito?

Depende de la tarjeta de crédito a la que apliques. En principio, todos los bancos te pedirán autorización para revisar tu historial en Buró. Cuando las instituciones consultan el Buró de crédito, pueden ver el “color” en que está tu historial, y sobre eso orientar su respuesta a tu solicitud.

Por lo general, para obtener una tarjeta de crédito, es necesario estar en color “verde”, pero existen otras alternativas si tienes mal historial crediticio. Es el caso de las tarjetas de crédito sin buró, mejor llamadas tarjetas aseguradas tarjetas de crédito garantizadas. Se trata de plásticos respaldados por dinero que tú mismo depositas en el banco como garantía. Dicho monto debe de ser igual o incluso un poco mayor, a la línea de crédito que pretendes disponer; además si fallas con tus pagos, el banco se cobrará de ese capital sin riesgo.

TIP: No vayas a ciegas con los bancos, revisa tu reporte de crédito en el Buró antes de aplicar. Recuerda que tienes una consulta gratuita cada 12 meses.

score_tabla2-01

¿Qué hacer si me negaron la tarjeta por estar en Buró?

Recuerda que NO te niegan una tarjeta por “aparecer” en el Buró de Crédito, e incluso es favorable que tengas tu historial registrado allí. Si por alguna razón la calificación de tu historial está en rojo, sí puede ser motivo de rechazo de una solicitud de la tarjeta de crédito. La única forma de mejorar tu historial es pagando o reestructurando tus deudas, y esperar de 3 a 6 meses para volver a aplicar a esa tarjeta de crédito.

No olvides que es imposibles que un tercero te “saque” de Buró de Crédito o “limpie” tu historial. Así que no te dejes engañar por quien fraudulentamente te promete corregir tu calificación.

¿Quieres sacar una tarjeta de crédito sin buró?

Si no tienes historial crediticio en Buró de Crédito, existen algunas opciones:

#1 Tarjeta de crédito asegurada

Los bancos suelen ofrecer este tipo de opciones a clientes que no cuentan con ningún antecedente bancario o crediticio. ¿Qué significa tener una tarjeta de crédito garantizada? Así se llama a las tarjetas de crédito que se encuentran respaldadas por dinero que tú depositas en el banco como garantía. Este monto generalmente es igual a la línea de crédito que dispones, aunque en algunos casos puede ser un poco más. Esta dinámica puede cambiar con el tiempo para que accedas a más crédito, siempre y cuando cumplas cierto periodo acordado y demuestres buen comportamiento en tus pagos. El banco te reembolsará el dinero que dejaste como “garantía” y entonces sí, podrás aplicar para obtener una tarjeta de crédito sin garantía.

# 2 Tarjeta de crédito departamental

Por otra parte hay tarjetas crediticias exclusivas de tiendas departamentales, que tienen sistemas de aprobación instantánea, pero solo se ocupan para hacer compras a crédito en la tienda de donde se emite. Si deseas adquirir una tarjeta departamental te recomendamos verificar las tasas, ya que en algunos casos son las más costosas del mercado.

Si optas por adquirir una tarjeta de este tipo te sugerimos usarla por lo menos 6 meses, ya que te servirá para “entrenar” tus hábitos de pago, puedes probar sus beneficios y al término de ese tiempo, ya habrás comenzado a trazar un historial crediticio para aplicar a una tarjeta diferente. Además, si descubres que no pudiste pagar fácilmente tu crédito, lo mejor será que liquides tu deuda cuanto antes. Recuerda que solo con disciplina financiera puedes mejorar tu historial crediticio, el compromiso es contigo mismo.

#3 Tarjetas de crédito clásicas

También existen las tarjetas bancarias que han sido diseñadas para clientes principiantes, especialmente jóvenes. El monto de crédito es reducido, pero ayudan a comenzar un historial crediticio y justamente por esa razón deben usarse con más responsabilidad; ya que el objetivo es generar un BUEN historial para tener posibilidad de solicitar otro crédito más atractivo, que permita concretar proyectos más ambiciosos (estudiar en el extranjero, comprar tu primer auto, financiar un emprendimiento, entre otros).

Cualquier opción que elijas para comenzar tu historial crediticio requiere que te vuelvas responsable de las fechas de corte y montos a pagar. Si te organizar para ir al día con tus pagos, estas tarjetas te ayudarán a entrenarte en la cultura financiera del crédito, el ahorro y los beneficios adicionales.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: