¿Puedo pedir un préstamo si tengo mal historial crediticio?

En general, pedir un préstamo si tienes mal historial crediticio es una mala idea. Además es poco probable que las instituciones financieras te lo den. Por otra parte, si estás endeudado y solicitas un préstamo, afectarás tu reputación como una persona responsable, ya que das la idea de que pides dinero cuando no puedes pagarlo.

 

¿Quiénes te prestan dinero si tienes mal historial crediticio?

 

Hay instituciones financieras que realizan préstamos sin buró, es decir: que no revisan tu historial en el buró de crédito o en el círculo de crédito y tampoco piden que tengas un aval forzosamente; pero las condiciones del préstamo no son las mejores. Por lo general, te prestan poco dinero y con intereses muy altos.

Por ello, si deseas contratar un préstamo sin buró es preferible que sea por alguna emergencia, ya que pedir dinero de esta manera puede causarte bastantes dolores de cabeza… y una deuda que se acumule como bola de nieve.

 

¿Cómo son los préstamos sin buró y sin aval?

 

Los préstamos que no te piden demostrar un aval, garantía ni un buen historial de crédito se conocen como préstamos inmediatos, urgentes, exprés o rápidos.

Te pueden dar desde $1,000 hasta $10,000, en plazos de hasta 90 días; pero ten en cuenta que entre más pronto pagues, el crédito te costará menos.

Lo bueno de estos préstamos es que si eres buen pagador, te pueden dar una gama más amplia de condiciones de pago, las cuales son mejores.

 

 

¿Cuáles son los riesgos de los préstamos inmediatos?

 

Además de los intereses altos que se pagan por estos préstamos urgentes, existe el riesgo de que te topes con algún fraude. Recuerda: si te ofrecen mucho dinero con condiciones demasiado fáciles, podría esconderse alguna trampa.

Para no pagar el doble o hasta el triple del préstamo inmediato que solicitaste, es muy importante comparar todos los intereses de cada una de las financieras que otorgan este tipo de servicios.

Nunca des tus datos si no confirmas que es una financiera confiable; si hay algo tan importante como el dinero,son tus datos personales.

Otra posibilidad para tener liquidez rápido son las tarjetas de crédito básicas:

 

¿En qué casos sí conviene pedir un préstamo urgente?

 

Si tienes alguna emergencia real y no encuentras a ningún familiar o amigo que pueda prestarte dinero, los préstamos inmediatos son una opción para solucionar problemas; pero intenta pagarlos lo más pronto posible para evitar pagar intereses demasiado elevados.

Pagar a tiempo tu crédito rápido también te ayudará a crear un mejor historial, al menos con la compañía que te presta, lo que podría asegurarte que, en otra emergencia, te vuelvan a prestar más dinero con mejores condiciones.

Algunas recomendaciones evitar problemas con tu préstamo inmediato incluso antes de solicitarlo, son las siguientes:

  • Investiga tu situación actual en el buró de crédito. Una vez que lo tengas claro, arma un plan de acción en el que consideres tus deudas, ingresos próximos, fechas de pago ideales y montos que designarás para el pago de dichas deudas.
  • Disminuye la cantidad de gastos innecesarios, y destina ese dinero a liquidar tu deuda poco a poco.
  • Controla las deudas que ya tienes. Antes de aplicar a nuevas tarjetas de crédito o préstamos, reduce tu deuda o balance al 25% de su límite.
  • No apliques para varias tarjetas o créditos en un corto periodo, pues afectarás tu historial de crédito.

En conclusión: pedir un préstamo si tienes mal historial crediticio no es tan buena idea, porque eso significa que tienes deudas y una mala capacidad de pago. Por otra parte, si usarás el dinero para alguna fiesta o algún gasto que no es de emergencia, evítalo a toda costa.

Si el préstamo es para resolver alguna emergencia, por ejemplo médica, y no encuentras a nadie más que te ayude, pídelo; pero intenta pagarlo lo más pronto posible para que no te cierres otra puerta.

 

Artículos relacionados

%d bloggers like this: